viernes, 20 de agosto de 2010

Más refrito veraniego

Pues sí, amigos, aquí os dejo otra entrada histórica, que previamente fue correo con el que castigaba a amigos que misteriosamente cambiaban de dirección.

Espero que os guste, yo la acabo de leer y creo que me quedó apañada.

Se llama "Pero qué me pasa en los ojos". O no, no sé.

Yo mientras, sigo esforzándome en ser una escritora de verdad, porque antes parecía que escribía, pero no. Después, por la noche, las palabras huían del papel y por la mañana yo las buscaba desesperada mientras ellas se tomaban un café con porras en el bar de la esquina.

Eso de "escribir de verdad" me recuerda a que un compañero (gran ingeniero y mejor persona) que tenía hace muchos años, acostumbrado a las impresoras matriciales, la primera vez que vio el resultado de una impresora láser dijo

- Anda, si parece impreso.

Lo cual fue un alivio porque por fin se imprimían los caracteres al papel, no como antes, que ponías la hoja boca abajo, y se caían todas las letras y venga a buscar la gente las aes y las comillas. Era muy duro trabajar en aquella época en las oficinas.

Por eso triunfaron ese tipo de impresoras, todo el mundo lo sabe.

17 comentarios:

Camino dijo...

No es que me guste, es que me encanta; como siempre, me he partido de risa. Un golpe tras otro.
Besos!

loquemeahorro dijo...

Gracias Camino, esto es un comentario y lo demás, tonterías.

El Guisante Verde Project dijo...

Esta idea del "refrito" es muy buena; yo creo que no estas haciendo un curso de escritura, sino de marketing... :)
Bromas aparte, me he reido un montón, y lo he hecho circular por la ofi (es que he reído un poco alto), donde han alucinado con el nombrecito, jajaja.
Ya se que andas agobiada con el viaje, los dias, la maleta, pero ¿el temita del vuelo? No te olvides de pedirles alternativas por lo menos quince días antes... que luego se hacen los locos.

loquemeahorro dijo...

Guisante Verde

Haces muy requetebien en esparcer la semilla del blog del nombre raro por el mundo ¡Creced y multiplicad mis lectores.

pd. Abochornada, reconozco que acabo de escribir ahora mismo a Iberia.

bibliobulimica dijo...

Loque:
¡eres genial! ¡desde 2008!me he reído muchísimo y estoy pensando ¿esas palabras tuyas que andan en el bar de la esquina no estarán con las ideas que tenía yo para la entrada de hoy? ¡no las encuentro!
un beso,
Ale.

loquemeahorro dijo...

Ale Si algo no te faltan a ti son palabras, ni salero.

¿En México utilizáis esa expresión? ¿Tener salero? Ahí sería más correcto "Tener Mole Poblano" (qué bueno)

estodevivir dijo...

Ay, Loque, ¿que sería de mi sin ti?

Gallo dijo...

En México es mas bien tener sazón. La sal es dañina.

;) mal chistorete, buena entrada querida Loque

julio querol cañas dijo...

Yo no se si es sal, salero o como quiera que lo llamemos, pero tus entradas me molan mazo, por ello te mando un abrazo....o dos.
jajaja.

El Señor de las Moscas dijo...

¿Y qué me dice usted de esas impresoras que tenían papel continuo arrastrado por una rueda dentada? Puro siglo XIX, amiga. Dios nos dé impresoras láser atascada con un folio antes que una de esas atascada con kilómetros de papel continuo...

loquemeahorro dijo...

Julio Haces bien, haces bien :-)

EstoDeVivir Pues anda que yo sin ti. No tú, tú más, que no, cuelga tú.

Gallo Gracias, resalado. Re-sazonado (pues esto no llega ni a la categoría de chiste)

El Señor de las Moscas ¡Esas, esas eran las que "no imprimían"! Y anda que el ruido que hacían, total, para no-imprimir.

Homo libris dijo...

Jo, pues confieso que a mí me encantaban las matriciales. Yo tenía una de 9 agujas y la verdad es que no hay nada como el código fuente de un programa impreso en papel continuo con una de esas. ¿Y los carteles infinitamente largos que se podían imprimir con ellas? Ains...

Recuerdo una vez que vi un trabajo impreso con la de un compañero que tenía una de 24 agujas... ¡Era una pasada! ¡Si las letras parecían de verdad y todo! La mía ni por asomo conseguía esa calidad, pero se le podía incrementar haciendo que diese más pasadas y avanzando el carro más despacio con el resultado de una mayor calidad y un tiempo de impresión de un par de minutos por página...

Jo, me he reído tanto como se ha despertado en mí la faceta nostálgica. Pero no está todo acabado, aún es posible imprimir así si usamos algún tipo de letra específico, como este o este otro.

Ánimo con lo del viaje, que verás como pronto solo queda lo bueno. :)

Un abrazo.

loquemeahorro dijo...

Gracias Homo Libris. Realmente es curioso ver que hay nostálgicos de tod, incluso de las impresoras matriciales, pero ¿y del ruido que hacían?

Ah, sí, de eso también. Varios estilos musicales se crearon así, que lo sé yo.

milibreria dijo...

Creo que he dejado un comentario en el 2008...?quién entienmde esto?

AD.

loquemeahorro dijo...

Yo me he perdido, la verdad, es lo que tienen los viajes espacio temporales, son muy liosos :-)

maribel dijo...

Jo, Loque, me iba a poner seria para comentar lo "escritora seria", y voy y me tiro por el suelo con lo de "si parece impreso", jajajajajajajajaja!, es que te mato.
Ahora, a lo que iba, me has recordado la historia de una poetisa que contaba que "veía" llegar los poemas hacia ella como un tornado, su trabajo consistía en ser capaz de ser lo suficientemente rápida para trasladarlos al papel, de lo contrario los versos escapaban hacia otro poeta..., yo te imagino así en tu curso de escritura...
(Estoy listando las recomendaciones para tu viaje, ¿las quieres?)
Un abrazo ;-)

loquemeahorro dijo...

Gracias Maribel, qué bonitas palabras y lo de la poetisa me ha encantado. Yo a veces lo pienso, bueno... solo que mis "versos" son chascarrillos absurdos.

¡Sí, sí, recomendaciones neoyorquinas sí!

pd. Lo dijo, dijo "si parece impreso".

La de veces que lo he pensado "Sí, hijo sí, impreso o imprimido"