miércoles, 25 de junio de 2008

Problema de agudeza visual. Marzo 2008

Hace ya tiempo que ando a vueltas con que me lloran los ojos (básicamente el izquierdo).

Fui al oftalmólogo de las S.S. hace casi 2 semanas, me dijo que era alérgico, me mandó un colirio y que volviera el 18 de este mes.

Bueno, pues desde el viernes estoy con el ojo rojísimo, pero como si me hubiera dado un golpe o algo. Después de un fin de semana sin mejorar, había decidido presentarme esta mañana en la consulta de mi oftalmólogo y llorarle (literalmente) hasta que me hiciera un hueco.

Sin embargo, ayer por la noche ¡me quedé con la patilla de las gafas en la mano!!.

Se había desintegrado, como si algo se hubiera comido el metal... No sé, a lo mejor ha sido el cambio climático.

Convencida de que las fuerzas de la naturaleza no querían que viera algo, me puse las gafas de sol graduadas que tengo y así vi la tele, cené, me lavé los dientes....

Uno no sabe el auténtico sentido de la palabra ridículo hasta que se ve en pijama lavándose los dientes con las gafas de sol puestas. Bueno, hasta que ve todo eso... pero muy oscuro.

Lo de secarme el pelo e intentar peinármelo con el mismo papelón, lo describiré otro día.

En fin, que he venido a la oficina deseando coger otro par de gafas de graduación antigua, que guardo aquí y que utilizo para el ordenador.

Recuperada un poco la dignidad y perdida mi imagen de famosa en el aeropuerto, he empezado mi periplo en pos de un futuro mejor (oculista en mi caso)

En el Hospital del Norte me sorprenden diciéndome que me van a buscar un hueco en la agenda y que les dé mi móvil para avisarme.

Súper contenta he esperado junto al móvil.

Tres horas más tarde y habiendo perdido el contento vuelvo a llamar y me dice una
muy enfadada que me ha llamado y dejado mensaje de que me vaya a las Urgencias de La Paz.

Mujer, para eso no hacía falta ni que (no) me llamaras, ni que te enfadaras, ni que le dejaras un mensaje a otra persona.

Me estoy imaginando al otro

- Manolo, que me dicen que me vaya a Urgencias si estoy muy mal

(que como consejo, así en general... no es malo)

Pasando al plan B, a un compañero se le ha ocurrido que intentara ir a mi mutua. Después de unas cuántas llamadas más, he descubierto que está a 2 manzanas de mi trabajo.

Así que ahí me he ido con mis gafas de sol de estrella y mi ojo a la virulé.

En la sala de espera había unos cuántos que eran extras contratados por la mutua:

- El tío con el ojo vendado horriblemente mal
- El obrero en la silla de ruedas
- El otro obrero con 2 metros de venda en un dedo


Venga hombre! Si parecían del squetch de Martes y 13 en la Seguridad Social!

Lo dicho, gente a la que contratan para que te eches para atrás y no molestes.

Aún así y superando que la única lectura que había era El Metro, me he quedado y en un rato, me han atendido.

El oftalmólogo me ha dicho que probablemente me haya "rozado un poco con la uña" o algo así, sospecho que es una manera fina de decirme que me he metido un dedo en el ojo y no me he enterado.

Total, que me ha mandado un colirio. Como le he preguntado si me lo ponía ya, un enfermero (supongo) que estaba ahí me ha dicho que sí, que él mismo me ponía la primera dosis.

Mientras lo hacía, me ha estado explicado

- Es muy importante que la gota caiga DENTRO del ojo.

Me he vuelto al trabajo intentando recordar esta máxima "el colirio dentro, no fuera del ojo".

¡A ver si va a ser por eso que el otro no me hacía efecto!

22 comentarios:

Carrerini dijo...

MARDITA SEGURIDÁ SOSIÁ!!
Yo pedí cita para el ginecólogo, y me dijo la tia con un tono de no te lo vas a creer, pero siendo primeros de diciembre la cita te la voy a cascar en agosto. Le dije que no, que en agosto estaba de vacaciones que me la diera en septiembre...
Total que ayer me llega una carta de la Seguridá sosiá y me dicen que me han reprogramado la cita y me la cambian al día 4 de agosto ... Porque yo lo valgo ...

loquemeahorro dijo...

Precisamente yo perdí una cita para el ginecólogo porque me la dieron para 6 meses más tarde y perdí el papelito. Total!solo fueron 6 meses.

Decía una compañera que ella en 6 meses había cambiado de método anticonceptivo, de novio, de todo...

loquemegasto dijo...

Pues yo también pedí cita y me dijeron que lo del ginecólogo sólo era para tías

bibliobulimica dijo...

Loque:
¡que bueno que estas rescatando estas entradas! porque me he reído mucho y ¡no la había leído antes!
me encantó eso de "famosa en el aeropuerto".
Hace unos días yo me preguntaba por qué había oscurecido así tan de repente y me pasó como a tí: que no me había quitado las gafas de sol y andaba por la casa golpeándome con los muebles por la oscuridad imperante con todo y que yo prendía los focos (atarantada pues)
un beso,
Ale.

loquemeahorro dijo...

Ale: Gracias guapa, tú sí que tienes gracia, porque lo de la oscuridad imperante, es genial.

Sr Nocivo dijo...

Me ha hecho sentir mala persona por reírme de sus desgracias, pero como tiene una gracia especial para contar estas cosas que es imposible no reírse con usted.

estodevivir dijo...

Esa frase final no tiene desperdicio, nena, y no digo nada mas, porque los cuentos de los hospitales en Cuba son tantos y tan variados y tan tan, que te quedarías anonadada a la par que anonadada.

Gallo dijo...

Por supuesto! cuanta razón tenía el enfermero, a mi me cayo una conjuntivitis (me tarde horas en recordar el término) en un ojo no solo esperé horas en la clínica sino que fueron tres los unguentos que me recetaron y no fue hasta que parecía yo un drogadicto que decidieron darme gotas de sulfa. Por aquello de que me estuviera embarrando el unguento en otra parte.

julio querol cañas dijo...

Loque.
Como siempre genial, lo que más me ha gustado en esta entrada.
Es lo de los extras mal curaos.

Sigue sacando refritos que son muy buenos.

BESOS Y BESOS

Lillu dijo...

Lo tuyo con los médicos es para un serial eh? A que no se te había ocurrido? XD

saluditos

Doctora dijo...

¿Pero dentro del ojo que te llora o del otro?.

loquemeahorro dijo...

Julio Muchas gracias, te juro que aquello no era normal, esos tíos no podían estar ahí más que por hacer bulto.

Sr Nocivo No, no se ríe de mis desgracias sino de mi ¿gracejo andaluz?. Muchas gracias, amable joven (pd. No me salen los "ustedes")

EstoDeVivir No veas lo que me costó entenderlo, oye. Gracias y sí, me temo que esos son cuentos de terror.

Gallo Si no te suena lo de conjuntivitis es que la has tenido poco, algo por lo que te felicito, porque a mí me sale casi tan natural como "café con leche" o "esternocleidomastoideo".

Lillu Y lo que no he contado...

Doctora ¡Calla, que eso no me explicó!

jane dijo...

Me encantan estos refritos veraniegos, Loque.
Si te sirve de consuelo yo también he ido con gafas negras a clase y con ojos a la virulé. Parecía el malo de la película o un espía de la KGB. Mis alumnos, tan discretos, sólo se reían en voz baja ¡Angelitos!

loquemeahorro dijo...

Gracias Jane, y supongo que es muy bonito que te pase cualquier cosa de estas siendo profesor, porque ahí tienes a los gurriatos, dispuestos a aprovehcar la mínima para hacer mofa y befa.

Isi dijo...

Loque: mira que este post ya lo había leído, pero era de mi época anterior a que me atreviera a comentar ;)
Todavía me acuerdo del primer comentario... que luego borré, pero tú me contestaste igual porque te había llegado al mail (jajajjaaj, qué vergüenza me dio!).

Bueno, en cuanto a tu ojo, tus gafas y tu disfraz de famosa en el aeropuerto, que me he lo he pasado muy bien leyéndolo (las dos veces). Jejeje eres genial hasta para ir al oculista. Y lo de los dobles de la mutua para que se deje la gente de leches, también me ha matao!

loquemeahorro dijo...

Isi ¡Yo también recuerdo tu comentario! Y me acuerdo perfectamente de lo que decías y que lo leí estando de viaje en un ordenador del hall del hotel en Salamanca. Y además tenías razón!!

A lo mejor podría recuperar esa entrada para el siguiente refrito, por cierto.

Gracias guapa, te juro que aquello fue muy raro, a mí me pareció que el del dedo vendado se parecía un poquito a Millán Salcedo :-)

milibreria dijo...

Ahora no sé si estoy escribiendo en el 2008 o en el 2010... vaya que has descubierto otra cosa, si te das cuenta...
Como dice estodevivir, aquí con los médicos tendríamos para rato. Esta semana le han dicho a mi hija embarazada que esperara hasta octubre para una prueba que si ahora no había no sé qué cosa... ¡que se lo dijera ella misma al niño allá adentro a ver si se aguanta diez meses o doce en la panza, digo yo!
AD.

loquemeahorro dijo...

MiLibrería Cuando vaya a que le hagan esa prueba, que se asegure que tienen al juguete en la consulta, para que se entretenga el niño, digo.

JuanRa Diablo dijo...

Es que eso pasa mucho, uno se va metiendo el dedo en el ojo así, a lo tremendo pero sin darse cuenta y claro, se va poniendo coloradillo, por el roce más que nada, que el ojo es un órgano muy sufrido y no va llorando sin ton ni son.

PD. Mola viajar al pasado. Nunca lo había hecho!!

loquemeahorro dijo...

Cuánto bueno por aquí, JuanRa Diablo, y qué gran consejo, porque ahora ya sabemos que no hay que meterse el dedo en el ojo y que los colirios hay que ponérselos dentro del ojo.

No como el dedo.

Y es que este blog, a lo tonto, va informando a la vez que entreteniendo :-)

Sonja dijo...

Puede tener su explicación eso último, en una ocasión esperando en el oftalmólogo pude escuchar como la recepcionista gritaba por teléfono "nooo, las gotas no se las tiene que tomar!! son para echarlas EN el ojo!!! XDDDD

loquemeahorro dijo...

Sonja ¿De verdad? ¡Qué bueno!