martes, 21 de febrero de 2012

Vísperas y maitines (y II)

En realidad, la inmensa mayoría de gente a la que conoces en el mundo laboral, tienen conversaciones que se repiten en cualquier empresa, las podríamos dividir en algunos grupos o subcategorías:

- El que se está comprando/arreglando un piso, e insiste en compartir con el mundo lo pérfido que es su contratista.

- El que se está cambiando de operador de telefonía móvil/proveedor de internet, e insiste en compartir con el mundo lo pérfido que es su departamento de bajas.

- El que no piensa cambiar jamás de equipo de fútbol, e insiste en compartir con el mundo lo pérfido que es el entrador, el árbitro, el seleccionador nacional o Manolo el del Bombo.

Inciso:

A los que sois españoles: ¿Os habéis dado cuenta de que vivimos en un país donde hay un personaje conocido por todos cuyo nombre es "Manolo el del bombo"?

A los que no lo sois: Sí, es cierto.


Otros sin embargo, nos sumen en un mar de dudas y después se van tan tranquilos, a fumarse un cigarro y acabar minar la paciencia de los fumadores de turno.

Por ejemplo, aquel elemento de la sociedad que me aseguró:

- A mí, es que me gusta cocinar, pero me gustan las mujeres.

Muy bien majo, y ¿qué pasa? ¿que te gustan al pil-pil?


Otras perlas filosóficas que mueven a la reflexión:

- En mi antigua empresa intenté colar a una era una amiga mía, que por cierto está buenísima.

Ah, el mito de "la tía buena”, muchos dicen que la han visto, pero no hay pruebas reales.

- ¿La conociste en una curva? ¿Desapareció misteriosamente después de lanzar una advertencia sobre el mal estado de las carreteras comarcales?

- Y me dijeron "guapa es muy guapa, pero no tiene ni idea".

- Tenías que haber sabido en tu empresa el físico no cuenta, si no, no te hubieran contratado a ti, hombre.


Aunque si hay un momento malo, pero malo, malo para hablar con según qué ser humano con el que has tenido la vil desgracia de compartir espacio físico en el desempeño de tu actividad laboral (qué pasa? es que no encontraba sinónimo para "compañero de trabajo"), es cuando deja de serlo y alza el vuelo.

Sí, alza el vuelo, pero no marcha en buena lid, vuelve a aterrizar con la vil excusa de recoger el finiquito y tomarse una cervecita (porque siempre se la toman así, acabada en -ita), pero con un oculto objetivo.

La primera pista de que algo oculta, es que un tío que no te ha invitado ni a un chicle chwein de fresa ácida en siete años de falso compañerismo, de repente sienta el irrefrenable impulso de invitarte a unas cañas.

¿Y cuál es ese pérfido interés? Pues el mismo que mueve a los niños con enchufe en las casas reales de oriente, a ir el 7 de enero muy felices a clase: Fardar un poquito.

En esto también hay originales que no se conforman con un poco de envidia por motivos como (espectrales) sueldo, horario y plazas de garaje. Sino que ataca con toda la artillería:

- Pues en mi nueva empresa todas las tías están buenas.

- Es curioso la cantidad de trabajo que genera "Miss España". A lo mejor conoces a la amiga de uno que era compañero mío.

- No creo, es que todas son extranjeras.

- Ah, entonces Miss España, no debe ser.

Jo, tío, eso me ha dolido, pero qué tienes tú en contra de la belleza española. ¿Acaso no sabes que la española cuando besa es que besa de verdad?

Y es que el beso en España ¿cómo decirlo? “con él no se engaña”

No, no, que esta letra hay que tomársela muy en serio, porque a ver muchacho ¿Tú sabes lo difícil que es rimar España con cualquier palabra y que encima tenga algún sentido?

Hombre, por Dios, ese tío era un genio, no como el del himno del Real Madrid, que a eso de las tres de la mañana le gritó su mujer desde la cama:

- Juan Sebastián, por favor, apaga ya la luz.

- Es que no me pega nada con España y tengo que entregar mañana la letra sin falta.

- ¿Qué dices de empaña?

Y así se quedó, que va el Madrid con su bandera, que resulta que no empaña. Ya sabeís, lo irritante que es tener una bandera que empaña, sobre todo si lo que empaña son sus glorias deportivas.


Y para acabar, os diré que mi farde de excompañero favorito de todos los tiempos fue el de una muchacha, a la que ni siquiera conocía, que insistió en contarme que en su nuevo trabajo tenían todo lo que un ser humano desear pudiera: Tesoros, palacios, joyas y hasta microondas y tickets restaurant. Y por si no nos había convenido añadió:

- Y además tenemos seguridad privada.

Francamente, es de agradecer que haya gente que por fin aprecie en su justa medida la labor callada y los andares chulescos, de los guardias de seguridad de este país, pensé yo.

Otro que debía haber tomado menos "cañitas" preguntó:

- ¿Cómo que seguridad privada? ¿Eso que significa?

- Pues eso, seguridad social privada (sociedad médica la llaman en mi pueblo, tipo Adeslas o Sanitas, vaya)

Con que seguridad social privada, eh? Sí... tú da ideas.


pd. ¿Habeís dejado ya vuestro comentario de apoyo a esta servidora en esta entrada?

34 comentarios:

Doctora dijo...

Eh, yo hasta hace unos años pensaba que Manolo el del bombo era un personaje de la mitología cañí, como Paquito el chocolatero o el tío Camuñas (que también existieron, pero murieron hace tiempo). Cuando descubrí que era un señor que vivía me hizo mucha gracia :)
Con pocos de mis antiguos compañeros de trabajo he vuelto a hablar después de que se fueran o de irme yo, así que me libré de todas estas movidas (muy bueno lo de la seguridad social privada).

Mónica-serendipia dijo...

Anda, a mí me pasó parecido con Manolo el del bombo, de hecho pensaba que no era siempre el mismo señor sino que se mantenía el personaje pero lo encarnaban diversas personas que se iban jubilando o algo así. Porque claro, este hombre trabajo no tiene, ¿verdad? Poque no se pierde un partido.
Ostras, me ha encantado eso de la nueva empresa con tías buenas y seguridad privada. Estaba pensando justo en guardias de seguridad vigilando los pasillos de la empresa para que no asaltaran a las misses foráneas.

maribel dijo...

jajajajajajajaja Loque, gracias por hacerme reír a carcajadas... si uno se hace con una furgoneta de esas de escucha, fijo fijo que pilla conversación sobre los males de la telefonía...y lo de ¿la conociste en una curva?, me tiro por el suelo.

Me alegras el día, de verdad, así que como no se si te he comentado ahí donde me mandas, voy no vaya a ser que ya hayas dominado el mundo y no me tengas en la lista, Belleza incontestable ,
Lo del pil-pil lo he vivido, lo he vivido!!

Y menos mal que he revisado lo escrito, con las risas no se entendía na de na, bueno igual ahora tampoco, no respondo, jajajajajajajaja
;-)
El Guisante Verde Project

Alice Silver dijo...

Me ha encantado ver a Manolo el del Bombo reconvertido en leyenda urbana por obra de Doctora y Mónica. ¿Se aparecerá también en una curva?

¿Y en tu empresa no hablan de hijos? ¿es qué son todo tíos? Yo pasé de una empresa en la que la mayoría eran tías a una en que eran tíos y las charlas de oficina eran completamente diferentes.

Ana Pepinillo dijo...

jajjajajaja vaya tela, a mi manolo me flipa, y tu conocido el del pilpil aún me está dejando muerta... sigo sin entender el tipo de asociación que ha hecho :D

Uno dijo...

¿Se puede dejar mas de un comentario de apoyo en la entrada que tu sabes?

Qué gran idea poner en cada despacho un segurata de Sanitas cubriéndote las espaldas.

Un abrazo

Mae Wom dijo...

Las perlas del mundo laboral no las he vivido yo con ex-compañeros afortunadamente, porque ya con los compañer@s tengo suficiente.

Recuerdo alguna bastante elemental como:
-"es que como las mujeres sois así entre vosotras...(de malas)",
-"no me gustan los gatos porque son traicioneros" (quizás es que quien lo dijo un día al volver a casa descubrió que el gato le había cambiado la cerradura o algo así)
-"qué collar tan extrafalario" por "extraordinario" y en sentido positivo.

O la mejor:
-"yo a las mujeres les pido respeto y sumisión".

Me reservo otras no vaya a ser que a partir de ahora tengas que clasificar el contenido de tu blog y ponerlo en la categoría "para adultos". ;)

loquemeahorro dijo...

Doctora. Nunca he sabido muy bien quién era el tío Camuñas y vamos, que sigo sin saberlo, Paquito el chocolatero hace muy poco oí que era el cuñado del compositor, que había heredado la chocolatería familiar.

Todavía no sé si le puso ese título al pasodoble como un homenaje o como el típico rencor entre cuñados, en cuyo caso hubiera sido a mala leche, vamos con mal cacao (me ha quedado sutil, verdad?)


Mónica Oye, a ver si va a ser eso, lo de que realmente son diferentes personas contratadas para hacer el mismo papel, que después con la chapela, no se les distingue bien, como el Papá Noel de Tim Allen.

Los guardias de seguridad vigilando a las misses foráneas, muy bueno.


MaribelMuchas gracias, y sí, comenta, comenta en la anterior entrada, que hay parné en juego (vale, no mucho pero por algo se empieza)

De momento voy a ver si domino el mundo de la seguridad (social) privada, que parece que no, pero hay un montón de territorios inexplorados por dominar.

O en todo caso, el de un polígono plagado de vigilantes.


Alice Silver Nunca me lo había planteado, la verdad. De hijos, menos, la verdad es que no he oído demasiado, de mujeres y maridos que son unos ingratos asquerosos, sí, de eso me ha tocado mucho.

loquemeahorro dijo...

Ana Pepinillo Mejor que no la entiendas, ojalá no la entienda nadie, hija.


Uno Se puede, se puede, y en facebook, y en el propio blog y donde sea menester, gracias majo.

¿Verdad que sí? Acabaríamos con el paro porque harían falta un montón, al tiempo.

Mae Wom Aaaaaaaaah, te juro que se me abre la úlcera cada vez que oigo las dos primeras, son de las cosas que más ardor de estómago me producen, junto a "Qué malas sois las mujeres" y "los hombres somos muy sanotes, porque comentemos genocidios pero vamos de cara" y ... perdón, voy a por el transilium.


La frase "los gatos son muy traicioneros", sencillamente me fascina ¿Es que la enseñaban en alguna red de colegios, como "Mi mamá me mima" o "My taylor is rich"?

Me ha encantado lo de que le cambió la cerradura, yo suelo decir que ha ido a Sálvame a contar sus trapos sucios, y me imagino al gato ahí sentado diciendo "Sí, los friskies siempre eran de marca blanca".

Lo de la sumisión nunca lo había oído, pero me parece motivo suficiente para pedir la baja voluntaria en una empresa, o para tirar el sonotone por la ventana a las primeras de cambio.

laesti dijo...

"Los gatos son traicioneros" es una de esas grandes leyendas urbanas (como la chica de la curva y los cocodrilos de N.Y.), la verdad es que los gatos son demasiado vagos y bobalicones para ser traicioneros. Lo que pasa es que son muy elegantes, se sientan en posición figurita de Lladró y parecen más listos de lo que son.

loquemeahorro dijo...

LaEsti O que la coca-cola es más malísima, no como el Sol y Sombra.

Pues yo creo que los gatos son muy inteligentes: Por lo menos el echarse la siesta cuatro veces al día, habla mucho en su favor.

Natalia D. dijo...

Pues donde yo me gano las habichuelas la conversación estrella es sobre niños, en todas sus manifestaciones: caquitas, moquitos (en este caso el diminutivo se agradece), etc. ect. Hay momentos en que sueño con el advenimiento de un nuevo Herodes, aquel gran benefactor de la humanidad tan injustamente vilipendiado.

Sonja dijo...

El chicle Cheiw de fresa ácidaaaa ese era mi preferido. Invitar a una cervecita con un objetivo oculto, jeje, bueno pues ya es algo, los de mi curro desaparecen directamente así en plan Lost.

Verónica dijo...

También están los ex-trabajadores que, cuatro años después, vienen y le abren la cabeza al nuevo jefe por antiguas rencillas. Caso real sucedido en mi trabajo hace dos semanas. No es broma.

jane dijo...

Yo tenía un compañero que siempre nos decía con aire de superioridad; "Déjense de disquisiteces" (que, como todo el mundo sabe, son disquisiciones exquisitas)
Ahora la que va a hacer rabiar soy yo. Aparezco toda morenita en pleno noviembre y pregunto, inocente: "Y eso de las evaluaciones, qué es, que me suena?" Je, je, je (risa de bruja)

jane dijo...

Yo tenía un compañero que siempre nos decía con aire de superioridad; "Déjense de disquisiteces" (que, como todo el mundo sabe, son disquisiciones exquisitas)
Ahora la que va a hacer rabiar soy yo. Aparezco toda morenita en pleno noviembre y pregunto, inocente: "Y eso de las evaluaciones, qué es, que me suena?" Je, je, je (risa de bruja)

loquemeahorro dijo...

Natalia D Hay un capítulo en que uno está ensayando el discurso que daría si le hicieran académico (o algo así) y venga a decir palabras grandilocuentes, hasta que oye a su vecino de al lado que llega a su casa y le dice a su mujer:

- Qué? Cómo ha sido la de hoy?
- Pues así como marroncita, pero muy suelta


Sonja Ayer vi que se escribía sin "n" final el nombre de este chicle, pero decidí escribirlo como lo he dicho toda la vida, no sé, es que no me sale...

Es mejor que desaparezcan en una isla con un monstruo que después es un humo, y al final un notario, que aguantarles contándote fantasmadas sobre su empresa perfecta.

Verónica ¡Qué fuerte! Aunque entre nosotras... ¿a que el tío se lo había buscado? (negaré haber dicho esto ante cualquier tribunal)

Jane Disquisiciones exquisitas, qué bueno. Solo por aparecer morena, aunque fueras a trabajar, te envidio, digo... te envidiarán mucho.

Playa: Si yo te quiero y tú me quieres ¿por qué vivimos tan separadas?

Gallo dijo...

MAGNIFICO no conozco a Manolo el del bombo pero debe ser primo de Perico el de los Palotes. ME encanto el tipo de "ME encanta cocinar, pero me gustan las mujeres, solte la carcajada" Y el de la curva..bueno muy bueno.

Yo fijate que tambien doy cortón a quienes dejan la empresa porque si se me aparecen vienen y te restriegan en la cara que ahora sí tienen fondo de ahorro.

Lo de Miss España, unico y los besos en España ME CONSTA ;)

loquemeahorro dijo...

Gallo: Muchas gracias resalao, y ya sabes que sí que las españolas "semos" bellísimas.

Te lo creas o no, Manolo el del Bombo, tiene su propia entrada en wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Manolo_%C2%ABel_del_Bombo%C2%BB

lammermoor dijo...

Ay, Loque, que lo había leído, había asentido ( a lo de los temas estrella de conversación) me había reído pero me había quedado lo fundamental: comentar.

Genial, si es que son pesaditos. Y lo de Manolo el del bombo como leyenda urbana está muy bien. Tenéis razón, ¿será el mismo o se irá cambiándo la persona que mantiene le personaje? En Oviedo tenemos también alguien así "Manolo el gitano" que de persona y mendicante se ha convertido en leyenda ciudadana.

P.D: ¿ásí que en el facebook? Pues allí comentaremos también. Una curiosidad ¿el regalo será un piso? No estaría mal.

loquemeahorro dijo...

Lammermoor Gracias, sí en facebook, o en pancartas, todo viene bien.

¡Un piso, bendita ilusión!

xGaztelu dijo...

Colegas (o mejor, excolegas) singulares los que has tenido, sin duda. Pero lo que más me ha gustado es ese “Juan Sebastián, por favor, apaga ya la luz!”: …

xG

loquemeahorro dijo...

xGaztelu Iba a llamarle Manolo, otra vez, porque es un nombre que me gusta, pero he pensado que iba a parecer el del bombo, y tampoco era plan.

JuanRa Diablo dijo...

Compañera del mundillo blogueril. Dos puntos.
Aparte.

Cuando leía yo lo de "Juan Sebastian, por favor, apaga ya la luz", ¿has oído mi carcajada? Porque creo que se ha oido hasta en Bielorrusia.

La fama de Manolo es muy normal: con el bombo y platillo que se da... (Jeje, lo siento, si me dejas suelto puedo salir con chistes así)

Escucha, escucha...

Va el Madrid con su bandera
y después se va de cañas


Mucho mejor, ¿no?

loquemeahorro dijo...

JuanRa Diablo Muchas gracias, lo de tu carcajada me ha placido vivamente.

Sí, es verdad, Manolo es un experto en el auto bombo, mientras la plantilla del Madrid se va de cañas, como poco :-)

Blackmount dijo...

pero que atroz esto de las mujeres al pil pil. Todo el mundo sabe que quedan mejor al mojo de ajo

loquemeahorro dijo...

Blackmount ¡Dónde va a parar!

Teresa dijo...

ayyy que risa. Y los que te cuentan todas las enfermedades que tienen. eso es insoportable.
Podías hacer otra entrada y todos los que te seguimos te ponemos grupos, sería tronchante, porque todos y todas aguantamos chaparrones increíbles.
Un abrazo
Teresa

loquemeahorro dijo...

Teresa Es verdad, los que te cuentan sus dolencias son también un clásico, y los de problemas maritales y los de "mi suegra es una víbora" y en general, los que creen que no están en el trabajo, sino en una terapia y que tú, por extraños motivos, te has convertido en su sufrido oyente.

bibliobulimica dijo...

Loque: ya me hacía falta visitarte para reirme. Pero entre que he estado en el doctor, y que el viernes se puso aquí todo color de hormiga porque agarraron un narco y hubo 17 calles cerradas por bloqueos que hicieron sus compinches, y granadas que aventaban a las calles...ni tiempo ni ganas de andar navegando en el interné (además que con esas cuestiones de seguridad, los hijos TENIAN que estar en casa, y por supuesto, el internet es suyo por derecho de nacimiento, creen ellos)
Alice: tengo una hermana que siempre en las vacaciones quiere llevarse a mis hijos a su trabajo porque dice que ella no tiene por qué ser la única que sufra los hijos ajenos, y se lleva los míos en plan venganza ;)
Loque: y yo es que beso de mentiras entonces??? mira donde vine a enterarme jajaja
Un beso,
Ale.

Alice Silver dijo...

Me parece una idea estupenda Ale :)

loquemeahorro dijo...

Ale Yo también he estado malita y además tengo el portatil roto, pero ¿cómo te puedo contar eso después de lo del narco?

Eso sí, lo del color de hormiga, es lo mejor que he oído nunca!!

Y sí, la idea de los hijos es estupenda.

Bueno belleza, que espero que estés recuperada del todo y que vuelva la paz a México, pero de verdad de la buena.

pd. Ni siquiera entiendo que es eso de "besar de mentira"

bibliobulimica dijo...

Loque: las cosas han estado mejor, aunque nos recomiendan no ir a lugares donde estén muchas personas reunidas, no se les vaya a ocurrir a los maleantes aventar alguna bomba o algo así. La verdad da miedo porque no habíamos tenido que sufrir esto nunca. Mis hijos por supuesto, se creen que a ellos no puede pasarles nada (¡que más quisiera yo!) y se enojan porque no queremos que salgan de casa.
Lo de los besos era porque como las españolas cuando besan, besan de verdad...por eso preguntaba si yo beso de a mentiras ;)

loquemeahorro dijo...

Ale No sé ni qué decirte, solo desear que mejore todo y que tus hijos tengan razón, y que a vosotros NUNCA os pase nada.

Sí, sí, lo que habías dicho de los besos lo había entendido, la que no entiendo, es la canción, porque ¿qué narices significa lo de "besar de mentira"?

¿Parece que besas, pero le das un beso al aire?