martes, 8 de septiembre de 2009

Una de amplio espectro (I)

Bueno, que no doy una, que todas las series que se me ocurren, ya están pilladas.

Afortunadamente, soy más creativa que Pau Donés y Enrique Búnbury juntos y ahí va mi última creación. Este es el capítulo piloto:

Una chica muy mona, pero con una peligrosa afición a las pestañas postizas y la ropa vintage, trabaja alegremente en su tienda (lalaralarito...), donde por cierto, nunca veremos a nadie comprar ni una escoba.

Ella es más alegre y buenrollista que una princesa Disney, y encara su futuro con optimismo, a pesar del lamentable estado de las finanzas de su pyme.

Y todo gracias a que de pequeña se le atascó el video y vio 27 veces una cinta en la que tenía grabada, Pollyanna primero y un capítulo de la Casa de la Pradera después.
(nunca volvió a ser la misma)

Pues está no haciendo nada en concreto en su tienda (quizá cardándose el pelo), cuando una amiga suya y socia en la tienda (ese negocio no se hunde solo, hacen falta dos personas), entra y le presenta a una chica que es nueva en el pueblo.

Es una morenita muy mona, que se acaba de instalar en la pequeña e idílica ciudad en la que viven.

- Esta es Ursula May, que viene a instalarse a nuestra idílica ciudad, con su placita sacada de una peli de Capra y sus vecinos, que se conocen todos.

Hablan las tres de cualquier cosa, pero pronto descubre nuestra protagonista que la pobre chica tiene a su lado un espectro, no, un espectro de cosas diferentes no, un espectro de verdad, una chica rubia y mona que dice con voz espectral (ahora no hay dudas, verdad?)

- Santa Riiiiiiita, Riiiiiiiita, lo que se da, no se quitaaaaaaaaa.

Nuestra protagonista, la llamaremos Hermelinda, mira directamente a la chica espectral (es para afianzar el término), y la muerta le dice

- ¿Puedes verme?

Hermelinda mira hacia ella, se toca la oreja, baja la vista, la vuelve a subir, mira hacia al infinito, y no hace el paso final de las sevillanas, de pura casualidad.

- Estoooo, sí puedo, luego, estoo.... je-je

Las otras no se dan cuenta de nada, porque como se ha visto, ha sido súper discreta y creen que es una de tantas frases absurdas que se meten de clavo en la conversación, para no desentonar, alguién añade

- Sí, eso es como todo.

Ursula May se va y Hermelinda y su amiga, la escéptica (que va a permanecer un par de temporadas dentro su escepticismo, aunque tendrá pruebas de que hay fantasmas un capítulo sí, y otro también), le pregunta

- ¿Te has tomado la medicación?

- Amiga Escéptica (así me ahorro nombres). Estoy súper preocupada por Úrsula May, aunque la he conocido hace 3 minutos y medio, creo que un... una... esto fantasma, la acosa. Por cierto ¿cuando es mujer, se dice una fantasma?

- De verdad Hermelinda, te voy a dejar de presentar gente, y no es solo por lo pesadita que te pones con el tema fantasmagórico, es que a lo mejor es que eres gafe, porque persona que te presento, persona que se le caen los cuadros de su casa.

Y por cierto, ni idea de lo de "la fantasma", pero vamos, que si no lo sabes tú...

Hermelinda se va en busca de oídos más comprensivos y se presenta en la universidad que hay ahí, en su pequeño pueblecido (es un sitio pequeño, pero que tiene de todo, sobre todo, calidad de vida).

Ahí se dirige a un despacho de uno que no sabemos de qué da clase, pero para mí que sus obligaciones lectivas no le llevan mucho tiempo

- Hola, amigo Crédulo (luego cambiaré el nombre, lo prometo)

- Hola, amiga zumbada, pero que está buena y no pierdo las esperanzas de ligarme algún día

- ¿Qué puede querer decir un fantasma cuando utiliza dichos populares que se pasaron de moda hace dos generaciones?

- ¿Has visto un fantasma que dice esas cosas?

- Puede ser, puede ser... era algo de un santo

- Ummmm, voy a buscar en mi extensa bibliografía de temas paranormales y si no encuentro nada al respecto, consultaré los deuvedeses de "Cero Milenio" y mi colección de "Año 4º".
Es que tiene mucha más fuerza si incluyes un número al buen tun-tun, en el título.

Por cierto ¿has visto el último Cero Milenio? Incluye un especial "Cómo casarse siendo un friqui, con otra personas igual de friqui", estoy como loco por verlo.

Hermelinda se va, y el fri... digo, el profesor universitario se queda mirando la puerta y dice muy tristón:

"Oh, Hermelinda ¿abandonaré algún día mis vanas esperanzas de conquistar tu amor, a base de miradas perdidas, y me enteraré de una vez por todas de que ni te gusto, ni te intereso, y que además estás casada?

Bueno, seguiré así un par de temporadas, hasta que los productores de aburran de mi y se decidan a sustituirme por un personaje menos llorica."

Hermelinda llega a su casa, un casoplón que cuesta creer que se haya comprado con el bajo rendimiento que da la tienda, a lo mejor es que el marido está forrado.

El marido aparece vestido con el uniforme del Samur (no, no parece que tampoco tenga un sueldazo), y le dice

- ¿Qué tal cariño? ¿Alguna novedad?

- Estoy preocupada porque he visto un fantasma

- Novedad... decía

- Es una chica que...

- ¿Y está buena?

- Te advierto que está un poco muerta, cariño.

- Uy, perdón, se me había olvidado que soy un hombre maravilloso, sueño de las lectoras del Ragazza, y he dicho lo preguntamos los hombres cuando nos hablan de cualquier mujer del planeta tierra y a la que no conocemos.

- Pues eso, que creo que acosa a una chica a la que me han presentado hoy.

- ....

Hermelinda espera a ver si el marido pregunta lo de si está buena la chica que le han presentado, pero no hay tu tía, el tío no pica

- Y le ha dicho no sé qué cosa de un santo, para mí que no tiene buenas intenciones.

- Tú no te preocupes cariño, que todo se solucionará y yo estoy a tu lado, que te quiero mucho, como la trucha al trucho.

Y te quiero tanto que haría cualquier cosa por tí, y te aguanto el rollo de los fantasmas todos los santos días, y volvería de la otra vida para estar contigo y...

- Uy, no hables muy alto, cariño.

- Y te quiero, como la trucha al mero, y...

- Por cierto mi amor ¿Sabes que tenemos un pila de ropa para planchar que da miedo? Lo digo en serio, temo que se rebele y nos ataque por la noche

- ¡No jodas, que hoy hay partido!

Siguiente escena: Interior noche, la prota está durmiendo, podemos ver que le gusta dormir sencilla: lleva un camisón escotado de raso, el pelo ahuecado, las pestañas postizas, y el rimmel.

De repente, se oye un ruido y Hermelinda, que está soñando que la ataca la ropa del cuarto de la plancha, se despierta sobresaltada.

CONTINUARÁ

23 comentarios:

Deprisa dijo...

XDDDD Pues yo seguiría viendo/leyendo la serie, sólo por cómo lo cuentas ;)
Un saludo,
Deprisa

Hilario dijo...

Sé a que serie te refieres, la he visto alguna vez y me ha parecido infumable. Todo lo contrario a tu historia. Deberían contratarte como guionista, sólo por los puntazos.
Un saludo.

Isi dijo...

Loque muchas gracias por escribir otra entrada!
Me ha gustado todo todo y todo.
Menudas palabras fantasmagóricas "santaaaa ritaaaaaa" jaja, es que los fantasmas que aluden a santos hay que temerlos pero bien. Yo ya me imagino el final del capítulo: Hermelinda descubre por qué la fantasma se ha enfadado y lo soluciona! ¡¡a que sí!! ¿Qué le habrá quitado la chica nueva del pueblecito? ¿el novio? ¿el esmalte de uñas? no sé, pero tengo ganas de que se descubra...

Y el marido de las lectoras de ragazza.... ayyy se le escapó lo del partido ¡¡qué pillín!! No viene con el pack completo de oso amoroso.

Y Hermelinda, qué dejada, mira que dormir sin hacerse manicura/pedicura/rizarse las puntas/limpieza de cutis. Por dios!! que dé gracias por tener el marido que tiene!

Jejejeje, me ha encantado y estoy deseando ver el final...

El Señor de las Moscas dijo...

¿Puede creerse que cuando he leído 'una de amplio espectro' he pensado para mí mismo que iba a hacer usted una serie sobre antibióticos? Qué capacidad deductiva la mía, oiga, ni Jessica Fletcher a redbulles.

Diga usted que sí. Los fantasmas son una cosa que sempre tiene mucho tirón. Y cúídese de que los espectros hablen siempre como si estuvieran de resaca, tengan el pelo echado hacia delante y se aparezcan y desaparezcan con un fundido-súper-cutre, la credibilidad no vende en estos temas, amiga... También puede ponerle un amigo-espectro a la protagonista, que de asco verle de lo feo que es y que aparezca cuando diga '¡Bitelchus Bitelchus Bitelchus!'. Son sólo sugerencias.

loquemeahorro dijo...

Nota pre-azotaina, Ursula May es un nombre americano, así que no iría con acento, no?????

Deprisa, gracias, me alegro de que le guste la serie, aunque este es el capítulo piloto, y no creo que nos dé para mucho más.

Hilario ¿te suena la serie? Entonces, ¿existe? vaya por Dios, otra que me roban, a ver si te hacen caso y por lo menos me contratan para continuarla.

Isi, de nada, me alegro de que te haya gustado, pero (que no se entere nadie, esto leelo muy bajito), me estás descubriendo el final, y no se lo esperaba nadie.

El Señor de las Moscas, el día que llegue a hacer parodia sobre los antibióticos, habré alcanzado unas cotas realmente inimaginables para mí, que lo único que sé de los susodichos antibióticos es que son una cosa que todo el mundo que conoces te recomienda, menos los médicos y los farmacéuticos, que no te los dan ni a tiros.

Ha dicho tres veces Bitelchus ¿no teme a las consecuencias? ¿ha aparecido alguién rarillo a su lado? ¿quería que le oliera la ropa?

Azote ortográfico dijo...

Vaya, pero si me invocáis entre palabras veladas. XD No, si Ursula es Ursula allí en los "yuesei", no lleva tilde. Mira tú Ursula Andrews, for ecsampol. Yo es que en este tema, además, tengo una opinión muy definida y estoy 100% de acuerdo en que si uno se llama John, Apu o Josep Lluís, se llama así y nadie tiene por qué castellanizar su nombre. He dicho.

Por cierto, me he hecho pis encima una vez más leyéndote. A este paso los de la Tena Lady me van a preparar un cheque en blanco para que les haga publi. XD Lo del marido ultraideal de la muerte, polvazo, comprensivo, con uniforme (¡qué sería del morbo sin los uniformes!) y capaz de no preguntar si la mujer fantasma está buenorra es un sueño hecho... eso, sueño.

Y de lo de las pestañas postizas doy fe, esa mujer que duerme taaaaan sencilla con sus tres dedos de Titanlux, su pelo ultra-ideal-delamuerte-post-GHD y sus camisones de The Pearl es taaan, taaaan de andar por casa, que cómo no sentirse identificada con ella.

Ahora a por el final, o el siguiente capítulo, que nos tienes en ascuas. Pero no vayas a hacer llorar mucho a Hermelinda, que la máscara de pestañas resistente al agua lo aguanta todo, pero como el pegamento de las pestañas diga "hasta aquí", va a parecer que se le ha colgado un cuervo de la solapa. Qué tétrico, oigan.

Un abrazo.

loquemeahorro dijo...

Azote, pues tienes razón, porque aquello de "Melania" o "Escarlata" era bastante horrible.
No, no llorará mucho, el maquillaje water proof tiene un límite, y Hermelinda nunca la cruzará.

Doctora dijo...

Creo que es el más divertido de todos los proyectos televisivos que te he leido.
Por cierto es muy importante que a la protagonista nunca la enfoquen en la zona panderil,así que evita que la saquen de espaldas.

estodevivir dijo...

Acabáramos, ahora me entero yo que esos ataques que no me dejaban dormir eran protagonizados por la ropa ... no sabes el alivio que siento, pensaba que era un fantasma... pero si es la ropa, muy normal...jiji
me he reído mucho, niña.

El Señor de las Moscas dijo...

Querida, cuando yo digo Bitelchús tres veces lo único que aparece soy yo mismo.

El número me queda bastante más redondo si me acabo de levantar, y especialmente los domingos: hay gente que realmente me ha llegado a confundir con Bitelchús. Estoy pensando en darme mechas y comprarme un traje a rayas blancas y negras, a mí no me gusta dejar las mamarrachadas a medias.

Lillu dijo...

No!! No nos dejes así!!!... Qué tipo de ropa le ataca?? La ropa de cama? Los calzoncillos del marido?? Las camisetas de andar por casa?? Es que no es lo mismo... hay pesadillas y pesadillas XDD

Sigue, sigue :P

saluditos

bibliobulimica dijo...

loque:
siempre puedo con que al visitarte, elevaré mis endorfinas y seguiré mi rutina carcajéandome por un buen rato (tu cámara puede confirmarlo).

¡Gracias por hacerme reir el día de hoy!

me encantó lo del espectro. La palabra "amplio" ¿es porque estaba muy gorda esa fantasma?

loquemeahorro dijo...

Doctora, gracias, no es mi favorito, la verdad, pero me alegro de que sea el tuyo (ya veremos cómo acaba).
Me lo apunto, sacarla poco el trasero, y siempre vestirla con cosas que la ajusten demasiado en la retaguardia, no?

EstoDeVivir, gracias guapa, pues sí, el fantasma de la ropa sin planchar nos persigue a todos, me temo.

El Señor de las Moscas, oye... que lo mismo te ganas un sobresueldo en despedidas de soltero o algo...

Lillu, intentaré desvelar esos secretos (cuando yo misma lo sepa), pero vamos, yo en la pila de la ropa para planchar tengo de todo, casi.
Menos la ropa interior (unos tíos míos la planchaban, incluyendo calcetines)

Alice, no me extraña que te hayas acordado de mí, y de la pobre chica del guguel, sobre todo porque lo pregunta bien "cómo se llama la mujer que..." :-)

Bibliobulímica, tus palabras elevan a su vez mi nivel de endorfinas, así que todos contentos, yo por la camara, te veo tan guapa y tan bien peinada como de costumbre.
Ya veremos si la espectra esta (esos son los enemigos de James Bond, no? o son los del Súper Agente 86?) está gorda o flaca....

milibreria dijo...

Loque:
No te preocupes por los nombres, en Ensayo sobre la ceguera, Saramago no puso ninguno y... ¡es premio Nobel! así que cualquier día te toca a ti eh? que no hay nada imposible en este mundo...

loquemeahorro dijo...

MiLibrería, hombre... mejor que me den mejor el Nobel a mí, porque no he dejado ciego a nadie, no?
Y este tío dejó a medio humanidad
:-)

Homo libris dijo...

¡¡Loque, me encanta, me encanta!!

Creo que para fomentar la riqueza de vocabulario de los videntes (sí, de los videntes, que al fin y al cabo a quienes oyen la radio se les llama oyentes) Hermelinda, que es muy inteligente, podría hacer una cosa.

Pongamos que el fantasma, espectro o entidad ectoplasmática le dice a Hermelinda que actúe como intermediaria entre él/ella y sus seres queridos y aquella acepta. Si el fantasma dice, por ejemplo:

- Os quise mucho en vida, y desearía no no haber sido tan duro con vosotros.

Hermelinda traducirá por:

- El os quiso siempre.

Y si, a continuación, el fantasma ve la capacidad de síntesis de Hermelinda y quiere transmitir que:

- Fui yo quien cogió la moto acuática y la varó en la playa haciendo que entrase arena en el depósito y se rompiera el motor cuando intentaste arrancarla.

Hermelinda, sagaz como ella sola, dirá:

- Dice que disfrutaba mucho en la playa con vosotros.

¿Qué te parece mi idea? ¿La ves viable? Es que así Hermelinda, chica sencilla donde las haya, hará gala de su educación superior.

¡Estoy deseoso de leer la continuación!

Saludos.

lammermoor dijo...

Ahora entiendo por qué esta noche no pegué ojo. Era el fantasma (o una panda de ellos) de la ropa para planchar que me persiguen.
¿NO puede haber un fantasma bueno -puede ser el marido buenorro y comprensivo- que haga que esa ropa se planche sola? Caso contrario, me volverán a perseguir los espectros esta noche.

P.D: a donde van a parar los guionistas de "Jolibud"; muchísimo mejor tú.

El Guisante Verde Project dijo...

Parece que el ataque de la ropa de plancha es harto común, y ya no puede considerarse paranormal, jejejeje.
Lo curioso de esto que cuentas acerca del pueblo, es así. Después de un par de años dando vueltas por los "united", hemos llegado a la conclusión de que no necesitan preparar nada, salen a la calle y ruedan.
Y lo bien que le queda ese camisón y el pelo natural...

loquemeahorro dijo...

Homo Libris, gracias por el comentario, me alegro de que te haya gustado.
Eso sí....me acabas de pisar el chiste, porque de nuevo (no sé muy bien cómo porque la idea era totalmente original mía) has adivinado lo que iba a escribir.
Te lo juro, iba a escribir exactamente lo mismo acerca de las "traducciones libres" de Hermelinda.

Lammermoor, gracias, veré si en jolibú me dan una oportunidad. Creo que un fantasma que planchara la ropa sería una gran idea para el hogar, de hecho haría mucho por la imagen de los ectoplasmas.

Guisante Verde, veo que todos hemos tenidos experiencias paranormales con la ropa sin planchar, lo que no acabo yo de tener es el pelo siempre cardado y
aerosolado (afortunadamente para la capa de ozono)

Isi dijo...

A mí de momento esta noche me han perseguido dos fantasmas terroríficos:
- El de los parásitos intestinales (¿o eso fue un sueño relacionado con el último examen?)
- El de la mierda que tiene mi casa, que dejó muy claro que NO venía de la habitación de estudio, sino de las demás.
Eso sí, no estaba yo preparada y no me había puesto mis zapatos de tacón ni las perlas para dormir... se han debido de enfadar por tan desastroso recibimiento.

Necesito a Hermelinda urgentemente para que me traduzca las frases siguientes:
- A ver si estudiamos más parásitos.
- Ya va siendo hora de que te pongas a limpiar la mierda que has acumulado este mes, no??

loquemeahorro dijo...

Bueno, mientras los parásitos intestinales no te visiten de verdad, yo no me preocuparía demasiado.

En tu caso a lo mejor podrías tener 3 fantasmas como en Cuento de Navidad, el de la habitación de estudio (que la tienes impoluta), el del resto de la casa (que llevaría un mocho en la mano) y el del profesor que te da lo de los parásitos.

Te aconsejo que utilices el mocho, para echar a los dos malos de tu casa.

Homo libris dijo...

¡Ay, perdón!

Era una sugerencia, no era mi intención el pisarle la idea. Aquí la guionista es usted, así que santa palabra.

loquemeahorro dijo...

Ya te decía Homo Libris, que al final he incluído tu idea sin ningún reparo (qué poca vergüenza tengo), bueno "nuestra idea", aunque lo de la moto acuática era mucho más gelaborado que lo mío, la verdad.. pero no podía plagiártelo, porque todos sabíamos cómo había muerto Mary Joe.


¿