jueves, 10 de junio de 2010

Marijose, vigila quién llama

Érase que se era una joven pareja que se trasladó a una nueva casa donde se dispusieron a vivir una vida nueva y feliz (tralaralarará).

Al poco de que les instalasen el teléfono, y hay que hacer notar que en aquellos tiempos remotos solo había una compañía telefónica y no existían los móviles, recibieron una llamada:

- ¿Está Pepita?
- No, no, se ha equivocado.
- Ah, perdón.

Al cabo de unos pocos días, volvió a sonar el teléfono y otra vez la misma voz de mujer mayor, preguntando por Pepita.

Lo mismo: Se ha equivocado/Perdone.

La llamada de "la señora que preguntaba por Pepita" se repitió una y otra vez, siempre en tono cortés, intentando explicarle que corrigiera el número de alguna manera, la mujer les explicó su triste historia (música de violines):

Pepita era su hija perdida, bueno perdida para esta señora, que solo disponía de su número de teléfono, ese al que llamaba una y otra vez.

Antes la chica le cogía el teléfono, pero desde hacía un tiempo (quién sabe por qué extraño motivo) había dejado de responder.

Ella siguió llamando y llamando, hasta que al final, un día descolgaron ellos.

En el mejor tono posible, le explicaron:

- Ya señora, pero es que su hija ha debido cambiar de teléfono, y ahora esta número es nuestro, y por mucho que llame, no va a estar aquí Pepita.

Ella parecía que lo entendía todo, les pedía disculpas y .... por supuestísimo volvía a llamar, y a llamar, y a llamar.

Durante el día, el tema se podía soportar, lo malo era la noche, cuando llamaba a las doce o la una.

Quizá la que telefoneaba por las noches era su gemela malvada, porque después del pertinente "¿Está Pepita?", empezaba a insultarles a ellos (por encubridores) y a la tal Pepita, utilizando epítetos indignos que yo no repetiré porque soy una dama de refinada educación, pero que os adelanto tenían que ver con el ejercicio del oficio más antiguo del mundo.

Y no, no me refiero a los que hacían puntas de lanza de sílex.

Además de insultar profusamente a la tal Pepita, al marido de la tal Pepita y al Consistorio (bueno, a estos no, pero hubiera estado bien), insultaba al padre de la tal Pepita.

No, no en plan "¡Tu padre, Pepita!" sino que literalmente, insultaba a su ex-marido (por qué se divorciaría el hombre de esa señora, no me lo explico) y padre de Pepita.

La joven pareja tenía contestador, y aquellos que escucharon aquellos mensajes larguísimos y terroríficos grabados a la una de mañana afirman que pensaron dos cosas, fundamentalmente.

a) Que Pepita era una picajosilla.

b) En la niña de El Exorcista.


Y a la mañana siguiente, vuelta a llamar en tono muy normal ¿Está Pepita?. Estará... lejos, mujer, muy lejos de ti.

La joven pareja lo intentó por las buenas, por las malas, por las reguleras, por las de aquella manera, pero la mujer era inasequible al desaliento.

Si la echaban en cara que les llamara a media noche, les decía, muy ofendida que no había sido ella porque ella por las noches se tomaba unas pastillas, que se dormía y no se enteraba de nada.

Nota para madre de Pepita: Revisar medicación.

Llamaron a la (única) compañía telefónica y les dijeron que cuando alguien, como Pepita, se cambiaba de número por ser acosado, el número se mantenía "parado" unos 6 meses y después, se le daba a otro incauto, que si tenía suerte como ellos, heredaba al acosador.

Evidentemente ellos también terminaron por cambiar su número, y suponemos que fueron felices, comieron perdices y merendaron transiliums una temporadita, hasta que se les pasó el susto cada vez que sonaba el teléfono.

¿Qué fue de la madre de Pepita? Pues no sé, pero yo supongo que sigue llamando sistemáticamente a ese número, y si cada 6 meses alguien contesta, ya tiene entretenimiento para una temporadita.

Ahora mismo lo está haciendo, y lo peor de todo es que se está formando una cola en el teléfono del psiquiátrico.


Preguntas:

¿Por qué cambiaría el número Pepita, con lo salada que era su madre?

¿Solo cambió de número, o huyó a un bosque aislado de alguna república ex-soviética?

¿Alguien la ha visto enseñando su casa de 200 m2 que le costó tres duros, en "Tránsfugas por el mundo"?

¿Al final añade "Lo único malo que tiene esta zona, es que no hay teléfono"?

¿Era Pepita realmente hija de aquella mujer?

Es más ¿Existía Pepita, o era un producto de su imaginación?

¿Qué clase de pastillas eran esas que tomaba la buena señora?

¿Por qué la llamo "buena señora"?

¿Qué tarifa tendría?

¿Cuánta gente había pasado por eso antes que ellos?

¿Existe alguna asociación de "Afectados por madre de Pepita"?

¿Y un grupo de "Señoras que llaman a Pepita a media noche y además dicen kivi en vez de kiwi"?

¿Por qué cuando me llaman nunca encuentro el móvil en el bolso, y siempre es lo primero que pillo cuando busco las llaves?

En esta historia se ha modificado algún nombre (sé que es difícil adivinar cuál) y no se han dado datos concretos para no perjudicar (más) a los afectados, por lo demás, es completamente cierta.

Así que ya sabéis, si conocéis a alguna Pepita, dadla un abrazo gratis, que cobrar por los abrazos está muy feo, y además la terapia, cuesta una pasta.

Un momento, si no se llamaba Pepita ¿cómo narices la vais a reconocer? Bueno, pues la primera pista es que no tiene fijo en casa y la segunda, que cobra derechos de autor por "Scream, vigila quién llama".

35 comentarios:

Isi dijo...

Ayyy mi madre, menuda pesadilla!
Me han encatando las cuestiones últimas (a mí lo de no encontrar el móvil también me pasa, menuda casualidad jaja).
Lo de llamar a las tantas drogada tenía que ser muuuy fuerte,no? ¿Cómo consiguieron superarlo, una vez cambiado el número de teléfono? En fin; pobrecillos. Jejeje seguro que crearán el grupo de afectados por la madre de Pepita en el facebook (como hay de todo).

Isi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
loquemeahorro dijo...

Isi Yo no tengo acceso al feisbuk, pero seguro que hay algún grupo, y si no, habría que crearlo.
Me alegra que te hayan gustado las "últimas preguntas".

pd. Mucho pesado es lo que hay.

Sr Nocivo dijo...

durante años una señora mayor ha llamado a mi casa cada nochevieja para recriminarle a su hija que no la visitara nunca... ahora ya no me siento tan solo e indefenso. Gracias Loque por contarnos esta historia XD

xGaztelu dijo...

Esta entrada podía haberla escrito el Dr. Jiménez del Oso, todo muy paraNORMAL ... Me ha gustado, me he reído y, como siempre, el golpe de efecto -puntas de lanza de sílex- magistral!.

xG

loquemeahorro dijo...

Sr Nocivo ¿Preguntaba por Pepita? Pues entonces, está claro quién era. Si vuelve a llamar, la felicitáis el 2011 de mi parte.

xGaztelu Gracias, a mí no me parecía muy allá, pero es que se me estaba pasando el arroz y además esa historia siempre me ha parecido digna de ser compartida.

Sí, es un poco de "fenómenos paranormales" aunque no sé qué es más inquietante, que por ejemplo fuera un fantasma, o que ande todavía viva y molestando por ahí.

R. dijo...

Yo recuerdo que una temporada estuvieron llamando a la casa de mis padres preguntando por una empresa de transportes con nombre de santo, santa o virgen. Lo malo era que siempre colgaban el aparatito cuando se les iba a preguntar qué número marcaron. Hasta que un día una de esas personitas -tal vez de las que se creían infalibles digitando números- respondió la pregunta ganadora y la respuesta fue los 7 dígitos del sacrosanto hogar de los R. Resulta que la susodicha empresa tenía como 5 teléfonos e incluía el de la casa paterna. Hubo que reclamar por el error en aras de la tranquilidad hogareña, aunque con saldo positivo: nos regalaron pasajes para todos, lo malo era que sólo servían para la temporada de lluvias en la sierra. :/

Me gustó eso de "inasequible al desaliento". ;)
R.

Gallo dijo...

JAJAJA lo del móvil me mato, muy bueno.

Y bueno...¿¿Pepita?? es que pudo haber sido mucho peor...¿Esta Encarna?, ¿Ahí vive Manolis?, ¿Soy la madre de Maruja? ahí si era como Amytiville, la posesion de Pepita!

A mi casa llamaban a las 3 de la madrugada buscando por la residencia de los Kraven, muy caché, pero a las 3am...les mentaba mucho su progenitora...

Despues descubri que el tipo tenia el codigo de area invertido...no quiero saber el cuentón, pero pues podras darte una idea de lo que le salio a la madre de Pepita!

Muy bueno!

loquemeahorro dijo...

R Entonces la cosa acabó bien, más o menos, yo nunca he conocido a nadie que le hayan compensado de alguna manera.

A mí una vez... bueno, si eso lo cuento otro día en una entrada.

Gallo Muchas gracias, qué seguidor más fiel, en verdad, en verdad que eres fiel a esta santa casa (es que a las 17:54 siempre me pongo mística)
Es verdad, podría haber sido Maruja (mucho peor).

Oye ¿en tu casa no preguntarían por Wes Craven? (música de película de terror)

dra jomeini dijo...

jajajaja ¿de dónde sacas estas historias? No me puedo creer que tuvieras a la madre de Pepita de acosadora...

Doctora dijo...

Jajajaja,muy bueno.
Estas cosas tienen la obligación de avisarlas.Por ejemplo,hace unos años mis padres iban a comprarse una casita en el campo que estaba a muy buen precio y bien localizada,pero el de la inmobiliaria les avisó de que solía llamar un señor preguntando por un tal Nicolás y se frustró la venta.
De hecho me parece que al final no les quedó más remedio que tirar la casa abajo ;)

julio querol cañas dijo...

No se como pudieron aguantar tanto tiempo a la madre que pa..o a pepita.
Propongo la creación de un premio y darle el primero por meritos propios a la pareja sufridora.

El premio en cuestion se llamaría:

Santo Job

jane dijo...

No sé si ya te lo he contado, Loque, (porque mis neuronas patinan a veces) pero a casa de una amiga llamaron un domingo por la mañana temprano preguntando por Manolo y, cuando ella dijo que allí no vivía el tal Manolo, la buena señora (yo tampoco sé por qué la llamo así)le espetó: "¿Como que no está ahí, cabrona? Que se ponga el mal nacido ese, que le voy a enseñar yo a pasar los sábados por la noche con pelanduscas". A lo mejor el padre de Pepita se llamaba Manolo...
(Perdón por la palabrota pero es en aras a la verdad)

Gallo dijo...

Fiel hasta la muerte, siempre y cuando no ande yo medio tomado porque puedo perder la cabeza!

No lo habia pensado Loque!!!! Es verdad, seguro preguntaban por los Craven y no los "K"raven.
(música de psycho)

Ahora entiendo porque ultimamente me estoy despertando a las 3am todas las noches!!! Se me grabo eso de las llamadas a Wes Craven y seguro algo paso en mi casa a esa hora y no puedo descifrar las señales...!

Le preguntare a Manolis mi psicologa de cabecera a ver qué piensa

lammermoor dijo...

Loque, me has hecho pensar en mis llamadas a media noche (bueno, en horario laboral) que tengo que soportar. No contaré la batallita,tranquilos.
Las preguntas te han quedado geniales y lo de "transfugas por el mundo" está muy logrado.

Bueno, y el comentario de Jane tampoco tiene desperdicio.

Ah, lo del movil me pasa a mí tambien. ¿Os acordais de un anuncio en que una chica decía ya voy mientras sacaga de todo del bolso -incluso un secador? Siempre me sentí muy identificada con él.

bibliobulimica dijo...

¡ay que buen cuento! ¡como he reído! es un cuento del siglo XX si señor...te cuento que a mi una vez me llamó una buena mujer que quería conseguir el certificado de estudios de uno de sus hijos, ya le expliqué que llamaba a una casa particular pero seguía llamando y me contaba la de problemas que estaba pasando para conseguir el dichoso papelito...en una de esas llamadas me dijo "bueno, ya se que ahí no se hace el trámite pero ¿no conocerás a alguien de ahí que pueda echarme una mano?" acabamos bien amigas :)

bibliobulimica dijo...

Loque:
tu bolsa está más organizada que la mía, yo meto la mano y quiero sacar el móvil y saco el labial, las llaves, la cartera, los klennex, el lápiz, la pluma, el libro...etc, etc, etc.

¡Oh! Jane nos ha dado el nombre del papá de Pepita: Manolo.

Me encantaron las preguntas últimas de la entrada ¿era la mamá de Pepita esquizofrénica? (por aquello de si existía o no Pepita) ¡Genial! y lo de hacer un grupo de afectados por la mamá de Pepita en el facebook ¡genial también!

Lillu dijo...

Huy, demasiadas preguntas sin respuesta... bueno, o con respuesta pero lamentablemente yo la desconozco XDD. Volviendo al tema, en casa de mis padres también ocurría algo similar hace años, que el teléfono antes pertenecía a un médico y nos llamaban bastante a menudo pidiendo consulta. Alguna vez estuvimos tentados de dar cita, pero luego pasamos XD Eso sí, lo de la tarifa de la madre de Pepita yo también me lo pregunto, porque por entonces aún no existían las llamadas gratis de fijo a fijo. Un pastón a fin de mes pagaría la "buena señora" XDD

saluditos

PD. Acabo de releerme lo de "la tarifa de la madre de Pepita"... se entiende que era la telefónica, no? :P

loquemeahorro dijo...

Dra Jomeini: "De la vida pispa", no, la acosada no fui yo, pero oí aquellos mensajes y todavía no he podido olvidarlos.

Doctora: Muy bueno, lo de Nicolás hubiera sido horrible, además creo que todo pasaba porque se había construído sobre un cementerio indio.

Jane ¡Qué historia más buena! No me acuerdo si la conocía, yo tampoco me acuerdo de mucho, a mi me pasó una cosa similar, con menos insultos de por medio, ya la contaré.

Julio: Pues sí, realmente se lo merecían, aunque supongo que tendrían que compartirlo.

Lammermoor: No recuerdo ese anuncio, pero entiendo perfectamente a esa chica. Puedes contarnos las batallitas que quieras, estás en tu casa.
Gracias, me alegro de que te hayan gustado las preguntas.

Muy bien, Gallo, así me gusta. Y sí, consulta a Manoli, que lo de Wes Craven deja mucha huella.

Bibliobulímica No sé si tengo tantas gracias para darte como te mereces, espera, voy a mirar en el bolso.
Por cierto, que me has pillado, yo encuentro unas 20 cosas antes de encontrar lo que busco.

La historia de tu "llamante" genial.

Lillu Te juro que yo pensé lo mismo, que entonces no había tarifas planas, ni nada, lo de la "otra" tarifa que dices tiene que ver con lo del sílex ¿no?

Martha dijo...

Fu! Me acabas de asustasr muy mucho, que lo sepas!! Por llevo un par de meses que todas la semanas me llama una señora preguntando por Rosario.

Menos mal que ahora existe el identificador de llamadas...y ahora que he leído esto, no pienso volver a cogerle el teléfono a la amiga de Rosario!!

1 besazo!

loquemeahorro dijo...

Martha Puedes estar tranquila hasta que te diga que es ¡¡la madre de Rosario!! (más música de miedo).

Muchos besos para tí también

maribel dijo...

Hola Loque, me paso a saludarte, decirte que me ha encantado el título, muy de peli americana, tipo "no te fíes de tu vecina, ni de la inquilina, ni de tu psiquiatra, ni de tu padre...., vamos de nadie.

Por cierto, ¿Y sí en el próximo capítulo llama Pepita para ver sí alguien ha preguntado por ella? ¿o su nombre verdadero era Marijose? ,jajajaja

buen finde Belleza incontestable, ;-)
Maribel

loquemeahorro dijo...

¡Hola Maribel! Me encanta que te pases por aquí. Pues sí, yo también había pensado poner al final que no, que Pepita nunca pasó para preguntar quién la había llamado, con la de recados que la habían cogido.

Me estoy imaginando que rellenaban papelitos de esos de "Le ha llamado... a las ... h" :-)

Buen finde para tí, que también eres una mujer de incontestable belleza.

pd. En este caso, lo de no fiarse de su madre (madre) vendría muy a cuento

milibreria dijo...

Bueno, no conozco a ninguna Pepita, aunque me encantaría tropezarme un día con esa que se apellida "de oro" pero bueno...
LOque, ¿no nos descubrirás tu fuente de inspiración? ¿Cómo se te ocurren estas cosas?
El otro día, en casa, me doy cuenta la cantidad de ruidos nuevos que va teniendo la casa actual, el pitico de la lavadora anunciando que ya acabó, el TV encendido, el perro del vecino que grita, el móvil que te avisa, en fin... y pensé qué le hubiera pasado a la Bella durmiente si se hubiera dormido en 1910...¡y despertara hoy mismo! y me dije, ni pienses, esta es una historia para Loque, a mí no me cabe en la cabeza, jeje. Así que ahí te la dejo, para algún día, jeje.
Un beso, amiga
AD

JuanRa Diablo dijo...

Que va, que va, la tal Pepita no huyó a un bosque aislado de una república ex-soviética; ya lo intentó pero el bus la dejaba bastante lejos de la entrada. La tal Pepita huyó de la resalá de su madre y se fue a vivir (agárrate porque no te lo vas a creer, que mira que hay que tener valor) a Tarifa!!!

¿Cómo te quedas? Eso es dependencia.

estodevivir dijo...

Loque de mi corazón, que bueno es tenerte, como me he reído con las preguntas finales y en fin, con todo el post, de veras que tienes una inspiración que ya quisieran muchos en este mundo. Tu fiel admiradora. Maggie

Agustín Morales dijo...

Para mi esta entrada es interesante y motivo de reflexión. Creo que hay que intentar ser comprensivos con los problemas de los demás. Tendemos a asustarnos con todo lo que no es ajeno o extraño, sin darnos cuenta que a esas situaciones podemos llegar todos en un momento dado. Conozco de primera mano lo que hay detrás de algunas llamadas. A veces la muerte de un hijo que no se ha podido superar o una familia que está "demasiado ocupada. La vida a veces es más cruel de lo que se puede soportar y es muy humano inventar historias para sobrevivir.

laesti dijo...

BUENÍSIMO el relato. Me parto con Pepita, la señora y los pobres desgraciados que las sufren.

Yo también sufro mucho con las llamadas telefónicas coñazo, no sé si los señores de Orange/Vodafone/Gas Natural/Iberdrola son peores que Pepita and company, pero igual de insistentes seguro que sí.

loquemeahorro dijo...

MiLibrería Gracias majísima, pues yo inspiración no tengo ninguna, lo reconozco abiertamente, copio de la realidad a lo bestia.
Ahora también puedo copiar tu idea, ummmm....

JuanRaDiablo ¿Ein? ¿A Tarifa? ¿Por qué a Tarifa? Me parece que no lo he entendido. Bueno, estoy segura de que no lo he entendido.

EstoDeVivir ¡Qué alegría me da ver comentarios tuyos! Y leyéndolo se entiende por qué. Gracias, guapa.

LaEsti Gracias, gracias. Y esos ¿no te llaman curiosamente a la hora de la siesta?

Homo libris dijo...

¡¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhh, qué miedo!!!!

A nosotros (Azote y un servidor) nos ha ocurrido lo mismo, aunque tenemos la suerte de topar con teléfonos anteriormente ocupados por negocios.

En Granada nos llamaban preguntando por un taller de reparación de vehículos: para pedir cita, para ver si podíamos cambiarle el aceite o hacerle una revisión.

En Málaga, en la segunda vivienda (posterior a la historia del nombre Trotalomas), llamaban preguntando por el videoclub del barrio. Curiosamente el establecimiento se encontraba situado a 30 metros de la vivienda, así que nunca terminamos de explicarnos el porqué del cambio de teléfono y la casualidad de que nos lo endiñasen a nosotros.

Por último, en la vivienda actual tenemos a una Pepita llamada Fátima. Por dejar a deber, habrá dejado hasta de respirar. La buscan de todas las compañías de teléfonos, de otras empresas y también algún que otro particular. Pero no, Fátima no vive allí, ni es su actual número de teléfono.

Curiosamente, la tarjeta de mi móvil es también heredada de otra herencia (por lo que aún lleva grabado el Airtel de la antigua compañía) pero, curiosamente, nunca me han llamado preguntando por Pepita.

¡Un abrazo!

P.S.: Sí, sí, comienza mi retorno, jijiji. Besicos.

loquemeahorro dijo...

Homo Libris¡¡Bieeen, has "vuerto al broque" qué alegría!!
Lo de que nos persigan en los teléfonos se me que es muy común, a mí me ha pasado (en otros casos, vamos).

Al Video Club le podíais haber hecho los recados, si os pillaba tan a mano ¿Te imaginas? :-)

Teresa dijo...

Como siempre un placer y unas risas muy sanas leerte.
Tu página es un seguro y yo cada vez que paso me río un montón.
Ya espero la siguiente.
¿Quién no tiene una historia de llamadas anónimas?, pero ¿quién la cuenta también como tú?.
Un abrazo
Teresa

loquemeahorro dijo...

Teresa : Muchas gracias, guapa. Esto en realidad no vale nada, lectores como tú, sí qué valen.

Ángeles dijo...

Pues a mí, durante una temporada, me llamaba una señora a eso de las dos de la mañana y me decía 'Eres una g--rr-" y cosas similares, así que la cosa parece que es bastante común.

Por cierto, yo conocía a una señora que decía 'kuiwi'.

loquemeahorro dijo...

De verdad, Ángeles que siempre hay alguien que supera lo imposible, porque no creo que pudiera repetir tres veces eso de kiv... vale, ni una sola tampoco.