lunes, 17 de diciembre de 2012

It’s the end of the world



O como dicen en mi pueblo ¡Quer mundo se va’cabá!  como es un acontecimiento que afecta a todos los países, lo pongo en inglés que es el idioma más internacional.

Decían que iba a ser el idioma del futuro iba a ser el chino, pero como no sea de aquí a cuatro días, para mí que ya no le da tiempo  ¡y ponte tú a aprender chino en cuatro días! Todo el mundo sabe, que como poco, se tarda una semana en aprender un idioma.

Que en mi casa había un libro de esos: “Aprenda inglés en 4 días” y después nos cuenta cómo.

Pues sí, al parecer un fabricante de calendarios maya dejó unos cuántos hechos que se acaban el 21 de diciembre del 2012 y eso significa que ya está, que el mundo se ha acabado. Aunque solo sea para no llevarle la contraria al maya ese. Que no es por nada, pero maldita abeja.

Sí, ha sido un chiste ínfimo, pero qué importa, si total para lo que me quedo en el convento… ni me levanto a maitines, ni nada (que es como acaba el dicho)

Si esto en realidad ya lo sabíamos todos, que lo dijo un señor muy famoso que gritaba en la tele

-         El Apocalipsis ya está aquí, el Apocalipsis ya llegó

¿Y por qué nadie le hizo caso? ¿Por qué se rieron de él? Además de porque era muy gracioso.

¿Porque no era maya? ¿Porque no fabricaba calendarios? ¿Porque estaba borracho con una serpiente de Madagascar? Ah, las serpientes de Madagascar, mundialmente conocidas por sus licenciosas conductas.

¿Os habíais dado cuenta de que se acaba el mundo justo el día anterior a la lotería? Pues en la admón. de lotería más cercana tienen 20 € míos que demuestran que yo, no.

Por eso hay anuncios de juguetes y demás desde hace un mes, para que no les pille el toro apocalíptico con el almacén lleno de peluches de Pocoyó.

Bueno, por eso y porque llevan empezando con esas campañas dos meses antes, desde antes de la guerra, pero era todo para que no nos asustáramos este año.

A mí ya puestos, me parece bien acabar justo, justo, antes de las navidades, pero después  de haberte gastado la extra.

¿Y qué? vosotros cómo preferís que se acabe el mundo? ¿A lo rapidito, o en plan Mad Max? Aunque no es por nada, pero eso no es que se acabe el mundo, el mundo existiendo pero más a lo bruto, sin gasolina, ni spas ni nada.

Yo lo tengo clarísimo, siempre lo he dicho: En una gran catástrofe, me pido morir de las primeras, y que luego los supervivientes, lo pasan fatal, oye(s).

Y se les queda la ropa hecha una porquería, que es lo peor. Que si por lo menos supiera que sobrevivo hasta la segunda parte de la trilogía bueno, pero encima ser ese que se muere cinco minutos antes del final, ya después de haber pasado el puente tibetano ese que está medio descuajeringado... eso sí que no.

Porque los mayas no sabrían hacer calendarios, pero los tibetanos, mejor no hablemos de sus puentes.

A mí esto de que se le acaben los calendarios a los mayas, la verdad no lo veo una señal de nada, claro que si me dijeras que se acaban los calendarios de gatitos en cestas de la carnicería Agustín, entonces ¡Sí que es que se acaba el mundo

Pero a otros sí les importa y si no tienen de qué hablar en un programa de esos que antes se llamaban magazines, pues nada te colocan lo de que se va a acabar el mundo y al final dice la presentadora.

“.. y el día 21, todos fritos. Y ahora, veamos qué nos propone nuestro doctor para vigilar nuestro colesterol.”

Pues hija, a menos que sea el colesterol el que vaya organizar el Armagedón, no creo que nos importe demasiado.

Así que todo los que hayáis discutido por aquello de “las navidades con mis padres y la nochevieja, que se bebe más, con tus padres”, pues habéis hecho el tonto que este año, ni cena con tus suegros, ni navidades calamar, ni nada.

En lo que os teníais que haber puesto de acuerdo era en cómo prepararos para la supervivencia, que hay mucha gente que basa en eso su ocio y hasta fortalece su relación de pareja

En serio, hay un programa en el canal National Geographic que se llama … bueno, no recuerdo el título pero yo lo conozco por “Gente que vive en Arkansas y se entretiene preparándose para el fin del mundo”.

Resumiendo, es gente que tiene el sótano hasta arriba de conservas, agua potable y un arsenal de kalashnikov, por si acaso más que acabarse el mundo, se convierte en una especie de película de los años 80 (directamente en video) tipo “El Guerrero Americano
 
Acabo de ver que el Guerrero Americano no va de supervivencia, da igual, os hacéis a la idea, y si no, mucho mejor para vosotros.

Ellos viven muy contentos, pensando que el día que se acabe el mundo, serán ellos los que se rían de nosotros.

Que a lo mejor tengo yo poco sentido del humor, pero no veo que el día que descubras que tu vecino Jeremiah tenía el doble de armas que tú y te va a arrebatar igualmente tu generador, te vayas a tronchar de la risa.

45 comentarios:

susana dijo...

Mi hija dice que eso de que se acabe el mundo el día que dan las vacaciones no puede ser. Mejor que esperen al siete de enero. Si supieran los mayas la que han armado...:) Un beso.

Mónica-serendipia dijo...

¡Qué bueno descubrir el final del refrán ese de "para lo que me queda en el convento"! Gracias, Loque, la otra versión siempre me había parecido zafia y sin sentido.
Oye, qué buena entrada. Me imagino que como es la última antes de que se acabe el mundo es como un broche de oro. Di que sí, mejor palmarla riendo. Que yo siempre había pensado que en caso del fin del mundo sólo quedaría intacta la biblioteca vaticana y ahora resulta que también unos paletos de Arkansas :-D
Nada, que yo por si acaso ya me comí los polvorones ayer. Que eso de que se acabe el mundo antes de navidades, pues vale, pero yo no me quedo sin catar los polvorones.

loquemeahorro dijo...

Susana Tu hija es una sabia, el día que te dan las vacaciones, lo único que se debería acabar son los exámenes.

Una cosa... ¿el mundo no se acabó para los mayas hace ya bastante?


Mónica Serendipia ¿Qué otra versión? Ah, la de vísperas, dices!!

Gracias, yo también pienso que es mejor reírse en estas circunstancias, en Arkansas se les ve muy serios y mira cómo les va.

¿Sólo la biblioteca vaticana? Puf, para una biblioteca que queda en pie...

Ays, los polvorones, cómo me gustan y no puedo catarlos... ¡que se acabe el mundo!

El niño desgraciaíto dijo...

A lo mejor es que al maya de turno se le acabó el cuaderno y no llegó más allá. Seguro que pensó "y, total, pá qué?" y se fue a hacer algún sacrificio de los suyos

Bookworm dijo...

Pues que sepas que yo soy de las tuyas, quiero morir de las primeras también ¡ja,ja!
Ah! y que me avisen a qué hora termina el mundo porque lo mismo ya no hago de comer, aunque tenía pensado subir al ex-cole de mi hijo a tomarme un chocolate con otra madre. A ver si nos va a pillar el toro (digo el fin) por esos lares.
En fin, sea como sea, mejor tomárnoslo con humor, que ya verás que el día 22 no nos queda otra que seguir con la misma rutina.
Un beso

loquemeahorro dijo...

El niño desgraciaíto: Yo creo que es eso, eh? Lo del cuaderno.

Muy bueno lo de "algún sacrificio de los suyos"

Bookworm: Di que sí, nos morimos las primeras y pasamos de supervivientes de Dakota. Además yo no tengo sótano, ni sé muy bien por dónde cae Dakota.

Mujer, yo lo del chocolate no me lo querría perder, casi pásalo al día anterior. O no, y que os pille recién desayunadas/merendadas.


Doctora dijo...

Hoy le he dicho a mi madre que el viernes se acaba el mundo y me ha dicho que no, que a ella le va a tocar la lotería el sábado. La verdad es que no sé cuál de las dos cosas es más probable...

No entiendo por qué se le ha dado tanto bombo a esta profecía maya, también decían que se acababa en el 2000 y en el 2002 y no se tomó tan en serio.

Yo entiendo por fin del mundo que la Tierra reviente, no que acabemos en un mundo post apocalíptico, pero si va a ser lo segundo espero que nuestro mayor problema sea encontrar comida, porque si va a haber monstruos o zombis pululando yo paso.

loquemeahorro dijo...

Doctora: Espero de todo corazón, y por razones puramente egoístas, que tu madre tenga razón.

Yo tampoco lo entiendo, si este año ha vuelto a haber aniversario del bikini con el que rellenar días flojillos.

A mí que se acabe-acabe, nada de medias tintas, o se acaba, o nada. Como la canción de María Jiménez "S'acabó"

laesti dijo...

Pues yo voto por fin del mundo a lo Mad Max. Siempre y cuando haya un Mel Gibson jovencito por ahí cerca. Y yo vestida como Tina Turner en "Más allá de la cúpula del trueno", con cota de malla muy a lo Paco Rabanne y cantando "we don't need another herooooo".

Lillu dijo...

Navidad calamar!!!!!!!

Yo quiero que me cuentes (otra vez) la cena de Navidad de tu empresa. Si el mundo no se acaba, que bueno, igual la empresa para ahorrarse las pelas la organiza el 22, no? Tal y como está la economía...

Pues mira, yo todavía no he visto ni un sólo calendario de 2013. Ni de gatitos en cestas ni de bomberos (mis favoritos), así que a ver si va a ser verdad que se acaba el mundo y ya no los han hecho. Yo tengo serias dudas al respecto.

saluditos!

loquemeahorro dijo...

laEsti Sí, claro, como estaba en Gallipolli, no? pero al final se te convierte en esa piltrafa en la que se ha convertido.

Mira, que se lo carguen antes, y tú te quedas con las reservas que hubiera conseguido, mientras tú cantabas.


Lillu Gracias, me alegro de que alguien se acuerde de la navidad calamar!!

Oye ¿y calendarios de bomberos que llevan en la mano una cesta con gatitos? A lo mejor es que están preparándolos, mujer, y si no pasamos del 21, se los ahorran.


Jane Jubilada dijo...

Lo que me daría más pena sería perderme la navidad calamar. Huy, lo acabo de decir y luego ya vi que Lillu también te lo había dicho, pero es que sabes que somos muy fans de esos eventos.
Yo no hago mucho caso porque, de chicas, mi prima Mª Elena siempre me decía: "el próximo año va a ser la fin del mundo" (así, con "la"). Y claro, de tanto oírlo una se acostumbra. Y el otro día leí una pancarta de esas que decía. "No tengo miedo de que se acabe el mundo en el 2012... Tengo pánico de que siga igual".
Pues eso, que seguimos hablando la próxima semana, para desearnos feliz nochebuena.

loquemeahorro dijo...

Jane Jubilada Muy bien, haces muy bien en esperar la navidad calamar.

"la fin del mundo", qué bueno, y tu prima qué alegre, la tía ¿no sería maya?

Y sí, yo creo que esto sí que es un poco apocalíptico, la verdad, pero sin que lo solucione ningún sótano lleno de velas y antibióticos.

Blackmount dijo...

la culpa de todo la tiene esa abeja maya, seguro que ella fue la que le dio la idea a sus parientes mayas. Siempre me dió mala espina esa abeja, volando de aqui para allá, metiéndose en problemas, y con su racismo velado hacia las avispas. Pero bueno, en todo caso, te será mucho mas fácil dominar el mundo cuando solo sea encargarse de los curas del vaticano y de los paletos de arkansas. es menos trabajo

Ángeles dijo...

Yo de lo que no consigo enterarme es de cómo va a ser el fin. Es decir, va a haber un fallecimiento repentino y masivo, o se va a convertir todo en polvo de pronto, o va a explotar el planeta, o qué. Porque si es en plan desaparición total, no hay nada más que decir, pero si es en plan apocalipsis zombie, pues mira, puede ser hasta emocionante.
¿Tú qué opinas? Y te pregunto como experta que eres en dominios y aniquilaciones mundiales.

loquemeahorro dijo...

Blackmount: Segurooo, y es verdad, las avispas eran "las malas"... las avispas son las culpables de todas las guerras.

Lo dijo Mel Gibson, hablando de Mad Max. Vale, dijo algo peor, pero no quiero no repetirlo.

No sé yo si quedando solo esa gente, me merece la pena dominar nada (uys)


Ángeles Yo voto, clarísimamente, que si se acaba, se acaba, así a lo bruto, fundido en negro y para de contar.

Si no, no se acabaría, evolucionaría a muchísimo peor, como la sanidad.

Sonja dijo...

Pues no había caído con lo de la lotería, bueno peor sería que te toque y al día siguiente resulta que se acaba el mundo, eso sí sería una suerte cochina.
Un mundo a lo bruto sin spas jaja,

Compañía de Libros dijo...

Cada cual tiene sus manías. A mí me gustaría acabar mis días como Jardiel Poncela:" Ya decía yo que ese médico no valía mucho". O sea que me gustaría espicharla sana, oronda y lironda con la modestia de Groucho Marx que pedía perdón por no levantarse. Pero ahora que lo pienso prefiero seguir aquí mucho tiempo disfrutando de las buenas compañías, los mantecados de los López Mezquita y las buenas costumbres de amanecer salvos y sanos el 1 de enero del año que sea. Feliz Navidad Loque de tu vecina de
microcambios.com

Alice Silver dijo...

Jajaja, maldita abeja, me encantan los chistes infimos.
Sí, yo también prefiero morir de las primeras, no me veo cruzando los puentes tibetanos ni de ningún otro tipo.
Bueno, que esperaré a que pase el día maldito para desearte una feliz navidad calamar.

Isabel Hernandez dijo...

El otro día dí con una página muy graciosa de esto del final del mundo y estoy muy puesta en el tema. Os ilumino: resulta que el mundo no se acaba, solo se oscurece pero mucho, mucho, mucho, tanto que no nos vamos a ver ni las propias manos, aconsejan pues que nos acopiemos de velas, porque lo mismo las linternas no funcionan. Los aviones se van a paralizar en pleno vuelo y caer así, les pille donde les pille, cuidadín con eso. También hay que tener ropa de abrigo porque la temperatura bajará hasta -35º, que digo yo que eso va a venir muy bien para el deshielo de los polos,no?
Otra cosa a tener en cuenta, no mirar por las ventanas porque aunque haya mucha oscuridad podemos ver difuntos pasar sobrevolando de allá para acá, ni abrirlas porque van a haber unos tufazos espantosos, claro con tanto muerto, no me extraña. Esto es todo lo que recuerdo, espero que estos consejos os hayan sido útiles y los llevéis a la práctica sin saltaros uno.
Por cierto, la oscuridad pasará y los sobrevivientes tendrán que comenzar a enterrar muertos y a reconstruir, en fin, cosas amenas y diver. A mi me da como un poco de pereza, la verdad.
Pues nada, dicho lo dicho...Feliz fin del mundo!!...o lo que sea.

Victor Tejada dijo...

No me creo lo del fin del mundo. Una civilización incapaz de ver que llegaba el amigo español para dar candela .... en finx. Sólo añadir que mires bien tu boleto de la lotería, ya que me parece que te han tongado, que son 20 Euros y no 30 lo que cuesta. Eso sí, seguro que te toca un maravilloso Jamón o una muñeca chochona.

loquemeahorro dijo...

Sonja En realidad se acaba el día de antes de la lotería, lo cual, bien pensado no está tan mal, si así te ahorras oír a los niños de San Ildefonso.

Gracias, guapa.


Compañía de Libros Me gusta mucho lo del médico de Jardiel Poncela. Hace poco vi uno "Aquí yace XX XX, buen marido, buen padre, pésimo electricista casero"

Gracias y me alegro de verte por aquí.


Alice Silver Muchas gracias! Pues nada, quedamos y nos matamos rapidito, antes de que venga un ex-marine a intentar salvarnos la vida, que se me hace muy cuesta arriba.

Sí, todavía nos tenemos que felicitar la navidad calamar.


Isabel Hernández Sí, sí, a mí también me da muchísima pereza. Además creo que tengo las mismas posibilidades de sobrevivir a -35ºC solo con el calor de una vela, que de que el año que viene me suban el sueldo.

Oye ¿y los difundos esos, tenemos que cazarlos con un caza-mariposas o algo así para poder enterrarlos por fin?


Víctor Tejada Sí, yo también lo había pensado, que bien pensado, para ellos, el mundo ya se acabó hace ya bastante tiempo.

Argax dijo...

El día del fin del mundo libro, así que supongo que me pillará en la mesa camilla, calentito, y leyendo un libro sobre el fin del mundo, para comparar vamos, que desde mi ventana tengo muy buenas vistas y puedo ver como la gente va entrando en combustión espontanea, como se abre el suelo y salen lagartijas gordas y como las bolsas de la compra se comen a los consumidores.
Me ducharé antes que esto del fin del mundo tiene que ser como el médico de cabecera, que te pille con la muda limpia no vaya a ser que consista en una especie de colonoscopia.

Me encanta tu tono y tu blog. Saludos.

Eva M Martín dijo...

Pena de todos los libros que me quedo sin leer, porque no me pondría en serio con las lecturas cuando los mayas anunciaron el fin del mundo, ayyyyyyyy

loquemeahorro dijo...

Argax ¡Cuánto bueno por aquí! Me alegra verte en esta casa, aunque la tuya, con esas vistas, creo que está mucho mejor.

Las bolsas comiéndose a la gente ¡y encima has pagado por ellas! ¡qué malandrinas!

Oye, te juro que he estado a punto de poner en la entrada "¿Y cómo te preparas para el juicio final? ¿Llevando una muda limpia?"


Eva Hola guapa. Lo siento mucho por ti, y por mí, que justo ahora me acabo de comprar el kindle.

Oh, mayas, yo os maldigo, o por lo menos os pido el reintegro de 79 €

ENRIQUE YO dijo...

Pues he oido que la hora exacta del fin del mundo es a las 19:00 pero no se si es hora del meridiano maya, la hora canaria o cual.. Supongo que es para que la mayoria de los mortales hayamos terminado la jornada laboral.
Y asi, las victimas no se consideraran accidentes laborales y los supervivientes podran ser despedidos el lunes siguientes (nochebuena), alegando que la economia despues del fin del mundo se resiente....
y, por cierto, ¿La Nochebuena despues de un fin del mundo sigue siendo Nochebuena o es Noche-chunga?
Ahi dejo la pregunta. Si hay algun maya que quiera responder...

loquemeahorro dijo...

Enrique Oh, cielos, entonces... ¿el fin del mundo forma parte de los recortes?

No es por nada, pero no me sorprende demasiado.

Tu cara me suena ¿te conozco?

Gallo dijo...

Que buena entrada para prepararnos al Apocalipsis. Mira yo tan preocupado por conseguir boletos en espera para viajar el sábado a donde mi hermano y todo pa qué si el mundo se acaba el viernes. Que afán de la gente de querer volar por esas fechas, será que todos quieren acabar así a la primera y no esperar a ser lo supervivientes ni de un avionazo ni del armageddon. Cuanta razón tienes con lo de la ropa.

Feliz fin del mundo!

mientrasleo dijo...

Pues yo creo que... si sobrevivimos al efecto dos mil con el que los ordenadores iban a dominar el mundo... no tengo aún que preocuparme por generadores vecinales (salvo que me sirvan para pagar menos en el recibo de la luz, en cuyo caso se lo quito igual)
Besos

loquemeahorro dijo...

Gallo Gracias, muchas gracias. No te preocupes de lo del sábado, para mí que al final, van a sobrar las plazas :-)


MientrasLeo Lo del efecto 2000 vino muy bien a un montón de informáticos (algunos amigos míos) que así tuvieron trabajo por lo menos una temporada.

A ver si a alguien se le ocurre una nueva emergencia tecnológica y se incentiva el empleo.

Isi dijo...

jajaja Loque, yo también me pido morir de las primeras, que no hay peor cosa que ir con las ropas hechas un asco por el mundo!
Yo ya te dije que fui previsora y canté villancicos y comí polvorones (y un ferrero rocher) este finde, no vaya a ser que me quede sin lo mejor de la Navidad.
Jo, cómo molan los americanos con sus refugios antinucleares. A mí me gustaría de verdad saber si algún día tendrán que utilizarlos (ellos, porque nosotros ya vemos que no, jaja).
Qué bueno el comentario de Enrique!

Uno dijo...

Yo lo que veo es que si se va a acabar el mundo mejor que no te pille en Arkansas.
Me paso el 22 a ver que tal.
Un abrazo

teresa dijo...

Ayyy Loque me he partido de la risa, como siempre, yo espero que no se nos caiga el cielo encima y podamos tomar las uvas con quien sea.
Felices fiestas guapa,y que sigas con ese humor.
Un abrazo
Teresa

loquemeahorro dijo...

Isi Haces muy requetebien, que te pille con los polvorones ya comidos, sí señora.

Yo, como este año tengo vedados todos esos manjares, por mí, que se acabe el mundo ya y me ahorro el Tormento de Tántalo


Uno Je, je, je. Es verdad, es mucho mejor que te pille el fin del mundo en alguna parte con control de armas.


Teresa Gracias, me das una alegría, ese es mi objetivo. Y no, yo creo que este año no se nos cae el cielo encima, aunque de todas maneras le preguntaré al druída, a ver si se le ocurre algo al respecto.

Feliz Navidad para ti también.

ENRIQUE YO dijo...

Gracias Isi, ahora si que puede llegar el fin del mundo, que no me voy de él sin que un comentario mio haya gustado.

Hay muchos políticos que no pueden decir lo mismo...

loquemeahorro dijo...

Enrique tú: Muchos, ciertamente, muchos.

Natalia D. dijo...

¡Ay, señor, que disgusto...! Se va acabar el mundo y yo todavía tengo días pendientes de vacaciones que pensaba tomarme a primeros de enero. Y ya no me da tiempo a cambiarlos... Pero ¿cómo no me avisaste?. Esto me pasa por despistada y no leer más que las noticias rosas.

loquemeahorro dijo...

Natalia D ¡Días de vacaciones pendientes! Eso es mucho peor que haber estado acumulando víveres en el sótano para cuatro años (en serio, lo he visto), y no suceda ninguna desgracia, que quieras que no, será una frustración.

Mae Wom dijo...

Jajajaja, yo también he visto un poquito de ese programa que dices. Donde un jubilado está más preparado militarmente que Chuck Norris, Charles Bronson y Steven Seagal juntos, y tiene ochocientos zulos para esconderse y luego poder recuperar su casa en caso de que ocupen. Es que me parto.
Y si llega el fin del mundo y ellos se ríen los últimos que les cunda que si se rompe todo con la de radiactividad que va a haber en el ambiente yo soy de las que también prefiere morirse de las primeras.

Si es que yo creo que esto del fin del mundo es una excusa para hacernos consumir más antes de las navidades que con la crisis ya no nos gastamos los euros. Y lo mejor de todo es que va a seguir todo igual que estaba.

Besotes y feliz final de lo que sea (de la semana tan bien vale).

loquemeahorro dijo...

Mae Wom Yo creo que he visto a ese tío. A ese en concreto, al que tenía los zulos y entrenaba a adolescentes desorientados de su condado, para hacer como que disparaban en movimiento.

Dime que tú también lo viste, dime que no fue un sueño!!

Isabel Hernandez dijo...

Jo, vaya chasco!! Una se hace ilusiones y mira tú! Pues nada, a seguir currando, a seguir pagando impuestos, a seguir madrugando, a seguir aguantando políticos...se puede pedir el libro de reclamaciones a los mayas?

Por lo menos que nos toque la lotería, que tengamos alguna alegría, digo yo...

JuanRa Diablo dijo...

De verdad que cuando yo veía a la abeja Maya no me imaginaba que fuera tan retorcida.

Yo ahora estoy preocupado, Loque, porque ¿cuántos hemos quedado?
Ha pasado el fin del mundo y al menos tú y yo seguimos aqui, lo que significa ¡que somos supervivientes!

¿A ti se te ha empezado a estropear la ropa ya? A mi se me ha hecho una patata en un calcetín. Es lo propio, ¿no?

No sé si es prudente salir a la calle, pero lo de dominar el mundo empieza a ser más sencillo.
Y más inútil también, porras.

loquemeahorro dijo...

Isabel Hernández: Ya te digo, los mayas son unos sinvergÜenzas, nos habíamos hecho ilusiones y ahora...

JuanRa Diablo: Sí, yo tampoco pensaba tan mal de la Abeja Maya, pero ya ves tú.

¡¡Supervivientes, qué rollo!! Si yo no quería. Bueno, pues nada a dominar se ha dicho!!

bibliobulimica dijo...

Ayy mi querida Loque, yo me fui de viaje y el menor de mis vástagos iba con una preocupación por el fin del mundo que no veas. Andábamos en un crucero y ahí andaba él oteando el horizonte para ve si no venía por ahí el apocalipsis. Lo bueno es que en su facebook vió una foto de Jesús (el hijo de Dios) que decía: ¿cómo crees que se va a acabar el mundo antes de mi cumpleaños???. Es lo bueno que tiene la tecnología y la irreverencia de los jóvenes ;)
Pues nada que se acabó el mundo y es una alegría ver que todavía estamos en él.
Un beso,
Ale.

loquemeahorro dijo...

Bibliobulímica Bueno, pues que te pille el fin del mundo, de vacaciones y en el mar, tampoco está tan mal.

Aunque mucho mejor que no te pille en ninguna parte, digo yo.