lunes, 21 de diciembre de 2009

Mi (otra) mortal enemiga.

Una chica que conocía me contó que cuando era pequeña, los fines de semana de invierno, en los que sus padres intentaban que se levantaran, ella y sus hermanos, sin éxito, al final les decían "Ha nevado, está todo blanco" y ellos, se levantaban al momento ilusionados, para comprobar que una vez más les habían engañado como a chinos.

Aunque no es por nada, pero a mí los chinos no me parecen especialmente ingenuos, la verdad. Yo cambiaría el dicho por "Les han engañado como a votantes" o "...como a participantes de programas de madrugada donde una chica joven y escotada grita que llamen por teléfono", vale, quizá queda un pelín largo.

La cosa es que aunque se lo habían hecho muchas veces, los pobres eran como los peces que beben el río, que picaban y picaban y volvían a picar, porque lo de la nieve, cuando eres pequeño, hace una ilusión tremenda.

A mí también me ilusionaba y pocas cosas me podían hacer más feliz que oir al levantarme "Ha nevado".

La pregunta es ¿Cómo se ha convertido algo que me hacía tantísima ilusión y que esperaba emocionada en la peor noticia que me pueden dar por la mañana?

Supongo que tiene algo que ver con que cuando era pequeña, que nevara, podía suponer además de jugar y hacer bolas de nieve, un día de asueto. Y siendo sinceros, librarse del cole gusta muchísimo, aunque tenga que haber un tornado que se lleve medio país por delante.

Así que despertarme y ver una capa de nieve alucinante era mi sueño, sin embargo, por extrañas razones, no solo nevaba más bien pocas veces, sino que el día que pasaba, apenas sí caía y no cuajaba, y a media mañana, ya no quedaba nada.

Una gran nevada, grande, grande, no la he visto hasta hace 5 años aproximadamente, o sea, cuando ya trabajaba y para mí la nieve era sinónimo de gran atasco, y resbalones en la calle.

Y el año pasado en el trabajo, que se me caían las lágrimas imaginándome que no podía volver a casa y que nos quedaríamos ahí aislados, teniendo que recurrir a opciones extremas para no pasar hambre, cosas tan abyectas como... no quiero escandalizar a nadie, pero un momento que pensé incluso en comerme un sandwich de máquina. Ea, ya lo he dicho, siento si he herido alguna sensibilidad (gastronómica).

Y es que los fenómenos metereológicos me odian, únicamente porque nunca sabré si se dice metereológicos, meterológicos, o qué (que reconrosillas que son las isobaras, la verdad).

Pues bien, esta bonita mañana, al levantar la persiana, he visto una nevada de las que soñaba cuando era niña: Una capa gordísima de nieve, casi sin pisadas y ni la más mínima pinta de que fuera a desaparecer en horas y horas.

Escenario correcto, momento incorrecto: Lunes a las 7 de la mañana y dejé el colegio hace más de 25 años.

Hace pocos años, solo podía ir en autobús, pero ahora puedo ir en metro, que por extraño que parezca es la ruta más larga y procelosa, además me pilla más lejos de casa, pero previendo el atasco del millón de dólares, es el medio de transporte por el que he optado.

Así no me pasará como la penúltima gran nevada, que cuando el bus se quedó totalmente varado en la nieve, llamé a mi oficina y le dije a la recepcionista lo que pasaba y añadí: Bueno, si veo que nos empezamos a devorar unos a otros, ya te avisaré.

Después el autobús consiguió arrancar y anduvo unos metros dando tumbos, que la genta acompañaba con oooooooooeeeeee. Y es que al final va a ser verdad que en España somos muy flamencos (quién lo hubiera dicho)

Pues bien, he salido de casa y para mi inmensa alegría he visto que había un pasillito en la acera, con su sal y todo.

La felicidad me ha durado lo mismo que el pasillo: 5 metros, y es que se ve que solo han limpiado en lugares selectos, que no digo yo que mi portal no sea un lugar selecto, pero desde ahí ¿A dónde voy?

En mi caso, he ido a luchar contra los elementos, o lo que es lo mismo, a intentar bajar una cuesta con un desnivel del 40% y con hielo.

Que ahí quería ver yo al "Último superviviente" ese, y que deje de comer gusanos y otros bichos (que no sabemos qué le habrán hecho al hombre), y que intente
llegar a trabajar desde la periferia, el día que nieve.

Yo le he dicho muchas veces, yo a esos grandes aventureros que salen en la tele haciendo el chorra por ahí con chalecos con muchos bolsillos, les daba un bono-bus y les decía que fueran desde una urbanización en alguna parte perdida de la provincia de Guadalajara (a 15 minutos del centro), hasta un polígono industrial de Fuenlabrada escogido al azar, y te digo que termina llorando hasta el más pintado

Volviendo a mi aventura, ha habido un momento en medio de la cuesta abajo esa helada, en que yo también he estado a punto de llorar. Por lo de la sal, digo, no por otra cosa...

Cómo me habrá visto de desesperada un tipo que había por ahí, que me ha gritado:
- Agarrate aquí, agárrateeee.

Hay que decir que mi caballero andante tenía una voz "aguardentosa" a la par que una pinta de lo menos recomendable, pero en semejante circunstancia he pensado que era mejor no tomar muy en cuenta el consumo de bebidas espirituosas del caballero.

Y es que en ese momento, me hubiera agarrado hasta a Matías Prats y le hubiera reído hasta los chistes, me hubiera agarrado a cualquiera, incluso, incluso...¡Incluso a Sánchez Dragó!. Vale, quizá en ese caso, hubiera preferido el deshielo.

Por fin llego a la estación de Metro, y en la puerta me para una chica
- ¿Sabes dónde está la Avenida de Somosierra? (Que buena calle para ir hoy, eh?)
- Pues no, pero ¿Dónde vas exactamente?
- Pues voy a la Avda. de Somosierra

Sí, algo había oído al respecto...
- Ya pero ¿Me puedes dar alguna referencia más?
- Ah, sí, sí....
Resumiendo: Iba al 5º pino, esa no ha llegado, palabrita, a menos que llevara los esquíes de travesía escondidos.

Segundo capítulo: El Metro no iba tan llenísimo como me estaba temiendo, hasta que hemos llegado a un estación que simplemente sirve para que todo el mundo se baje y cambie de tren.

¿Cómo expresar lo que había en el andén esperándonos? No sé... ¿Habéis oído alguna vez que en los años 60, las películas que iban a tener escenas muy espectaculares, con muchísimoos extras, tipo "Doctor Zhivago", se rodaban en España?

Lo certifico: Se rodaban en España, en concreto en la estación de Metro donde he estado yo esta mañana.

Para salir del vagón, nos habían hecho un pasillo, como el los futbolistas, pero a lo bestia, llegabas al fondo del andén, y se acababa el pasillo pero no podías pasar.

Una iba diciendo Guau-guau-guau. No sé si sería la que decía lo de oooeeee cuando pasó aquello del bus, o la hija de Joaquín Luqui.

Pasar al otro andén, donde iba a pasar nuestro tren, ha tenido su gracia, menos mal que los seguratas lo amenizaban pegándonos gritos, mientras sus perros ladraban.

Unos que cogen un tren y van hacinados, con unos guardias muy malos con perros...¿En qué película he visto yo esto?

Al llegar al famoso andén, ha quedado claro, que todos no cabíamos en el tren que llegaría.

Así que lo hemos dejado pasar, después ha llegado otro, y ha sonado por megafonía
- Este tren no admite viajeros.

Bueno, el tren no admitiría los viajeros, pero los viajeros admiten cualquier cosa y se han metido a saco.

Ha vuelto a oírse:
- Este tren no admite viajeros.

Varios nos hemos quedado fuera mirando a los de dentro pensando "Qué tontuelos" y los que los de dentro nos miraban como pensando a su vez "Creo que me he dejado el audífono en casa".

Así nos hemos quedado unos y otros mirándonos cuan rivales de peli del Oeste, a ambos lados de las puertas de los vagones, bueno, pero con más cara de "desorientados" que otra cosa. Algunos que estaban dentro, asomaban la cabeza por las ventanas (la actitud más inteligente, antes decapitado que no enterarte).

Al final han sonado los pitiditos de costumbre, se han cerrado las puertas y el tren se ha ido con un buen número de personas dentro, quién sabe a dónde ¿A cocheras? ¿A su destino? ¿A la dimensión desconocida?

Si mañana véis en el periódico "Record de denuncias de desapariciones, ayer en la capital". Pues ya sabéis quiénes eran...

Así que después de dos trenes diferentes, pude subirme en uno, que no iba hasta los topes, y así he podido fijarme en que aunque había gente que hasta llevaba esas botas que dan tanto miedo ¿Cómo se llaman? Ah, sí, de goretext y otros pasaban de todo, como la de mi lado, que llevaba zapatitos de charol de tacón de aguja, medias y falda. Antes descalabrada que sencilla.

Yo pensaba que al llegar a la parada de mi oficina, todo sería mejor, y me decía a mí misma:

- Mujer, en la Castellana, habrá sal y estará limpio.

Y habrá, habrá... esta tarde seguro que habrá sal y estará limpio, porque cuando yo he llegado solo faltaba el trineo que llevaban las de "Mujercitas".

¿Que si he llegado? Bueno, media hora tarde y después de pisar todo el césped del barrio (lo siento, era él o yo), he vislumbrado el edificio de mi oficina, con la misma ilusión que deben experimentar los peregrinos que ven la Catedral Santiago a lo lejos y he pensado, embargada por la emoción:

- ¡Lo que más odio de estos días, es que me hace desear llegar al trabajo!

43 comentarios:

Isi dijo...

Soy primer!

Isi dijo...

bieeeen!

Loque: lo que tú has sufrido hoy, nosotros lo sufrimos todos los años, te lo juro. Debe de ser que toda España se entera de que va a nevar en el norte, menos nuestro ayuntamiento, que o no se entera de que va a nevar, o se piensa que no estamos en el norte; eso no lo sé.
El caso es que hoy nieva (por ejemplo), hiela toda la noche y la nieve se convierte en hielo, mañana por la mañana vuelve a nevar, y ya entonces hay barrenderos con la sal. Antes no, para qué, que lo mismo sólo es un día de nieve... TODOS tenemos botas de goretex que llevamos con chándal, con vaqueros y con todo tiempo de pantalones "monos", excepto con faldas, pues se te podría caer una pierna por congelación y no he visto a nadie llevarlas; de hecho, miramos raro al que no va con estas botas por la calle.
De camino al trabajo oyes unas cuantas ambulancias en distintos puntos del trayecto: la gente que se cae por causa del hielo.
¿Y qué más contarte? no sé hija, que tocas el radiador y te quemas la mano, pero la sensación en casa es que no hay calefacción, que tengo puestos ahora mismos 2 pijamas uno encima de otro para ponerme a estudiar (como estoy quieta tanto rato), y que para ir a trabajar también me pongo dos pantalones ¡¡porque se me congela el culo!!

A mí sólo me gusta la nieve cuando no tengo que ir a trabajar, creo. He dicho.
Igual vuelvo luego a quejarme más.

Isi dijo...

Estoy leyendo las noticias y veo que, efectivamente, en Madrid estáis peor que en León. Tienen excusa, y es que no pasa muy a menudo, pero hombre, lo sabemos desde hace unas semanitas...

Sólo veo "caos", "colapso", "heladas", etc.
Por lo menos sigues viva, consuélate... :(

loquemeahorro dijo...

Isi: Veo que compartes mi amor por este tipo de caos urbano.
Aquí cada vez que llueve un poco fuerte, los bomberos hacen salidas a tutiplen, que parece que no hubiera llovido en la vida, y cuando nieva, es el acabose.

Tienes toda la razón, parece que no existieran los parte mete... meteor... digo del tiempo.

dra jomeini dijo...

Diosssss, espero que las nevadas sean sólo un recuerdo cuando aterrice yo allí el día 31 de diciembre. O si no, me veo tomando las uvas en Barajas...

loquemeahorro dijo...

Dra Jomeini: Te aseguro que me acordaba de tí esta mañana cuando veía a la gente bañándose en Canarias.
Pero veo que ni por esas.
Pues te advierto que en Barajas hay un ambientazo que no veas!!

Hilario dijo...

Ahora comprendo lo que me has dicho antes.
A mi me gustan mucho los programas del ultimo superviviente y de escalar montañas. Si tú haces otro dímelo que lo veré encantado.
Aquí, en Valencia, no ha nevado nada.
Saludos.

loquemeahorro dijo...

Hilario: Pues sí, tu entrada ha sido mi única alegría, la verdad.
Yo tengo muchos capítulos de "entrevista en un polígono industrial en la periferia madrileña" pero aburriría hasta a las ovejas, la verdad.
Eso sí, prometo que nunca me he comido un gusano ;-)

Bookworm dijo...

Aquí tampoco ha nevado nada. La última vez que vieron nieve por estos lares fue en el año 86, que fue el año en que precisamente yo vine a vivir a Pontevedra. Yo estaba alucinada de lo alucinados que estaban los de mi generación por ver nieve, porque con 17 años (en el 86) no la habían visto jamás, y por lo que se ve, la cosa sigue igual. Que conste que a mi me parece fatal, porque puestos a pasar frío una estampita blanca queda ideal, aunque suponga la suspensión de clases. Aquí las suspendieron el miércoles pasado y nos dio la risa, ni llovió, ni nevó ni ventó, sin embargo hoy que no dieron alerta ha salido volando el tejado del pabellon del instituto que está al lado de la playa. A estas horas sigue cortado todo el tráfico y desvían a la pobre gente por caminos que no conoce. Varios han venido a dar al portal de mi casa. ¡Pobriños!
Besos guapa y abrígate.

xGaztelu dijo...

Si es que cuando nieva en Madrid, nieva pero bien bien. LOQUE, me ha hecho gracia todo (lo del trineo de mujercitas ...) pero especialmente lo de las botas de Goretex, porque es verdad que esta mañana Madrid parecía –en cuanto a calzado se refiere- La Pedriza ...

xG

lammermoor dijo...

Pues aquí no nevo pero cayó una helada de tres pares .... Al leer tu mención al ayuntamiento leonés Isi me acordé de esta mañana que llamó una señora y me preguntó: ¿Eso es del ayuntamiento? Pues, sí; es del ayuntamiento. Quería que echaran sal en la zona en la que vive porque estaba completamente helada.
Como nosotros estamos en alerta (no por nevada, sino por inauguración aunque no tengamos muebles, ni teléfono, ni...)solo pude decirle que llamara a la centralita o buscara en la guía el número directo de Servicios Operativos -no es que sea mala, es que de memoria no lo se y el listín de teléfonos está desaparecido, como las sillas y las mesas que me robaron)

Loque, creo que esta batallita vale por la que no os conté del lavavajillas. Y siento que lo hayas pasado tan mal -a mí tampoco me gusta nada la nieve cuando tengo que ir a trabajar- pero me ha hecho mucha gracia tu forma de contarlo.

Doctora dijo...

La nieve es un timo.En las pelis de dibujos parece blanda y de textura agradable,pero no,es un pegote frío y escamoso.
En este mes he visto nevar más veces que en 23 años y ya estoy harta.No he salido de casa por la mañana,pero mi padre es transportista y me preocupa.
Con las ganas que tenía yo de que acabase el verano...qué traicionada me siento ¬¬

El Guisante Verde Project dijo...

Perdón, Loque, el año pasado las dos nevadas estupendiosas de Madrid contaron con nuestra presencia.
Al ir y al regresar de Praga (por Madrid), también ha nevado; el martes, fuimos al evento, también... Se nos olvidó avisarte, cada vez que vamos en invierno a Madrid... nieva!!
Creo que volveremos en enero, jejejejeje, daremos cuenta del día si se produce.
Por lo demás, no se que decir; en Bilbao tenemos 17 grados, y no ha nevado nada de nada; la temperatura mínima, 4 grados; todo el fin de semana con la ropa preparada, y na de na. Habrá que acercarse a León, jejejeje.
Voy a discrepar en una cosilla, supongo que H.L. dirá lo mismo. Echar sal es una barbaridad, de hecho en Europa del Norte, donde nieva de verdad, y durante muchos meses, está prohibido por el perjuicio ecológico que tiene. Hay otras formas, pero deben ser más caras, o más complicadas, o dejar menos comisiones....

Nosotros también tenemos botas de esas que dan tanto miedo, jajajaja!!

Saludos!

Isi dijo...

Viene el parte del tiempo (no meteorológico): afortunadamente ha estado toda la tarde lloviendo, hemos subido a 2º y el hielo se está derritiendo.
BIEEEENNNNNNN

Hoy he visto pasar la vida ante mis ojos cuando casi me caigo de un resbalón.

Roberto: ¿17 grados? ¿estaréis en la playa tomando el sol, verdad? jope, 17º...

Lammermoor: te veo con el saco de sal y la pala ;)

Alice Silver dijo...

Yo también he sufrido la nevada madrileña, por la mañana compartiendo el metro con todos los que decidieron dejar el coche, no podíamos comernos porque no podíamos ni mover las mandíbulas de lo apretados que ibamos.
Me ha encantado toda la entrada: la nostalgia de la nieve de la infancia, las botas de goretex, el polígono de Fuenlabrada y por supuesto el trineo de Mujercitas.

Inma dijo...

Vaya comienzo de invierno... Siento que lo hayas pasaado mal pero lo cuentas que es una alegría.

Aquí no ha nevado, ha llovido a mares y yo que iba con prisas porque me ha tocado hacer de Gaspar en el cole de mis hijos, cuando iba hacia el pueblo a disfrazarme me he dado cuenta que se me olvidaban los guantes, e intentado girar en el camino de cabras de acceso a mi casa y me he quedado con el coche que ni patrás ni palante. Menos mal que con el comodín de la llamada Enrique me ha explicado para poner la tracción a las 4 ruedas y he salido, ya para el cole y sin guantes.

P.D.:Muchas gracias por compartir tus batallitas.

loquemeahorro dijo...

Bookworm: ¿Voló el tejado del instituto? Madre del amor hermoso, solo faltaban Dorothy y Toto.

xGaztelu: ¡Gracias! Pues sí, yo estos días me fijo mucho en el calzado de la gente, y ayer parecía que estaba en el tren ese que va a Siete Picos.

Lammermoor: Muchas gracias, de eso se trata, de que os haga gracia. Es verdad que siempre quedará la intriga del lavavajillas... Lo de tu trabajo, aaaaaaaay, qué paciencia tienes que tener.

Doctora: ¿Verdad? En las películas es muy bonita, y en la sierra también, hay cae una de mejor calidad, o algo así... pero en Madrid es una porquería como negruzca...

Guisante Verde : Don't worry, me consta que vuestra agenda es muy apretada. Cada vez que digo esto me imagino una agenda con muchos papelitos por dentro, a reventar y cerrada como con unas gomitas :-)
Cuando podáis, yo encantada. Pero no hace falta que os traigáis la nieve, de verdad... no hace falta... y yo os lo agradezco, eh?

Me alegro de que ahí tengáis tan buen tiempo ¡Quién lo hubiera dicho, el mito del Norte, por los suelos!
Ah, y de que el chiste de las botas de terror os haya hecho gracia (era un poco de Iván el Terrible, no?)

Isi: Ayer mismo vi a un chica de León y me decía "Ahí sí que hace frío" y yo le dije que sí, que tenía una corresponsal que me daba las noticias, lo de caerse en la nieve, lo he visto un montón de veces en mi barrio que tiene una combinación de cuestas, aceras estrechas y giros extraños alucinante.

Alice Silver: Gracias, guapa. A mí me ha hecho mucha gracia lo de "no podíamos comernos porque no teníamos espacio para mover las mandíbulas".

Inma: Gracias, y menuda aventura la tuya, lo del comodín de la llamada, muy bueno. En fin, los Reyes Magos es que tienen que enfrentarse con muchas dificultades en el camino, pero al final, las superan todas.

Bookworm dijo...

Pues voló SÍ. Somos famosos, hasta hemos salido en el telediario de Tele5 (al menos). En fin, que de momento sólo hay un carril habilitado.
Esperemos que la cosa se vaya normalizando hoy.
Aprovecho para felicitarte las fiestas, aunque también dejo una felicitación general en mi blog.
Hago parón navideño.

Felices Fiestas y pásalo bien. Ya nos harás unas divertidas crónicas después.

Besos.

loquemeahorro dijo...

Bookworm: La cosa es quejarse, porque si habéis salido en la tele ¿Qué más queréis? En fin... paciencia.

Feliz Navidad para tí también, yo voy a estar missing también.

R. dijo...

Loquemeahorro:

Más tarde voy a volver a poner mi dvd del Doctor Zhivago, y voy a alucinar un poco...
Espero que las condiciones climáticas mejoren. Yo en este lado del hemisferio sur sólo deseo que no me achicharre con los 30 grados que vaticinan (aquí nos sentimos en el infierno cuando marca 26, 27, 28; y en la congeladora cuando apenas bordea los 13 grados).
Eso sí, por nada del mundo se te ocurra asirte de la cabeza de Sánchez Dragó. No sé dónde leí que usa peluquín. :D

¡FELIZ NAVIDAD!
R.

loquemeahorro dijo...

R ¡Qué maravilla de temperaturas, no?!
Aquí, en Madrid, tenemos una bonita gama de temperaturas y es raro que todos los años no tengamos tanto 0º como 40º.
Muchas gracias y FELIZ NAVIDAD para tí también

loquemeahorro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
loquemeahorro dijo...

Aunque ya nos hemos estado felicitando todos por aquí y por aculla, lo pongo again por si se me queda alguien en el tintero, yo estaré desconectada hasta el lunes así que:
PASADLO MUY BIEN estos días, hagáis lo que hagáis, ya sea trabajar como reno de Santa Claus, como asesinar a un familiar estrangulándolo con espumillón

Pues eso que:
FELICIDADES, en estas fechas tan señaladas a la par que señaladas.

Isi dijo...

Loque no te vayas, porfi!

loquemeahorro dijo...

No te vayas mamá,
No te vayas de aquí,
Adios mamá,
pensaré mucho en tí...

¿Tú no conoces la canción de Marco, verdad?
Claro, eres joven, pero los niños de los 70/80 nos la sabíamos toditos, de memoria. Qué desgracia más grande.

Muchas gracias guapa, pero son unas mini-vacaciones de las que volveré lozana como una ídem andaluza y traeré unas magníficas entradas (ejem) de esas que gustan mucho al público (o eso me creo yo)

Isi dijo...

Bueno vale.
La canción sí la conozco, no me seas listilla, que los dibujos de Marco eran en color, y en los años 70 dudo que lo fueran ;)

Oye, a ver si en tu ausencia te traes alguna recetilla ;) Es que Inma las acapara todas! jajajajaja la tía no para!

loquemeahorro dijo...

Por lo que yo recuerdo en mi casa la primera tele en color la tuvimos en el año 77 ó 78 (o me engaña mucho la memoria, que todo puede ser), aunque la verdad es que no recuerdo muy bien cuándo fue Marco, aunque sí que el poncho se le movía con el viento al final del capítulo.
(misterios de la memoria)

Jo, las recetas!! Gracias por recordármelo.
pd. Ya se me ha pegado la canción "Te encontrareéeeeeeeeee"

Lillu dijo...

Oye, que en Tenerife ayer llovió casi como en Compostela! Lo de nevar ya lo dejamos para los valientes que decidan subir al Teide. Eso sí, de los 15 grados no baja el termómetro, la gente va igual en manga corta. Pobres los que se tienen que disfrazar de Papa Noel en estas fechas, se asan como pollos XD

Menuda odisea pasaste, para que luego digan nada de la ficción... si la realidad es mucho más excitante, siempre! En breve yo también viviré la experiencia de los grados bajo cero. Necesitaré ánimos, porque ya no tengo costumbre!

saluditos

PD. Un sándwich de máquina!!!! Haré como que no lo he leído, tamaña herejía! :P

Camino dijo...

Jajajaja...bravo!! No sé cuando me he reido más, he soltado varias carcajadas pensando que había llegado al punto álgido, pero no, había más y más....
A mi me pasaba lo mismo de pequeña, cómo me gustaba verlo toodo nevado, y ahora me pasa lo mismo que a ti...nieve = 3 horas para llegar al trabajo...ahora que como vuelva a nevar, en vez de salir de casa a las 7am y llegar a las 10am, salgo a las 9am.
Por curiosidad, qué le daba la madre de tu amiga a tu amiga para que se levantara los fines de semana tan tarde...?? A mi, mis lagart-hijas me levantan a las 7am..me cunde el día...pufff!

El Guisante Verde Project dijo...

Vale, vale ya nos ponemos las botas de dar miedo, eso de salir vestidos de Dr. Zivago en Nochebuena tiene su aquel.

Ya se que estás de vacaciones, de todas formas para cuando vuelvas el lunes, te queremos decir por si no te lo han dicho : Feliz Navidad,

si tienes que hacer una única llamada por estrangular a alguien con espumillón, los Guisantes respondemos por ti, tienes coartada, sandwich de máquina!!!
(Esta vez estamos los dos, Maribel y Roberto tras las teclas, como un duo de piano ;DDDD )

Homo libris dijo...

Loque, paso por aquí entre entrega y entrega para desearte lo mejor estas navidades: paz, amor, concordia y mucho espumillón. Que disfrutes de lo lindo estos días y que 2010 sea un año increíblemente mejor que todos los precedentes.

¡Feliz Navidad!

Alice Silver dijo...

Bueno, soy una más de los 400 en pandilla (o cuadrilla, segun versiones) que ha venido a felicitarte las Navidades, pues eso ¡Feliz Navidad!

bibliobulimica dijo...

Loque:
¡feliz navidad! ¡que la pases estupendamente y que recibas todo lo que anhela tu corazón!
Un beso grande,
Ale.

Señorita Hormiga dijo...

Si vamos a ser vecinas y todo... no serás esa que quería vender un billete a Madrid a quien fuera con el único fin de irse a casa, ¿no?

enriquismos dijo...

La verdad que para mí Madrid es sinónimo de aventura, pero hace años (creo que fue cuando mataron a Olof Palme, como su nombre indica) que no me coincide una nevada. Claro que entonces yo era niño y no iba a trabajar, y aunque la nieve no cuajaba y estaba sucia, la disfrutaba.

Luego sí que he estado a -5ºC calentando los motores de las máquinas para poder hacer trabajos de campo. Con las botas de goretext, que si dan tela de susto.

La buena fórmula "memotécnica" es de tipo económica: Mete oro, lógico.

Isi, me pregunto si con tanta sal no os han creado ese complejo de sosos que tenéis por el norte. En Sevilla no nieva desde el 54, y la verdad que no sabemos ni para qué se usa la sal. ¿No será mala para la tensión?

Los 175 l/m2 que me nos han caído en el campo han convertido el camino en una torrentera, así que de momento quedan suspendidas todas las visitas sin 4x4.

SALUD

PD: Para el que quiera ser primero en poner un comentario, que entre en mi blog que aún tengo entradas del 2006 sin comentar.

julio querol cañas dijo...

Hola colega como ya sabes tenia el ordenador malito.
Pero lo que mas sentia,era que me perdia estos ratillos que paso leyendo tus historias cotidianas,que las cuentas con una naturalidad y un salero que me hacer esbozar mas de una sonrisa
merci beaucup!

julio querol cañas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
julio querol cañas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
loquemeahorro dijo...

Lillu: Mucho ánimo con el frío, yo te entiendo que ahora mismo hace una rasca en mi oficina...
Camino: ¡Muchas gracias! Pues sí, la nieve pasa de ser lo que te hace más ilusión a lo que más te decepciona, en mi caso el único caso similar ha sido "Perdidos", perdón, Desorientados.
Yo creo que los niños ahora madrugan más que antes, yo por lo menos recuerdo que tampoco quería levantarme ni a tiros.
Guisantes: Gracias por la coartada!! y Feliz Navidad a vosotros también!!!
Homo Libris: Gracias e igualmente y que me ha gustado mucho lo de que este año va a ser increíblemente mejor, vamos que te lo plagio ahora mismo!
Alice: ¡¡¡Gracias!!! Feliz Navidad y Feliz todo para tí también
Bibliobulímica: Ale, qué bien saber de tí!! Gracias y Feliz Año Nuevo y Navidad para tí también.
Enriquismos: Vergüenza me da no comentarte hace tiempo!! Y muy bueno lo de Palme (me encantan esos chistes)
Y tienes razón, si la nevada en la ciudad tiene lo suyo, lo de estar en medio del campo también se las trae.
Julio Querol: Gracias a tí, qué amable!! y me alegro de que el ordenador haya entrado en razón.
(te borro un par de comentarios que han salido "repes")

Gallo dijo...

Me he reido mucho,"loque" pero mudate a Montreal, mi casa es tu casa, aquí verás lo que es amar la nieve en tierra de beduinos!"

loquemeahorro dijo...

Gallo Nooo, si yo te lo agradezco, pero Montreal me suena como a "nieve 10 meses al año". En serio ¿cómo lo aguantáis?

Isa dijo...

¿Se sabe algo de los pasajeros que se subieron al tren que no admitía pasajeros? Mujer, que te ha hecho Sánchez Dragó, que el hombre es gracioso.

loquemeahorro dijo...

Isa: Yo también me pregunto a veces qué pasó con los de aquel tren fantasma, incluso durante una temporada estudié la posibilidad de ver "Cuarto Milenio" por si hablaban de ellos, pero al cabo de un tiempo descarté una decisión tan drástica, a pesar de que hay un grupo de twitter que se lo pasan pipa cada domingo con "La nave del misterio"