lunes, 14 de enero de 2013

Por fin una respuesta


Estimados amigos, lectores y visitantes ocasionales en busca de la respuesta a la elegancia de las hormigas francesas o inquietos por los robos de bombonas de butano en los descansillos: Os comunico que he participado en un concurso y chachaaaaaaaan (redoble de tambores) .... 

¡¡He fracasado miserablemente!!

Ea, ya está, se ha acabado la entrada, ha sido breve, lo reconozco, pero lo bueno si breve, dos veces bueno.

Ya, que además de breve tenía que ser bueno, y esto dificilmente ¿verdad? Bueno, pues por lo menos que tenga una duración estándar así que os adjunto mi participación en el concurso. 

Resumiendo os explicaré que había que escribir una carta para Jane Austen, así que se la ha escrito una amiga de todos nosotros. Bueno, de los de las hormigas que roban bombonas en los descansillos no la conozcan mucho, pero yo, francamente, creo que ya va siendo hora de que esta chica contestara a algo.

Por cierto, si lo preferís lo podéis leer aquí, junto al resto de los talentosos participantes, que lo han dejado muy cuco.


Y aquí, los ganadores, bases, etc...



Mi querida amiga,

¡Por fin se ha producido mi presentación en sociedad! Tengo que contarte todos los detalles porque esta es, sin duda, una de las ocasiones más memorables en la vida de una jovencita. A mí, por lo menos, se me han hecho eternos estos dieciséis años hasta que ha llegado.

Creo que mi existencia ha alcanzado uno de sus puntos álgidos, ahora ya no me queda más que casarme en unos dos años y morirme de sobreparto en otros dos ¡¿Puede existir dicha mayor?!

Los preparativos para mi gran noche comenzaron horas antes, cuando todo un ejército de criadas y familiares femeninos vinieron a resaltar mi belleza natural por medio de todos los afeites, lazos y postizos habidos y por haber. Al principio me resultó incluso divertido. Tres horas más tarde, algo menos.

El pelo me tiraba horriblemente del moño que me hicieron y además la joven segunda doncella que me hizo los bucles me quemó tres veces la oreja izquierda. Lo último que oí por ese lado fue a mi tía diciendo “Mary, guarde los pendientes de la abuela, que creo que no van a hacer falta.”

Cuando por fin llegó el momento, hice mi entrada triunfal bajando la escalinata con majestuoso porte, setenta horas de trabajo de fina pasamanería encima y sorda de un oído para toda la vida.

A mi paso (o eso me pareció) se oyó un oooooh de admiración, bueno quizá el ooooooh era porque parecía una lámpara de araña, pero la posibilidad de que fuera la heredera de la  inmensa fortuna de mi tío me hacía parecer elegante y sencilla.

¡Que noche, Jane! ¡Qué noche! No paré de bailar en toda la velada, ora con un conde, ora con un duque, ora con un señor que no tengo ni idea de quién era pero con el que me cruzaba cada dos por tres, en esas vueltas y revueltas que damos en estos bailes de moda, y que me dejó los guantes con un inconfundible olor a sándwich de pepino.

Y todos aquellos jóvenes se interesaban muchísimo por mí y no paraban de hacerme sutiles preguntas como “Así por hablar de algo ¿Cuántas libras anuales dirían sus tíos que es lo adecuado para dotar a una jovencita tan encantadora como usted?”, “Esos pendientes de diamantes ¿Son suyos?. Por lo menos el de la única oreja que le queda.”

De todos mis pretendientes que ese día surgieron, Freddy Ploverhead es sin duda el más incapaz y, por lo tanto, mi favorito.

Cada vez que mi tío y tutor, Lord Worthington, veía que le prometía los siguientes dos bailes, se lo llevaban los demonios. A mi tío, se lo llevaban los demonios y a mi tía, sus compañeros de partida. Que a ella su familia le preocupa como al que más, pero siempre dice que cuando juega al whist, le importa más un séptimo punto que una sobrina primera y que un segundo marido.

Pero mi tío no ha olvidado a Freddy, y desde aquella noche nos ameniza todas las comidas negándose en redondo a permitir mi boda con semejante botarate. Lo sé porque con el bastón que le regalamos las últimas navidades se dedica a dar golpes contra la mesa (de fino repujado europeo) mientras grita:

- No te casarás con ese bo-ta-ra-te.

¡Ay, cómo voy a echarlo de menos el día que me case y deje esta humilde mansión que es mi hogar!

En esas ocasiones yo me levanto de la mesa, me llevo un pañuelito a la cara con mucha afectación, estiro el brazo izquierdo todo lo que puedo para disimular que me sale chepa con los vestidos que me cosió la segunda doncella (que a este paso, no llega a primera, eso si llega al verano), y llorando digo:  “Pues me mataré.”

O "me meteré en un convento", o cualquier otra pamema que se me ocurra en ese momento, y abandono el comedor con grandes suspiros. Intentando siempre que estos arranques de dignidad herida coincidan con el día que la cocinera, Mrs McGalaway, prepara su pudding de morro relleno de riñones.

 Tuya por siempre, Edwina

34 comentarios:

susana dijo...

Muy bueno. Te merecías el premio. Un beso.

Doctora dijo...

Yo es que no puedo participar en ningún tipo de concurso o sorteo desde que le quemé la caseta a aquel invidente. Me lo hizo firmar el juez.

Tremenda injusticia que no hayas ganado, quizá les ha asqueado lo del pudding de morro y como lo pones al final se han quedado con eso :(

Mónica-serendipia dijo...

¡Tongo! ¡Tongo! Loque for president!! Seguro que ha habido trampa y soborno de jurados, no puedo entender otra cosa. La presentación en sociedad es sublime y merecía todos los premios del mundo mundial de todas las épocas.
Bueno, al menos nosotros no nos quedamos sin disfrutar del relato, que es estupendo. Ánimo, loque, al próximo será!!

El niño desgraciaíto dijo...

Pues me ha parecido una carta muy buena. Esa denuncia de los atentados contra Edwina de la segunda doncella merecían darse a conocer!

Lillu dijo...

Yo creo que no han sabido apreciar tu fino sentido del humor. O eso o que en vez de "belleza natural" tenías que haber utilizado la expresión "incontestable belleza", con mucha más fuerza, dónde va a parar. Por lo demás, enhorabuena por esa genial carta de participación :D

saluditos

Isabel Hernandez dijo...

Que quieres que te diga, tienes nuestro premio, que vale más que el de cualquier jurado, donde va a parar!!

No me gusta criticar el trabajo de nadie, pero es que no había color, Edwina es genial y esto es irrebatible, digan los jurados lo que digan.

Uno dijo...

LOQUE es importante es participar que dijo el barón de Coubertin cuando consiguió el numero 25 en el cuaderno de baile de Edwina.
No sabes lo que, al día de hoy, cuesta que me arranquen una carcajada y tu Edwina no falla en ninguna de sus entregas. Por eso la quiero tanto. Te felicito.
Un abrazote.

Alice Silver dijo...

Mónica me ha robado las palabras, yo también iba a gritar ¡Tongo! ¡Tongo! Bueno, ya lo he hecho. Quizás el jurado no pudo soportar la muerte de sobreparto de la protagonista, quizás pudieron admirar a una heroina sin oreja... quizás no tenían sentido del humor...

loquemeahorro dijo...

Susana Muchas gracias, espera, espera, voy a decir una frase muy original "Mi premio sois vosotros".

Me ha quedado muy bien, eh? Pero es verdad, cursi, pero verdad.


Doctora Desde luego, vaya juez tiquis-miquis, total... una caseta más o menos... (qué bueno)

Es verdad, lo del pudding de morro me ha hundido en la miseria, y no me extraña.


Mónica Serendipia Todos los premios del mundo-mundial, ahí te he visto, yo sin ir más lejos, me sorprendí mucho ayer cuando vi que no me habían dado ningún Globo de Oro.

Me alegra que os guste la carta, ese era el objetivo (el Globo de Oro)


El niño desgraciaito Muchas gracias y yo también creo que lo de la oreja de la debutante era un tema sangrante. Y nunca mejor dicho.

loquemeahorro dijo...

Lillu Es verdad, me ha fallado lo de incontestable belleza. Ay, qué fallo. Muchas gracias, guapa


Isabel Hernández Gracias, muchas gracias, pero bueno, estas cosas son muy subjetivas y el ganador estaba bien escrito. Juzgar estas cosas debe ser difícil.


Uno Qué bueno lo del barón de Coubertin, que vaya, vaya, no sabía que había sido pretendiente de Edwina (herself).

Muchas gracias y de verdad que me alegra haberte hecho reír.


Alice Silver Entre la oreja mutilada y el pudding de morro, a lo mejor estaba resultando un poco asquerosita. Bueno, veremos que opinan en los Oscars.

laesti dijo...

Aquí lo que ha fallado es mandar un regalito al jurado. Les envías un pudding de morro relleno de riñones y fijo que ganas.

Isi dijo...

Ayyy Loque, qué pena penita pena. Para una vez que Edwina se digna a contestar, ¡¡y no gana!!

TONGAZOOOOO

loquemeahorro dijo...

LaEsti Con semejante soborno ¡a ver quién no se vende!


Isi Desde luego, esta Edwina, por una vez que dice algo. Pues nada, por vaga!

JuanRa Diablo dijo...

Normal que no hayas ganado. En los concursos es fundamental que sean obras originales e inéditas.

Y tú vas y presentas a Edwina, con lo famosa que es, desde Peñíscola a los países de ultramar.

Pero no desesperes, mi sabia amiga, que en cuanto te presentes a un concurso de Misses y se percaten de que eres mujer de incomparable belleza... ja, nos vamos a reír de este ruin desaire.

loquemeahorro dijo...

JuanRa Diablo Me ha gustado mucho lo de Peñíscola, y me emociona que Edwina sea famosa en tan noble villa ;-)

Ruín desaire. Jo, qué frase tan buena, te la voy a copiar.

Ángeles dijo...

Coincido con JuanRa (cómo no!): la fama y alcance de tu obra magna la descartan como participante en concursos para autores noveles.

Es como aquel que se presentó a un concurso de feos, y era tan feo, tan feo que lo descalificaron por profesional.

xGaztelu dijo...

Yo me reído, como siempre, pero tienes que reconocer que a los jueces de tu concurso se les debió quedar cara de póquer al leer la carta de Edwina … (por cierto, la página da un poco “de miedito”)

xG

loquemeahorro dijo...

xGaztelu Quieres decir que a lo mejor hay que ser un "iniciado" ¿no? Es posible.

Me alegra vivamente que te haya hecho reír.

loquemeahorro dijo...

Ángeles Claro, es que Edwina ya es una autora consagrada. Bueno, espera, si hasta ahora no había escrito nada la muchacha.

Bueno, el género en sí, ya es un clásico.

bibliobulimica dijo...

Ayy Loque ¿pero que no has quedado en tercer lugar? (o eso me dice algo que está colgado a la derecha en tu blog)
Merecías el primer lugar...como dice Isi: hasta que se digna a contestar y ha perdido...quien sabe si Edwina quiera escribir algo más.
Yo creo que lo que sucede es que Edwina no quiere ganar en un microrelato y quiere que le editen su propio libro. ¡Eso!
Un beso,
Ale.

Sonja dijo...

Bueno teniendo en cuenta que con tu fina ironía te ciscas un poquito en la literatura de época ya es mucho que te hayan dejado participar jeje, eso es que les has parecido realmente buena, seguro que el jurado se ha descuajeringado al leerte, luego ha tenido que componerse el moño, carraspear y elegir algo "razonable" y acorde con las circunstancias.

O sea que entiendo que ha sido un éxito y te habrás ganado un buen fajo de ... seguidores.

loquemeahorro dijo...

Bibliobulímica No, no he quedado en ningún lugar, este tercer puesto es de otro concurso de hace algún tiempo.

Y sí, realmente por una vez que escribe Edwina (que ya iba siendo hora), y no se come un colín... ni una empanada de morro.

Yo entienda que quiera que le editen un libro, pero no sé si va a poder ser. Como mucho, autoedición.


Sonja Muchas gracias, espero que sí que se hayan descuajeringado, porque la descuajeringación del público es el objetivo de mi esfuerzo, y no hay cosa más triste que la gente que se ve que no pilla el chiste y se queda con cara de "Pobre chica, y parecía normal".

Eso, eso, seguidores que se descuajeringuen.

Melodías por escrito dijo...

Hola!! Acabamos de encontrar tu blog y te seguimos desde ahora! :D Ojalá que también te guste el nuestro!! Un abrazo fuerte y feliz año! :)

http://melodiasporescrito.blogspot.com.es/

loquemeahorro dijo...

Melodías por escrito: Gracias, me alegra que os guste.

Blackmount dijo...

oh que injusticia, ande vamos a llegar. si es la carta mas mejor que la señora Austen puede recibir, y si no le pregunten a ella misma que para eso es seguidora tuya, que hay un retrato que lo demuestra

loquemeahorro dijo...

Blackmount ¡Anda, pues es verdad! Es cierto que Jane Austen es seguidora de este blog y bien maja que es.

Ahora vive en Canarias, claro, es de esos jubilados británicos que se vienen a climas más cálidos.

Maribel dijo...

Loque inmediatamente voy a presentar una queja ante estos señores jurados, ¿no saben de tu belleza incontestable?
Ayyy, que no ha sido el look lámpara de araña, ni su falta de sentido del humor, ni....
es que el jurado quería final feliz, mira que escribir me mataré, lo has intentado suavizar con el pudding pero ni por esas, toooooongo!
Creo que hay un repunte de Edwinas... hoy he leído en un suplemento dominical que una señora es multimillonaria vendiendo fajas, hace estragos entre las famosas, y sólo tardas !!3 horas!! en ponertelas, vamos, que esta ha leído tu entrada sobre los bañadores y .. voilá..a inventar, si es que son muchas ya las ideas que salen de este blog, series, libros....no es justo!!
Toooooongo!

El Guisante Verde Project

Jane Jubilada dijo...

Pero ¿cómo que había que escribir una carta a Jane Austen? Pero si no he recibido ninguna... Bueno, miento. He recibido la de la querida Edwina, que por supuesto es la poseedora del espíritu de la época, la que conoce los valores y virtudes de la clase social a la que ella y yo pertenecemos, la que sabe, igual que mi personaje "Emma", como tratar a la clase inferior...
Desde los celajes, te nombro ganadora única de ese concurso al que te has presentado. Todas las demás cartas son vulgares remedos.
Jane.

Jane Jubilada dijo...

Y ya ves cómo Blackmount se dio cuenta enseguida de que en todo esto había un error.

loquemeahorro dijo...

Maribel O sea que la "lycra fuerte" está triunfando allende los mares, y a mí no me pagan derechos de autor.

Cuántas injusticias, ahora sí que me mataré comiendo pudding de riñones, bueno, mejor no.



Jane Jubilada Evidentemente querida Jane, tu opinión es la que realmente debería prevalecer, porque eres la auténtica Jane Austen.

Y sí, Blackmount lo vio claro, en concreto vio claro tu imagen y dijo "Tate, la inmortal (y nunca mejor dicho) autora británica"

Ramona Rosbif dijo...

Pues estoy de acuerdo en que te merecías el premio

loquemeahorro dijo...

Ramona Rosbif Veo que eres una persona con un buen criterio incontestable.

Gallo dijo...

FAbulosa, que saben ellos!

Tienes mi primer lugar!

loquemeahorro dijo...

Gallo ¡Tú sí que tienes criterio!

Muchas gracias, admirable caballero.