martes, 27 de septiembre de 2011

Es una lata el trabajar (I)

En un día como hoy, me vuelvo a plantear qué alternativa queda a trabajar. Y quién dice a trabajar, dice a buscar trabajo, estudiar, opositar o similares.

Resumiendo que no me refiero a encontrar OTRO trabajo, sino a una alternativa total al hecho de ganarse el pan con el sudor de tu frente. Algo particularmente asquerosito si además de ganarlo, lo produces.

Siendo sinceros, creo que, por lo menos en mi caso, mi alternativa más seria consiste en descubrir qué ocurrirá antes: Desahucio o muerte por inanición. Por algún motivo, he descartado ambas opciones.

Así que pasaremos a examinar las opciones que existen en el vox populi, las películas de después de comer y las cosas que le pasan al primo de un amigo.

Hoy hablaremos de las alternativas que llamaremos “de contacto” (iba a decir algo de un pegamento, pero la verdad es que era lamentable)

- Casarse con un millonario:

Durante mi lejana infancia se hablaba de esto con mucha normalidad, y llegué a convencerme de que este era un futuro personal digno, altamente productivo y por supuesto, realista.

A la larga ha resultado ser igual de realista prosperar así que trabajando duramente. Si no más.

Por supuesto que nos casaríamos con el típico millonario de guardia que todo el mundo conoce: Guapo y encantador, a la par que sumamente enamorado y fiel. Ahora que lo pienso, quizá todo esto se hubiera evitado si nuestros padres hubieran sido más estrictos y nos hubieran obligado a ir a la cama cuando empezaba "Hombre rico, hombre pobre".

En fin, que era un bonito momento lleno de esperanzas, yo en concreto, era feliz mientras conciliaba el sueño debajo de mi sábana de ositos, confiando en que algún día un yunque se decidiera a acertar de una puñetera vez encima del pesado del Correcaminos.

A veces incluso me atrevía a desear que justo en el momento del fatal accidente, casualmente le hubiera ido a visitar cierto canario mostruosamente braquicéfalo. Aaaaaaah, qué bonita aspiraciones infantiles.

Yo no sé las demás, pero yo por lo menos, jamás me preocupé de los aspectos logísticos (sobre todo porque no había oído esa palabra en mi vida, supongo), convencida de que mi belleza incontestable (hacía por lo menos tres entradas que no lo decía), me abriría todas las puertas.

Las puertas de esos lugares (fueran los que fueran) donde supongo que vivían esos ricos tan ricos y tan majetes, que deben estar escondidos porque yo por lo menos, no he visto uno en mi vida.

Los años, la divulgación popular del término “acuerdo prenupcial” y Fernández Tapias, además un espejo de cuerpo entero que pusieron en mi cuarto y una reducción drástica en mi nivel de estulticia me hicieron abandonar esta vana esperanza y por fin dedicarme a algo realista: Jugar a la primitiva.

- Vive de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos:

Esta opción es un clásico que han seguido grandes personalidades como Carmina Ordóñez.

Tiene dos inconvenientes: Requiere un alto grado de colaboración de tus padres y/o tus hijos y por supuesto y es imprescindible procrear lo antes posible.

- Heredar

Hay quien consigue llevar a cabo una variante de la opción gracias a familiares, pueden ser ceranos o no, pero si no lo son, mejor que tengan una relación inversamente proporcional a su riqueza.

Valorable: Experiencia demostrable en adulación sin límites y falta de vergüenza en la misma medida.

Una recomendación que creo que os resultará útil a los que toméis esta senda, y en la que a lo mejor no habéis caído, es que insultar y/o ignorar al familiar en cuestión, no es tan recomendable como pudiera parecer en un primer momento.

Sé que hay gente que desconoce este dato porque de hecho tuve un compañero de trabajo (sí, alguien había considerado que este ser podía desempeñar un puesto de trabajo) que andaba muy quejoso porque una tía suya acaba de fallecer.

Perdón, he pulsado el retorno de carro antes de acabar la frase, acababa de fallecer y no le había dejado nada en la herencia, motivo por el cual repetía cuál letanía por los pasillos, a quien quisiera oírle, y a quién no, pero al que pillara con las orejas puestas:

- Será japuta.

Japuta o palometa, que añadía una compañera.

Por si alguien tiene alguna duda sobre si esta opinión sobre la citada tía se la comunicó en vida, o si con una artera maniobra la conseguía disimular y ante ella aparecía como un sobrino ideal, el ínclito también nos deleitaba también con la historia de su otro tío, en este caso sin obitar, que también disponía de una posición económica desahogada.

Solía comenzar comparándolo no ya con un pescado azul, sino con el del papá de los siete cabritillos, que por cierto me pregunto dónde estaba cuando la señora cabritilla madre les dejó solos para hacer un mandao.

A lo que iba, el primo de los siete cabritillos solía continuar diciendo:

- Pero seguro que se lo deja todo a los curas. Los curas que siempre están haciéndole la pelota. (¿Y eso no te da una idea, alma cándida?)

- ¿Pero tú vas a verle alguna vez? ¿O le llamas, o algo?

- ¿Yo? (muy sorprendido) ¡No, nunca! (muy enfadado)

Sí, casi mejor que no le llames, porque total, para lo que le llamas…

47 comentarios:

Hienatejada dijo...

Creía que el objetivo del blog era la dominación mundial .... cosa con la que podrías vivir del cuento, cual dictatorzuela de película de tres al cuarto, pero si ese objetivo falla, siempre tendrás alternativas más factibles:
- Ladrona de clubs de futbol (en los bancos ya no hay dinero)
- Cargo de confianza de cualquier pueblo del cinturón de Madrid (si investigas un poco es para llorar)
- Mujer anuncio de Oro en Sol
- Tertuliana de Tele5
- Astrofísica en Suiza (queda mejor eso que blanqueadora de pasta con Dixan)

maschuloqueunocho dijo...

Eh, no ¿Tan pocas opciones hay? Que yo aun estoy en la edad de marcar mi camino. Yo esque actualmente estoy soltero, pues solo busco chicas con un padre preferentemente millonario, a ser posible, con un puesto vacante en su concesionario de Ferrari.

Pilar dijo...

Por ahora me temo que seguiremos trabajando dada la dificultad hercúlea de desarrollar los planes propuestos ya que, lo del millonario está complicado y ahora más (que se esconden para que no les apredeen, salvo Botín, y tampoco el trabajo es taaaan malo), me temo que los hijos andan pensado en trabajar poco (correlativo a estudiar lo justo) y para heredar hace falta familiar con pasta y trabajando todos, malamente.
Espero que en la segunda y/o siguientes entradas encuentres una solucion.
Saludos

Isi dijo...

Bueno, yo que ahora tengo que tomar serias decisiones sobre mi futuro guardaré esta entrada como oro en paño y esperaré a la siguiente entrega, en vista que ninguna de las opciones expuestas se pueden adaptar a mi caso.
Tengo tías majísimas pero claro: todas tienen hijos y poco dinero, así que nada.
No conozco a ningún millonario guapo, encantador, fiel y bueno en la cama (esto último se te olvidó, me parece, jejeje). Hombre, cabe la posibilidad de conocerle en el futuro, pero así de primeras no puedo usar esa opción.
De mis padres ya medio-vivo (en mi situación es imposible la independencia total), pero no tenía pensado procrear, así que nada, imposible.

Conclusión: hasta el siguiente post tendré que hacer el pan en la panificadora, y trabajar duramente, además ;)

Alice Silver dijo...

Uf, buscar un millonario, hacer la pelota a una tía, tener hijos y vivir de ellos… creo que prefiero trabajar :(
¿no hay nada mas?
Y sí, que felices éramos de niños cuando no conocíamos términos como “acuerdo prenupcial” ni “logística”.

Doctora dijo...

Ya había valorado lo de ser esposa trofeo y casarme con un millonario, pero francamente, puestos a buscar una alternativa a trabajar prefiero ir en busca de aventuras como el equipo A o el prota de "Kung Fu", viajando de pueblo en pueblo, viviendo de la caridad de la gente a la que ayudase.
Otra opción sería que me metiesen en la cárcel, pero como veo que habrá segunda parte no voy a abundar más por si vas a comentar tú alguna de estas ideas ;P
Por cierto, me ha hecho mucha gracia lo del pez, no lo había oído nunca ;P
Sabía que hay un género de peces que se llama "Mola", pero esto no :)

Monica dijo...

Loque, hay que seguir pensando alternativas. A ver si entre todos hacemos un brainstorming de esos y se nos ocurre una opción más fácil que las que propones. No sé, a mí me gusta la del millonario, aunque sea feúcho y tal. Lástima que todos tengan buenos abogados, sí.
Yo me quiero ir a vivir a un pueblecito tranquilo y de pocos habitantes y escasa contaminación, rollo ermitaña. Pero como me encantan las magdalenas y los bocatas de jamón (de ahí que no pueda pillar un millonario) tengo que seguir trabajando porque, ¿los ermitaños comen estas cosas? Y si es así, ¿de dónde sacan los euros para ir al carrefour a comprarlos?

Verónica dijo...

En mi caso lo más realista también seria lo de la primitiva... ¡Ojalá me toque algún día!. Aunque supongo que para que eso suceda tendré que jugar alguna vez...

¡Suerte en tu camino hacia la dominación mundial!

Gallo dijo...

Yo sugiero querida "Loque" extorsionar a Miguel Rios y a Loles León vendiendo imagenes a la prensa rosa, de ellos en un restaurant acabandose todo el vino del lugar. No crees. Yo soy testigo ocular presente.

Besazo ya de regreso

El Señor de las Moscas dijo...

Y a mí que lo de la japuta me suena... ;D

Lillu dijo...

Chica, qué negro veo lo mío. Los parientes cercanos (e incluso lejanos) susceptibles de fallecer y dejar herencia en mi familia son más bien escasos, por no decir inexistentes. Lo de vivir de mis padres hasta que pueda vivir de mis hijos no lo veo, porque a mí lo de procrear es que no me convence nada, por mucho que mi ginecólogo se empeñe cada vez que voy a revisión ("y los niños para cuándo??"... sólo le falta añadir "que se te va a pasar el arroz!"). Y bueno, yo creo que a mis padres tampoco les haría gracia eso de mantenerme así sin más, ya me gustaría :P Y con lo de casarme con un millonario mira que me insiste mi madre también, pero se ve que yo tampoco sé dónde se esconden esos especímenes. Además es que a mí me va más el estilo arrastradillo, qué le voy a hacer XDD

saluditos

loquemeahorro dijo...

Hienatejada Un día iba a hablar del "Compro Oro"

Pilar La cosa está realmente complicada, sobre todo en estos primeros o bien tienes el familiar "de serie" o tienes que entrar en el difícil mundo de los cazafortunas.


Isi Ero ¿conoces algún millonario que solo cumpla una o dos de las condiciones? Mujer, a lo mejor hay que sacrificar alguna :-)
Yo no conozco a ningún millonario que cumpla ni una sola de esas características. Solo conozco a unos (en serio), pero los saqué de la entrada porque pensé que lo mismo había gente que estaba comiendo.

Lo del pan, en todo caso, me parece buena idea, mándame un poco y me parecerá mejor.


Alice Sí, estas solo me parecían alternativas viables cuando no conocía esos términos y antes de rastrear mi árbol genealógico.


Verónica Gracias, estamos en ello. Yo también veo que lo de la lotería va a ser mejor, y yo juego ¿eh? Aproximadamente una vez cada 3 meses compro un nuevo boleto, justo dos minutos antes de que me caduque el anterior.

Muy bien hecho MasChuloQueUnOcho. ¡Por fin alguien que encara su futuro con buen juicio! Si encuentras a esa chica, preséntame al padre (que está más en mi rango de edad)


Doctora Al final, todos nos rajamos y pasamos de lo del millonario. Cáchis. Haces bien en no desvelar más ideas, que además ya sabes que tengo una tendencia a plagiarte realmente preocupante :-)

Yo sí conocía el nombre del pez, pero cuando lo dijo mi compañera, me pareció genial.


Mónica Lo del brainstorming está bien pensado, con suerte es el primero de la historia que sirve para algo, bueno, por lo menos el primero de los que yo haya estado.

Lo de la vida de eremita lo he pensado más de una vez, y a lo mejor sale en la serie, pero tus objeciones son legítimas: ¿De qué viven? ¿Dónde está el Carrefour ese donde compran las magdalenas?

¿Por qué me ha entrado tanto hambre?

loquemeahorro dijo...

Vaya Gallo, me pregunto cómo se te habrá ocurrido esa loca idea ¡Ni que les hubieras visto con tus propios ojos!. Con lo increíble que sería que alguien a las 3 horas de estar en España comiera al lado de dos personas tan conocidas!
Besos, guapetón.


El Señor de las Moscas: A lo mejor la comíais en la isla, la palometa digo. Yo la he comido mucho ahumada, bastante buena, la verdad.


Nada Lillu, veo que entre lo de tener principios (algo fatal) y no tener familia ad hoc... no vamos a alguna parte.

Bueno, vamos al gine, pero para oír cada cosa... ¿De verdad te dice eso? Qué salaete, por llamarle algo.

Isi dijo...

A propósito del comentario de Lillu: si tengo que ir al ginecólogo y veo que es un hombre, salgo corriendo!! (y sin que me pregunte que los niños para cuándo)

loquemeahorro dijo...

No te creas Isi, yo he tenido pésimas experiencias con ambos sexos.

Recuerdo mucho a una tipa (y a su padre) que me gritaba ¡RELÁJATE!

Jo, fue súper relajante, yo no sé cómo no lo prueban en los spas y clases de yoga.

l'archivadora dijo...

Siempre se puede recurrir al sistema muy extendido últimamente: liarte (embarazarte) con un famosillo de medio pelo y después dedicarte a hacer declaraciones sobre ello.
También vale ser la prima de la amiga de la hermana de la vecina que tuvo un rollete con el futbolista (actor, exconcursante televisivo, etc)

Con el título de tu entrada me he acordado de Luis Aguilé y ahora no se me va la musiquilla de la cabeza.

P.D: lo del millonario tenía otra variante. Buscarlo simplemente millonario (y mayor para que no diera mucho la lata) y luego echarse un amante, por supuesto joven, apuesto y vigoroso. :)vigoroso.

loquemeahorro dijo...

L'Archivadora: Sí, esos dos primeros sistemas son realmente usados hoy en día, pero no tengo cuajo ni para hablar de ellos, y eso que realmente están en la categoría "por contacto".

Lo de casarse con un millonario poco "vigoroso" creo que también ocurre en la vida real, pero a cambio él te puede cambiar por otra esposa florero en cuánto encuentre otra más joven.

Y ya te digo, desde que existe el acuerdo pre-matrimonial...

Isi dijo...

jajaj sí, debe de ser mano de santo eso de que te griten para que te relajes...
Pero venga: que te lo diga un hombre a mí no me sonaría nada bien :( Aunque si es millonario y guapo, lo mismo se lo paso por alto...

loquemeahorro dijo...

Isi: Pues yo no sé lo paso a nadie, ni hombre, ni mujer, ni Bill Gates, ni ginecólogo ni auxiliar administrativo ¡Que griten a su abuela!

A ver si va a ser por esto que no me valen estas opciones....

Sonja dijo...

Bueno yo creo que hay alguna otra posibilidad pero es difícil claro, por ejemplo inventar algo, mira tú qué cosa tan tonta es inventar una fregona un chupachups o un pos it y se han forrado.

Yo aún no he perdido la esperanza de que alguien invente "la fregona que no se cae en cuanto la apoyas en la pared" que me pone atacada.

En fin, y sino siempre queda el recurso ese de necesitar poco y así una resulta que es rica automáticamente y sin necesitar a nadie, ya te digo, yo rozo ese ideal, incluso he desarrollado una extraña habilidad para cortarme sola el pelo.

loquemeahorro dijo...

Sonja ¿De verdad te sabes cortar el pelo tú sola?

¡Eres mi ídolo!

Yo no sé ni pintarme las uñas, así que como soy pobre, no me las pinto y punto, problemas de no haber tenido nunca nada de la Stra. Pepis.

El de la fregona creo que rico-rico, lo que se dice rico... no se hizo, en fin, el mundo de la patente que al parecer es muy oscuro.

jane dijo...

A ver. La 1ª, casarse con un millonario. ¿Existen? Sí, ya sé lo de las listas esas pero yo no he visto ninguno. Miento, creo que una vez vi uno pero de lejos... La 2ª, vivir de tus padres, ya no es tan fácil porque los padres todo nos lo gastamos en viajes del Inserso y en parrandas, que la vida es corta y no vamos a estar manteniendo a gandules. 3ª, heredar, conecta con la 1ª, porque no hay tantos millonarios de los que heredar. Ahora, cuando se te muere un pariente, de repente te encuentras con que lo que heredas es la enciclopedia Larousse y un gato miope y antipático... Total, que estoy esperando el capítulo II para ver cómo se vive sin trabajar (claro que la mejor opción es la mía, jubilarte, pero antes has tenido que trabajar mogollón y así no vale)

loquemeahorro dijo...

Jane: Los millonarios son con lo de la canción infantil "Ni los ves ni los verás, tris-tras".

Me ha encantado lo del gato miope, no me importaría heredar un gato, mira el gato con botas!!!

Y yo de pequeña tenía "El pequeño Larousse", pero ni eso he heredado, en realidad, solo he heredado la miopía, itself.

Vivir sin trabajar después de cotizar 37 años... no sé, no lo veo como una salida muy fácil.

Mónica dijo...

Ostras, pues lo del gato con botas sí que sirve. Si no recuerdo mal, consigue hacer rico y noble al campesino arruinado de su amo, no? Pero, ¿de dónde sacas un gato con botas capacitado para tales menesteres? ¿en el carrefour?

Mira, pensaba que era yo sola la que había tenido experiencias de "¡relájate!" a grito pelao con la ginecóloga de turno. Una técnica realmente relajante, sí señor, que les deben enseñar en seminarios de fin de semana o algo así. Me siento menos sola, pensaba que me había vuelto demasiado sensible.

loquemeahorro dijo...

Pero bueno Mónica, no me estarás diciendo que no conoces el cuento del Gato con Botas, verdad?

Pues más te vale, porque yo lo he contado en este santo blog

http://loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com/2009/06/el-gato-con-botas-i.html

Te advierto que tiene 3 partes, yo me lo estoy releyendo, y humildemente creo que tiene algunos puntos graciosos.

No como las consultas de ciertos "profesionales de la medicina" que tienen un concepto de la relajación de lo más dudosa.

xGaztelu dijo...

Ya sabes que siempre me alucina tu capacidad de encajar en la historia principal un "extra" que no viene a cuento pero que tiene toda la gracia: en este, la tontada de correcaminos me ha hecho reír en alto … Y bien por Luis Aguilé, ¡un clásico!

xG

loquemeahorro dijo...

xGaztelu: Gracias, ya sabes que me encanta que me digan que la gente se ríe vivamente con mis tontadas, digo, mis genialidades.

Pues iba a añadir cuáles eran mis pensamientos (en detalle) respecto al repugnante canarito cabezón.

Luis Aguilé... qué personaje ¿recuerdas su acento al cantar? Creo que ni Henry Higgins hubiera podido adivinar de dónde provenía el caballero.

Lillu dijo...

Isi, mi ginecólogo realmente es un encanto, yo no lo cambiaría por ninguna mujer ahora mismo! Es muy agradable y hace el trance más llevadero, jaja, pero está empeñado en que ponga en marcha mi aparato reproductor y a mí no me da la gana! Es lo único malo que tiene el hombre, jaja, que por lo demás ya te digo, es un señor de unos 50 y pico años muy simpático :)

saluditos

Marcela dijo...

Viste??? Te dije que te vinieras a la Argentina y nos hiciéramos mochileras hippies!!! Pero bueno, ante tu negativa, sugiero otra idea para el brainstorming:
No barajaste la posibilidad de dedicarte a la política?. Por estos pagos es el camino más rápido para hacerse millonaria ... y millonaria en serio, ésas de Rolex, Louis Vuitton, Hermés, Gucci, D&G, etc., etc.. Y quién te dice, de paso te vas dirigiendo hacia tu otro gran objetivo: la dominación mundial ... o bueno, cuanto menos nacional.
Te espero!
Beso
Marcela

loquemeahorro dijo...

Lillu Aunque el comentario no sea para mí, tomo nota de ese hombre para el día que dirija el mundo. Aunque sigo pensando que es un poco pesadito con lo de que te reproduzcas.

Marcela A mí lo de ir a verte en tu tierra me seduce en alto grado, la mochila me pesa a estas edades.

Lo de dominar antes del mundo así en general, el mundo de las grandes firmas, me parece fantástico.

Pero cuando pienso en tener que mezclarme con la peor escoria del planeta, por ejemplo en el Congreso, se me abre la úlcera.

pd. Oye ¿y venirte tú? Te enseñaría Madrid de mil amores.

Mónica dijo...

Aish, qué bueno el gato con botas versión loque. Lo acabo de leer ahora y es buenísimo. Claro, yo había estado curioseando por la sección de cuentos (qué miedo algunos) y no estaba allí.
Vale, así que lo del gato con botas lo tengo que heredar de un molinero...

Ángeles dijo...

Bueno, las opciones que planteas de momento no me valen, porque no se ajustan a mis circunstancias, así que confío en que en la segunda parte encuentre alguna adecuada.
Porque trabajar en algo que te guste y con condiciones laborales óptimas... eso no hay, ¿verdad?

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias Mónica. Yo lo releí ayer y algunas cosas me hacían bastante gracias, otras pensaba "qué rollo ¿lo borro?"

Ahora lo que me hace más gracia es lo de que el gato va hecho un pincel con sus botitas.

¿No lo ves en la etiqueta de Cuentos? Me preocupa.

Ángeles A mí me pasa lo mismo, no sirvo para ninguna de estas opciones.

Lo que planteas es interesante, no lo habré pensado más de 3.000 veces en mi vida y la conclusión... bueno, eso irá en otro post.

Olga Olmedo dijo...

Creo que lo tengo crudo...voy poniendo el despertador para el lunes...Una entrada estupenda. Un saludo

Marcela dijo...

Bueno, acá tenemos un dicho: "Si te gusta el durazno, bancate la pelusa". No podés pretender ser millonaria sin hacer algún mínimo/pequeño sacrificio, por ejemplo, alternar con los buenos muchachos del congreso. De todas maneras yo aspiraba a que fueras presidente.
Voy a seguir pensando.
Beso
Marcela

Para ir a Madrid tengo que conseguir el millonario generoso, cobrar la herencia o bien, incursionar en la política.

Uno dijo...

Respecto a los millonarios creo que las mujeres lo teneis mas dificil. Y digo esto porque los hombres millonarios, tengan los años que tengan, las eligen en los límites de la edad legal (vease Berlusconi) lo cual limita mucho el asunto. Las millonarias sin embargo no son tan exigentes. Con que tengan 40 añitos menos que ellas se conforman. Véase Cayetana de Alba y Lilianne Bettencourt de L´Oreal.
La edad de estas millonarias nos llevaría al otro tema importante: heredar. Mi abuela que es la única persona medianamente millonaria de mi familia se lo fundió todo en vida. Y con mi abuela, que se llamaba Primitiva, llegamos a la única posibilidad verdadera de dejar de currar.
Te dejo que es muy tarde y mañana madrugo para ir al curro.

loquemeahorro dijo...

Me temo Olga, que ninguna de estas ideas ha desterrado el despertador de nuestros días.

Gracias y bienvenida.

Marcela Eso, eso, presidenta!! Di que sí!!

Aaaay, para que yo cruce el charco, me temo que necesito todo lo que tú has dicho. Estamos igual (de bellas)

Uno Creo que has pronunciado el nombre definitivo para borrar de la mente de cualquier joven incauta la posibilidad de ascender vía matrimonio (o similar) ¡¡Berlusconi!

Aaaaaaaaaahh (grito de pavor), aaaaaaaaaah (sigo con el grito de pavor)

mientrasleo dijo...

Joer pues yo hay alguna opción que ya he la pasé de largo. Me queda sólo heredar? Seguro?
Enhorabuena, tienes un blog divetidísimo.
Te sigo.
Un saludo

loquemeahorro dijo...

Lo siento MientrasLeo, veo que a ninguno nos cuadra nada de esto, pero bueno, por lo menos tú parece que guardas esperanzas respecto a la herencia.

Yo solo tengo opción a la genética así, que ...

Muchas gracias, de verdad que te lo agradezco, espero seguir viéndote por aquí.

Eva dijo...

Todas estas posibilidades nos la hemos planteado muchas personas que trabajamos para poder comer no por gusto y visto lo visto, tendré que seguir trabajando. Ya se me han acabado los sueños.

loquemeahorro dijo...

Triste pero cierto, Eva

Mae Wom dijo...

Pos no lo veo claro.
Casarme con un millonario está difícil, no conozco ninguno. Será que me van los pobres y bohemios.

Vivir de mis hijos tampoco parece factible; no solo hay que tenerlos, sino encima esperar a que se hagan mayores y engatusarles para que no quieran vivir de sus padres.

Heredar...Eso es lo que debe de pensar mi gato cada vez que me tumbo en el suelo, que siempre viene a ver si respiro :S
Tengo un gato con ínfulas.

Nada, nada, me quedaré aquí sentadica a esperar la continuación de la entrada a ver si encuentro algo que me venga mejor.

De momento me quedo con el título de la entrada y la canción de Luis Aguilé. Aunque no lo creas me acuerdo de ella muchas mañanas cuando me arreglo para irme a trabajar. Y lo de la palometa...jaja, muy bueno y muy fisno.

loquemeahorro dijo...

Mae Wom, me ha gustado mucho lo del gato con pretensiones de heredero, hace bien, que oye, todo el mundo tiene que preocuparse de dónde sacará los Friskies.

La verdad es que ninguna de las opciones parece muy factible, entre la falta de parientes/potenciales maridos y el exceso de escrúpulos, no salimos adelante.

bibliobulimica dijo...

Querida Loque: ¡que risas! todo lo resume perfectamente bien el título de la entrada: es una lata el trabajar. Sobretodo cuando tienes que hacerlo en algo que no te gusta. Pero si te gusta, lo haces con gusto aunque la paga no te haga millonaria.
Yo, ahora con 3 hijos y la primera por entrar a la universidad, veo aún lejano que pueda vivir de ellos. Ha sido la peor inversión del mundo porque no creo que me vayan a dar dividendos pronto ;-) económicamente hablando puedo decir que esa no es buen opción. Pero ya los quiero, hija, después de tantos años de convivencia así que no importa jajaja.
Aquí en mi país, la mejor opción es dedicarte a la política. Esos se hacen ricos apenas entrar a un puesto público. Y luego ni se presentan a trabajar.
Siempre me pregunté por que el coyote (que se ve se le daba lo de comprar por internet o algo similar) no ordenaba comida a domicilio.
Un beso,
Ale.

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias Ale: Yo creo que entiendo por qué el Coyote no pedía comida marca Acme ¡Con el mal resultado que le daba lo demás que pedía!

Me ha gustado eso de que a los hijos se les coge cariño, al final... con los años, cuando ya has visto que no salen a cuenta, pero bueno ;-)

Lo de los políticos, sí, parece una buena opción, buena para ellos, claro.

Selerkála dijo...

"Casarse con un millonario" o "dar el braguetazo". XD

Tooootalmente contigo en ese deseo de ver el yunque sobre el Correcaminos y de paso llevarse por delante (o debajo, mejor dicho) al cansino de Piolín.
Par de odiosos, mai moder.

loquemeahorro dijo...

Te juro Selerkála, que los detesto a muerte, qué bichitos más irritantes, por favor, algún día hablaré con detalle de mi frustración infantil al no verles caer por fin.