jueves, 13 de septiembre de 2012

No es tan buena como dicen (I)


Este verano he hecho varias cosas que no había hecho nunca jamás, por ejemplo: Fui a una boda de etiqueta.

¿Y eso que es lo que es? Pregunté yo, dando  muestras una vez más de mi refinada educación cosmopolita de colegio de las afueras. ¿De las afueras de dónde? Os preguntaréis. De todos sitios, porque yo, no sé cómo lo hacía, pero siempre estaba en las afueras. Una vez, ni entré en clase, con eso os lo digo todo.

Pues lo significaba lo de la etiqueta es que era de largo. Yo de largo, qué ilusión, si yo nunca me he vestido de largo pensé, entonces ¡¡Esta es mi puesta de largo!!

Qué ilusión -  pensé -  ¿Tengo que comprarme un ramillete? ¿Me vendrá a buscar Bobby Dee con un ramillete? Avísame Bobby majo, que te llegas 24 años tarde.

Después de tanta charla, mi subconsciente y yo decidimos hacer algo útil y nos fuimos de compras. No pondré más a prueba vuestra paciencia y resumiré esta fase diciendo que fui al evento hecha un pincel con un precioso vestido rojo picota.

¿Por qué se dirá esto del pincel? ¿Van de largo, los pinceles? Jo, hasta los pinceles se han puesto de largo antes que yo.

Ahora vamos a apretar el botón de FWD (fiu-fiu-fiu lo llamábamos en mi casa, no sé en la vuestra), durante la ceremonia y pasemos a lo que realmente importa en las bodas ¡La pitanza!

Sentada a la mesa, era toda delicadeza porque esta boda no era de las de espada toledana y decidí estar a altura, siendo un prodigio de educación y no salir en Youtube borracha perdida enseñando el refajo al ¿bailar? Paquito el Chocolatero.

Aunque hubiera sido difícil, sobre todo porque por una vez, y sin que sirviera de precedente, no llevé el refajo ¡a lo loco!.

Así que ahí estaba yo sentada, tan mona, cuando de repente, ante mí, vi que también habían invitado al evento a mi mortal enemiga.

¿No os lo había contado? Pues resulta que como cualquier persona que se precie que desee dominar el mundo, tengo una mortal enemiga, una Némesis, una malvada sombra que me acecha, una ... una puñeta vaya.

No, no es que tenga una prima segunda que también fuera a la boda, a la que deteste porque me robara toda la atención en mi primera comunión, o un novio, o algo realmente importante como el pase de la piscina.

De hecho, no es una persona.

Pero no es algo de esos que dicen los famosos cuando les preguntan qué es lo que más odian: "La injusticia", "la hipocresía" ni ninguna otra chorrada por el estilo, no hombre, no, he dicho que es algo realmente serio, algo capaz de amargarle la vida a alguien: Es la ...

Continuará (y acabará la frase)

30 comentarios:

El niño desgraciaíto dijo...

Mi némesis son las palomas. Las odio, ellas me odian, yo sé que lo saben y ellas saben que yo lo sé y... ¿por dónde iba?

loquemeahorro dijo...

El niño desgraciaito ¿Y te atacan?

Porque a mí, mi némesis me ha atacado, todavía me estoy recuperando del shock.

Jane Jubilada dijo...

Para mí sería la mantequilla a la que también odio desde que de pequeña me la comía a cucharadas... La aborrecí. Pero cuenta, cuenta, que nos ha dejado a todos intrigados con ese manejo del suspense. Las bodas son un filón. Hubiera sido estupendo que pusieses también una foto con el traje rojo picota de tu puesta de largo ¿Nos vas a dejar con ese desconsuelo?

loquemeahorro dijo...

Jane Jubilada Qué malos son los empachos infantiles.

Yo tuve una época de fobia con el pollo y otro con la salsa de tomate, después de tomarme demasiadas confianzas con ellos...

Doctora dijo...

En mi caso por los datos que das podría ser la menstruación, un plato de callos, la canción de "La historia interminable"...
Como dices que no es una persona he descartado a Ana Obregón.

loquemeahorro dijo...

Doctora ¡La canción de La Historia Interminable!

Sí, es verdad, mi auténtica mortal enemiga es esa: Neverendinistooooriiiii aaaa aaa aaa.

Y ese tío que la cantaba... a la chica no la recuerdo pero el muchachín aquel soseras lo recuerdo muy bien

Blackmount dijo...

en mi casa la llamabamos "el boton ese de las dos flechitas pa´delante"

loquemeahorro dijo...

Blackmount Un nombre, sin duda descriptivo, aunque quizá no ahorre demasiado tiempo.

- Dale al botón ese de las dos flechas pa'delante, que no quiero ver esta escena.
- Cómo?
- Da igual, demasiado tarde.

bibliobulimica dijo...

¡loque! ¡dejarnos con este suspenso! espero que la siguiente entrada no tarde porque puedo perder el sueño ;)

En mi casa ese botón era llamado "el de la censura" porque mis papás nos adelantaban las escenas escabrosas (no dejaban ver bien oyeeeeee). Recuerdo que una vez un primo mío estaba de visita y volteó a ver de mala manera a mi mamá y le dijo "te advierto tía que en la siguiente escena se van a desnudar y llegar a la cama y por favor suelta el control porque ya lo he visto en mi casa con mis papás" Mi mamá soltó el control del shock pero nos quitó la película...

Tu puedes con tu Némesis Loque, ¡yo apuesto por tí!
un beso,
Ale

loquemeahorro dijo...

Biblibulímica: Expeditivo, tu primo, no se puede negar.

En mi casa, cuando salía una escena así decían "Ya nos han fastidiado la cena", o "Vaya escenita".

Lo bueno de esas frases que así sabías que estaba pasando algo interesante y te despabilabas :-)

Mónica-serendipia dijo...

¡Pero cómo nos dejas así! Esto es terrible, ponernos un to be continued... Habráse!!
Ya vemos que el refajo sigue contigo incluso en la puesta de largo, eh? ¿Era un refajo de etiqueta? ;-) Mira que estar tan guapísima e irte a encontrar con tu némesis...

Uno dijo...

La tarta. Ay, no, la coñá que te descontrola y te lleva irremediablemente al refajo y a Paquito el chocolatero.¿La calor?, ¿la... ?Ay, no se...¿La qué?

Victor Tejada dijo...

Sin duda alguna apunto por la opción de la marea roja, capaz de destrozar el momento más feliz y deseado. Hay que tenerlo planeado o ir colorá.

Isi dijo...

Ayyy por dios, qué intriga!!
Quién/qué sería esa mortal enemiga tuya?? ¿La eliminarías del mapa (o del restaurante, por lo menos)? Porque cuando los mortales enemigos se encuentran, solo puede quedar uno. Tú eres la buena, no?? jejeje

Y no se me ocurre lo que puede ser.

Isabel Hernandez dijo...

No sé porqué, noto una cierta inclinación tuya a dejarnos en ascuas, porque te recuerdo que todavía nos debes la continuación de Edwina, al final de tantas ascuas nos vamos a quedar todos sardinas ...Ni idea de lo que puede ser, pero creo que estoy con Doctora, va a ser la menstruación, esa querida compañera.

Sonja dijo...

¡De bodorrio! esto no me lo pierdo, justamente estoy en ello mismo chica, cuenta cuenta quién era la invitada maldita, qué intriga (fiu fiu fiu ajajaja, en mi casa era el ffff")

Gallo dijo...

AHHHHHHHHHH! y yo que odio las bodas, peor esta estara fantastica

Tu némesis "UNA CUCARACHA!" a que es una cucaracha negra como el betun

salvo que hables de comida y frente a ti tenias un plato con higado encebollado

Gallo dijo...

ah y el refajo, Dios mio que no lo sueltas...claro para lucir como pincel hay que usar refajo!

Alice Silver dijo...

En mi casa no teníamos mando a distancia y nos lo trabagamos todo, nosotros sí que eramos de las afueras. Ni siquiera me he puesto de largo todavía y estoy a punto de cumplir los 50.
Espero que sigas pronto, no tengo ni idea de quien puede ser tu archienemiga.

loquemeahorro dijo...

Isi: Bueno, uno suele ganar la batalla, pero después siguen enfrentándose en una guerra sin fin. O hasta que lo decida el editor.

La buena, por supuesto que soy yo.


Isabel Hernández: Y ya veréis cuando deje a una chica atada a la vía de un tren!!!

Edwina es aproximadamente una vez al mes, creo que falta una semana o así (a ver si lo controlo un poco mejor).

¿Recuerdas ese anuncio que iba una chica en avión y aparecía una señora y le decía "Soy tu menstruación y he venido ha fastidiarte tu viaje" ?

Yo pense "basado en hechos reales".


Sonja ¿Vas a una boda de largo? ¿Y qué te vas a poner? A mí eso me tuvo entretenidísima mucho tiempo, no te creas.

FFFF ¿y cómo lo pronunciabais? Yo no puedo, me sale fifififi


Mónica Srendipia Me he explicado fatal, como no quería enseñar el refajo, por una vez ¡¡no me lo puse!!

Y sí, fue terrible: Yo tan mona y de repente...

loquemeahorro dijo...



Uno Anda, hubiera podido ser la tarta, de esas de merengue blanco que pones en algunas bodas, muy pesadota.

Pero no hubo, a cambio pusieron unos pastelitos de chocolate muy buenos que no pude acabarme (cómo estaría).

Víctor Tejada: No me extraña que esta opción tenga tantos puntos, porque es muy puñetera. Pero mira... en este caso, yo iba "rojo picota"

Gallo Esta boda estuvo muy bien, nada de bromas de gusto dudoso y calamares reveníos, en serio.

Oye, una cucaracha, qué buena idea, realmente son enemigas muy... muy (ay, qué asquín).

Sé que resulta raro, pero juro que ¡ no llevaba el refajo!, ahora lo aclaro en el texto.


Alice Silver La verdad es que pensaba en el fiu-fiu-fiu del magnetofón ese negro ¿te acuerdas?

El primero que vi, después de eso, fue en un video que tuvimos en los 80.

Natalia D. dijo...

Lástima, no me he puestado de largo, no he tenido baile de debutante, ni ramillete, ni, ni, ni.. Así que me siento feliz y rejuvenecida puesto que me acabo de dar cuenta de que pertenezco a la genración ni-ni.

Y espero que nos saques pronto de la duda...

loquemeahorro dijo...

Natalia D Yo hasta ahora vivía con esta pena, oye, que solo había ido a una boda de largo (los padres del que se casaba esta vez) y yo eran "tan niña" que llevé una cosita bastante sosa.

Sosa y estándar, porque resulta que había otra en la mesa de los niños que iba idéntica a mí.

laesti dijo...

Me sumo a la idea de Jane Jubilada, ¡queremos foto del vestido rojo picota! Que sepas que ibas de tendencias, que el burdeos y el azul klein son los colores de moda de esta temporada.
Y mi némesis es Adam Sandler, que me persigue por todos los autobuses y trenes en forma de películas espantosas.

Ángeles dijo...

¿El botón de fiu-fiu? ¿Pero en tu casa no le decíais fastforward, como todo el mundo? Hija, qué raros sois, de verdad, o sea.

Yo me figuro perfectamente qué cosa es tu némesis, pero no lo voy a decir para no estropear ese suspense tan bello que has sabido establecer.
De nada.

loquemeahorro dijo...

LaEsti Es que... no tengo foto, en serio, me hicieron unas, pero no las he visto. Madre... azul klein, eso qué es lo que es.

Dioos, odio a Adam Sandler, casi tanto como a Will Ferrell. ¿Te has dado cuenta de que ninguno de los dos cambia nunca de expresión?


Ángeles Te juro que hasta que no pusieron la serie "Flash Forward" no lo entendí. Qué vergüenza más grande.

Qué intriga ¿sabrás cuál es? Me parece un poco raro, pero nunca se sabe. Ya me dirás.

pd. Es un suspense de incontestable belleza.

Espita Gorgorita dijo...

La carrera en las medias!!! Esa y las máscaras de pestañas son mis archienemigas particulares. De hecho creo que la duración de las medias se puede medir en minutos. Y qué te voy a contar de las máscaras de pestañas que no haya dicho ya, son el horror!

Espita Gorgorita dijo...

Que sepas que te leo en el RSS así en plan stalker ;)

loquemeahorro dijo...

Espita Gorgorita Y tú qué lo digas hija. Hoy: primer día de mini-medias de la temporada 2012/13.

Hoy, último día de estas mini-medias en concreto, que ya han muerto.

En serio ¿de qué están hechas?

Rimmel no llevo nunca jamás (bueno, ese día sí y no me dio guerra), así que no sé mucho de sus servidumbres.

pd. Haces muy bien en leerme, vive Dios.

alejandro dijo...

Yo no resistó el olor de la cerveza creó que desde que visité una de las fabricas que elaboran cerveza que peste dios mío.
os invito a visitar mi pagina.
http://reducelulitis.blogspot.com
Saludos