miércoles, 25 de marzo de 2009

Federicos del mundo, uníos

Últimamente en mi trabajo, hay muchísimas reuniones.

Hay unos de un proyecto, que están todo el día en reuniones.
Es lo una amiga llama un proyecto "Juegos Reunidos Geyper". ¿Qué hablarán tanto tiempo?

Yo me imagino la escena:

- Ahora le toca a Federico. Federico por favor:
(Federico carraspea)
- A ver qué tal me sale (carraspea otra vez) Un limón y medio limón, tres melon... ay! me he vuelto a equivocar!

Federicoooo, Federicooooo.

Y es que siempre hay un Federico en todas las reuniones. Generalmente el que la convoca, para ser exactos.

Yo el otro día estuve en una que también hubo una Federica, que llegó tarde y estuvo un buen rato tirando del pomo de una puerta... corredera.

Fue lo mejor de toda la reunión, la verdad. Podía haber entrado y decir

- Señores y señoras, la tensión en el mundo laboral es muy grande, así que he decidido sacrificarme por el grupo, haciendo el ridículo, para que el ambiente se relaje un poco.

Oye, qué pasa? A mí me contó no sé quién que iba en el Cercanías y que entró una pareja que empezó a dar unos gritos alucinantes, tenían un culebrón montado... que si infidelidades, que si tú no me quieres.

De repente se callan y dice uno
- Buenas tardes, ..., somos el grupo de teatro XXXXX y les hemos ofrecido nuestro montaje XXXX, si quieren aportar unos dineros....

Yo conozco a ciertas hermanas, muy cercanas a mí, que cuando van en el bus charlando y ven que alguién está escuchando, animan un poco el cotarro y dicen

- Imagínate qué problema, que ahora ya no sé de quién es el niño, si de mi marido, o del otro.

Pero gratis, eh? Por simple amor a la humanidad, son como una ONG de la performance en el transporte público

No me digas que no es mucho más original que los que tocan el acordeón en el metro (mira, el acordeón! otro invento de un Federico)

Por lo menos cuando yo coincido con alguno, siempre toca una de estas dos canciones:

- Una es esa que no sé cómo se titula (ni poco que me importa) y que en su versión española dice algo como "qué tiempo tan féliz, que nunca olvidaré". Pues yo esta canción no la olvidaré en mi vida, y bien que me gustaría.

- Por supuesto "Bésame, bésame muchoooooo". A lo mejor esa es para a ver si cuela y alguién se anima a lo del beso. Aunque lo veo poco factible, la verdad.

Supongo que ambas canciones salían en el libro de partituras "Mi primer acordeón".

Si yo tuviera que hacer lo propio, tocaría

"Yo soy el chino Chin-Fun-Fá,
que viene de la China-na-na"
(esta letra la inventó Federico, también)

que fue la primera canción que perpetré con la flauta dulce.

Bueno, dulce sería la de las demás de clase, cuando la tocaba yo, daba acidez de estómago.


En el autobús también me ofrecen muchas veces música gratis, sobre todo desde que existen los móviles con música que se escuchan sin auriculares.

Por cierto ¿a quién se le ocurrió la idea? A un Federico, es obvio.

Me dan ganas de levantarme y decirle al ínclito

- Agradezco tu ofrecimiento de compartir tu música, pero no, gracias.

Como desconfío de su buena voluntad al respecto, mejor me levanto y le digo

- Trabajo en la SGAE y vengo a preguntarte si has pagado el canon pertinente por difundir música en espacios públicos.

Insisto: Hasta el Chuck Norris regueteniano se me acojona.

18 comentarios:

milibreria dijo...

Ese Bésame mucho se escucha en todas partes... pobre amiga mía, Un día habrá una grabación de "silencio" para llevar puesto los audífonos y deleitarse en aquel lejano "sin sonido" del más allá... y no está muy lejos el día.
En cuanto a reuniones... mejor no toquemos esa tecla, que mucho he padecido de esa enfermedad.
Qué buenas tus entradas, quisiera que escribieras todos los día. Un abrazo,
ADE

pIxEL ★ dijo...

Dios que si me has hecho reir... debo decirte que desde hoy tienes una seguidora de tu blog...
Es mas deberias escribir un libro que con esas historias seria best seller!
cuidate
Carla de un rinconcito del mundo llamado Panamá.

Isi dijo...

jeje.
Yo creo que lo de las hermanas es de verdad una ONG que apoya a las clientas de las peluquerías a las que les quitan el hola de las manos, para que tengan cotilleo de todas formas!!
Y lo de la flauta, conozco a un indigente de esos que siempre está borracho que toca la flauta con una mano! Claro: es que la otra la tiene extendida para que le sueltes la pasta!! pero como que nunca me suenan las canciones que toca... será que no conoce a Federico...

Teresa dijo...

Espero que esta noche pueda mandarte un comentario.
Un día pasé al metro con mi hija María, estaba casi vacío, llego un chico con cara de loco y se puso al lado nuestro, llevaba una bolsa y empezó a sacar todo de ella, camisetas, calcetines y sacaba y metía sin parar. Mi hija y yo sin quitarle el ojo y dándonos codazos de vez en cuando, en esto que saca una pistola y la deja en el suelo, mi hija y yo sin respirar, y sigue con ese juego... y saca otra pistola, las frotaba y las metía en la bolsa y las volvía a sacar, mi hija y yo nos bajamos en la parada siguiente sin haber llegado a nuestro sitio. Increíble pero cierto.
Prefiero la música
Saluditos
Teresa

Grimo runner dijo...

Joer que inquietante el comentario de Teresa, me ha dejao un mal cuerpo, fijo que era un Federico. Un beso.

estodevivir dijo...

Super simpática la entrada, como acostumbras, solo de leer el título me eché a reir.
Y desde aquí le mando un saludo afectuoso a las hermanas que le hacen mas interesante el día a los aburridos sin vida propia.
Cuano yo estuve en España, hace 200 años atrás nada más sentarme en el metro(si lograba sentarme y si no de pie), sacaba mis crucigramas y me ponía a llenarlos como una loca obsesa, sólo para evitar a los federicos del mundo.
Y eso que en ese entonces no había ni celulares así.
Te comprendo y te acompaño en el sentimiento. Gracias de nuevo por hacernos reir y meditar.

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias a todos/as por vuestros elogiosos comentarios y vuestras aportaciones la mundo federiquil.

MiLibrería: Yo quiero ese sonido de "silencio" para muchos momentos, sobre todo en el trabajo

Pixel: Me encanta tener una seguidor panameña, bienvenida!!

Isi: El perro-flauta, o sin perro incluso, es el único que necesita la partitura del "Chino Chin FunFa" más que yo.

Jo, Teresa, estoy de acuerdo con Grimo Runner, me he quedado alucinada! ¡Que Federico más bestia, no?! Eso sí, creo que al final solo era una performance, pero un poco bestia, tipo "La Fura dels Baus".

EstoDeVivir, yo leo en el metro pero en el bus me mareo y veo cada espectáculoooooooo.

Ah! que una de las hermanas de la ONG es lectora de este blog, así que recibirá vuestros comentarios, yo por mi parte "sus" digo que si ellas escribieran un blog, yo me quedaría sin lectores, pero no quiero seguir que me pongo muy pelotilla.

inmaculada dijo...

Estoy contigo en los bitemas del acordeón paro qué me dices de los pianos aléctricos a toda pastilla y la gitana haciendo como que canta "ojos verdes". Insufrible. Y no puedes dejar de oirla porque el volumen es bestial.
Respecto a las reuniones que cada vez estoy más contenta de ser autónoma.

inmaculada dijo...

Por fin he podido hacer un comentario en tu blog. Por favor, sigue contándonos estampas contumbristas que tanto nos gustan a todos.
Saludos.

loquemeahorro dijo...

Gracias y Inma y me alegro de que hayas podido comentar!

No sé si verías que Isi y yo estuvimos intentando cambiar la configuración de mi blog, aunque con un éxito dudosillo.

Lo de los que cantan con el organillo es un tema que fascina, había pensado dedicarle una entrada en exclusiva.

Espita Gorgorita dijo...

jojojojo que tirria le tienes a los Federicos...

El otro dia iba en el metro y la perroflauta (sin perro... )que se sentó enfrente recibio un llamada al movil (mal... te has vendido al sistema guapa)y que sonido era?? Una flauta!! creo que se percató de mi carcajeo...

Isi dijo...

Oye, lo de Teresa da miedçin, pero aquí va lo que le pasó a mi prima la primera vez que viajó en avión (el verano pasado, que fué a París) y en mitad del vuelo se levanta un árabe de su asiento y se pone en el pasillo a rezar!!!
Vamos, yo pensaría que es el preliminar a la inmolación!!! qué miedo, madre!! Y, por cierto ¿cómo sabe dónde está la meca si está metido en un avión? Creo que Alá ese día no le escuchó a él, pero Dios debía de estar muy ocupado recibiendo súplicas desde el avión...

Ale dijo...

Con razón por donde yo estoy nos tiramos todos a la flojera....¡¡¡nos hace falta un Federico que nos meta en cintura!!!

Yo también hice eso de exagerar una historias en el camión...y bueno, había quien no bajaba donde debía por no perderse del chisme.

¡Maravillosa entrada, como siempre!

Ale.

Cristina dijo...

Muy bueno, wapa, as usually.
No te puedo escribir más, que ahora tengo una reunión...

loquemeahorro dijo...

Ay, Espita que bueno lo del politono perro-flauta!

Isi, realmente la pregunta es buena ¿hacia dónde está la Meca en un avión? ¿y si tuvieras que poner la alfombra atravesando el pasillo??

Veo Ale, que también tú formas parte de esa ONG...

Uy Cristina, pues ya sabes a ensayar lo del limón y el medio limón.

Gracias a todas, de verdad.

xGaztelu dijo...

LOQUEMEAHORRO, en gustos literarios parece que coincidimos poco –por lo de Sánchez Ferlosio, digo- pero reconozco que cuando escribes tú, tienes toda la gracia!

xG

Isi dijo...

Estoy haciendo en mi blog (en la entrada "Primavera") una recogida de firmas para que escribas más a menudo, sin cobrarnos, claro. jijijijiji (risa maligna, porque no puedes hacer nada en contra).
Lo mismo hago otra para que las hermanas de la ONG también hagan un blog, me lo pensaré...

loquemeahorro dijo...

Gracias xGaztelu, es un comentarios muy generoso. Con las tonterías que escribo es increíble que critique a Schez. Ferlosio, lo reconozco.

Isi, me parecen bien tus iniciativas, pero creo que cobrarían más fuerza acompañadas de un jamón y una botellita de vino... ummm