miércoles, 17 de junio de 2015

Regalitos y una invitación

"Harry se despertó con ese pertinaz martilleo en las sienes que sentía últimamente por las mañanas. 

O a las cinco de la tarde, como ahora.

La visión borrosa de las botellas de bourbon vacías que aparecían desperdigadas por el suelo de su apartamento, le dio la explicación. (Se nota que este tipo es detective, vamos bien)

Se incorporó a duras penas y se dirigió a la nevera de su apartamento, donde solo encontró tres cervezas y medio envase de comida china comprada -hace más tiempo del que podía recordar- en el restaurante de Madame Cho, el establecimiento más sórdido de todo Chinatown. 

En realidad, a dos manzanas de su casa había un restaurante asiático mucho más barato, con mejor comida y que cumplía escrupulosamente con todas las normativas de sanidad, pero dejó de ir al comprobar que no disponía de ningún callejón trasero en el que le pudieran abordar un grupo de mafiosos chinos con aviesas intenciones.

Se bebió una de las cervezas de dos tragos y encendió un cigarrillo. El desayuno de los campeones. (Irónica, muy bien María del Carmen, el Cosecha Roja es tuyo)

Después entró en el cuarto de baño, el espejo le devolvió la imagen (Ahí te he visto Maripili, eso sí que ha quedado profesional) de un tipo al que a duras penas reconoció: barba de cinco días, rostro macilento y el ojo derecho amoratado e hinchado, tanto que apenas sí podía abrirlo. 

Era la tarjeta de visita que dejaron anoche los matones de Joe El Cangrejo (Nota: ¿¿este no es uno de los malos de Mortadelo y Filemón??)

Recordó a duras penas que después de que los dos ex-boxeadores que le hacían ese tipo de recaditos al Cangrejo le utilizaran como saco de boxeo (Bien traído Maria de la Encarnación, porque como eran boxeadores...) bebió todo el whisky que pudo hasta quedar inconsciente. (Nota: ¿este hombre no debería estar ingresado en la UCI?)

Miró al tipo del espejo a los ojos (bueno, al ojo ¿no?) y se dijo a sí mismo en voz alta:
- Jo, macho, ahora a ver cómo hago que la rubia explosiva de turgentes carnes (hay muchas turgencias en estos libros) se lancé a los brazos de este despojo humano." (Nota: me parece que me he perdido)

----------------------------
Como veis, parece que que mi primer comienzo de novela negra está encontrándose con algunos escollos en su camino, además de con una colección de tópicos más larga que "El Tiempo" de Televisión Española.

Quizá debería intentar otro estilo pero sin salirme del género. No sé, novela policiaca en plan ... A ver qué os parece esto

------------------------------

"- Y el asesino es... el mayordomo -exclamó el teniente Simpleness con acento triunfal, al tiempo que señalaba al imperturbable sirviente que aún mantenía la bandeja de los cóctels en las manos con gesto profesional.

- Lamento tener que disentir con usted, mi querido Simpleness, es imposible que fuera Jenkins -le interrumpió Mr Owl con una sonrisa bailándole en los labios.

Ahora que había conseguido la atención de todos, Mr Owl comenzó a limpiar su pipa con mucha ... pachora (Nota: buscar sinónimo de "pachorra" que cuadre en una mansión británica).

- ¿Podría solicitarle que aclare esa afirmación? -le preguntó gentilmente la anfitriona de la mansión, la duquesa de Host.

- Por supuesto -respondió Mr Owl, pero continuó con su labor de limpieza que, por el tiempo que le requería, no se había realizado desde los tiempos en que la reina Victoria aún no se había puesto de largo.

- ¿Y podría solicitarle que lo haga antes de que se enfríe el asado? Porque a mí, tener un cadáver en medio del salón no me inquieta excesivamente, pero detestaría tener que hacer esperar a la cocinera, que ya saben lo difícil que es encontrar buen servicio hoy en día...

Un murmullo de aquiescencia se oyó en la sala. (Nota: buscar si aquiescencia significa lo que creo que significa)

- Sí, sí, si fuera usted tan amable...por favor. -interrumpió Miss Goodgirl la deliciosa sobrina de los duques, una jovencita de mejillas sonrosadas y candor en la mirada que había ido a pasar el fin de semana al campo con sus tíos, y ahora se debatía sobre si debía vestirse para la cena, o no, porque la aparición del cadáver suspendía la etiqueta. 

Algo que lamentaría terriblemente, porque había traído el vestido perfecto para la ocasión, y que un deceso fuera de programa le impidiera lucirlo daría al traste con una planificación de semanas. 


- Venga, amigo, no sea tímido -exclamó Mr Foreinger, el joven y alegre piloto de carreras americano que con su vitalidad y franca mirada se había granjeado la enemistad de todos y cada uno de los invitados en la mansión. 

Excepto de Miss Goodgirl que le llevaba lanzando lánguidas miradas desde el desayuno, sin que el joven americano reaccionara de ninguna manera.

Claro que no contaba con que en el Nuevo Mundo las caídas de ojos de alguien que se enfrenta a un plato de riñones a las ocho de la mañana no se suelen interpretar como inicio de un cortejo, sino como una clara aversión a las vísceras de buena mañana.

- Por favor, Mr Owl ¿Sería tan amable? -preguntó Sir Landowner, el inevitable pariente rico de la familia al que habían invitado al evento con la sana intención de que revisara su testamento si es que no estaban en él, o si ya figuraban, que no los sacara.

Sir Landwoner tenía tanto dinero como poca afición a gastarlo. De hecho su falta de prodigalidad había llegado hasta las palabras, y hacía años que no pronunciaba un solo predicado.

Mr Owl se seguía afanando con la preparación de su pipa.

- Si lo prefiere, puedo ofrecerle uno de mis cigarros puros, son de la mejor calidad y es posible que podamos resolver este acertijo antes de que empiecen a llegar los vecinos para preguntar por qué hemos invitado a un cadáver a pasar la velada -exclamó Mr Host, sin poder evitar un deje de rudeza en su voz porque el fin de semana estaba siendo un gran fracaso social, por no hablar de que le inquietaba la factura del tinte de esa alfombra sobre la que el finado había tenido el mal gusto de caer muerto.

La gente debería saber que no debe morirse en los salones ajenos, y menos aún, poco antes de la cena.

Su esposa susurró un "querido" al tiempo que le lanzaba una mirada recriminatoria, algo muy meritorio teniendo en cuenta que su refinada educación le impedía mover más de un músculo facial a la vez. (Nota: si hay versión en cine, preguntar si Nicole Kidman está libre)

- Por favor, caballero, explíquese -dijo ya con una manifiesta impaciencia el teniente, mientras pasaba el peso de una pierna a la otra, ya que nadie le había invitado todavía a tomar asiento y además comenzaba a sospechar que el mayordomo no le iba a traer ese jerez que le habían ofrecido.

Mr Owl cesó por fin su hercúlea misión de limpieza y miró uno por uno a todos los invitados entre los que no hemos mencionado a la señorita Amapola y a Mr Mandarino, y seguro de contar con su atención explicó lentamente:

- La razón por la que Jenkins no puede ser el culpable es que .... ¡El mayordomo nunca es el asesino!

---------------
Vaya, a lo mejor tengo que trabajar un poco en la trama ¿No? Y es una pena porque por lo demás yo creo que me estaba quedando bien, y además un rato original.

Empiezo a pensar que la novela negra y policiaca no es lo mío, quizá debería dejárselo a los que de verdad lo hacen bien, a gente incluso que haya ganado algún premio, no sé... a algún lector de este blog.

Porque sí, amigos y amigas, una lectora (y comentarista) de este blog es la primera ganadora del Premio de Novela Negra La Trama, nuestra Niu de Mones, alias Laura Balagué (y no al revés).

Y a la flamante ganadora, en cuánto se le apagaron las llamas,  se ofreció a regalar a sus compañeros de dominación mundial (sí, también está en el ajo, guiño conspirador), dos ejemplares de la novela ganadora: "Las pequeñas mentiras".


Yo la he leído y le doy mi aprobación más entusiasta (yupiiiiiii), como podréis ver aquí y no soy la única: novela policíaca española de calidad, sin lugares comunes ni argumentos manidos ni detectives alcohólicos que aún recuerdan a su tercera ex-esposa.

Insisto: a mí una mujer que ha escrito "Carmen se contuvo, no le parecía el momento de pelearse con su cuñado. Eso podía esperar a Nochebuena", se merece todos mis respetos.

Bueno, y como para todos no hay, habrá que hacer un sorteo. Pero sin puntos ni zarandajas, ponéis aquí "Que sí, que me apunto ¿eh?" y ya está, apuntados quedáis.

Aunque claro, si lo anuncias en facebook, twitter, vuestros blogs, o la hoja parroquial de vuestro barrio, os lo agradeceríamos (ambas dos) con la más expresiva de las sonrisas (que no vais a ver, pero bueno).

Yo, por mi parte, espero que con estos presentes y dádivas perdonéis mi inexcusable ausencia en esta vuestra casa

Una cosa ¿si es inexcusable, cómo lo vais a perdonar? Y si es vuestra casa...  ¿qué pinto yo aquí?

Bueno, pues lo dicho, que os recomiendo el libro vivamente (no es peloteo, palabrita), y que si no consigo hacerme perdonar así, lo intentaré invitándoos al club de lectura de Edwina, que va a comenzar próximamente (29 de junio) en el Territorio Lector del feisbuk de Planeta.

¿Veis? Dominamos el .... planeta.... ¿Eh? ...

Vaya, me temo que este chistecillo sí que no hay quién me lo perdone.

Nota: este sábado 20 de junio, en Madrid en la cool librería Tipos Infames, Laura Balagué estará presentando su libro por la tarde. Id en mi nombre (que yo no estoy en Madrid!)

Nota2: El final del sorteo será el sábado 4 de julio (actualización tardía, lo sé)


36 comentarios:

Ana González Duque dijo...

Oye, pues a mí que me estaba gustando tu novela negra XD
Felicidades a la feliz ganadora ;D

laesti dijo...

¡¡¡SEGUN!!!!
(Creo que no decía "segun" desde que estaba en el cole allá por el 85, digo, por el 95).
Y en las mansiones inglesas no existe la pachorra, es algo que sólo existe en los países mediterráneos y en los trópicos. En la Gran Bretaña, sin embargo, tienen galletitas de jengibre y zarzaparrilla que toman con desidia, que es como la pachorra, pero más aristocrática.
¡Y yo también quiero mi libro!

loquemeahorro dijo...

Ana González Duque: Muchas gracias, el pobre Harry sufre mucho, pero se liga a una sospechosa.

¿Te apuntas al sorteo? Te lo recomiendo, en serio

LaEsti: Sí, sí, el 95, cuando yo empecé la EGB, espera, creo que me he delatado!!

Desidia! Es verdad!!!

Muy bien, te apuntas al sorteo, perfecto!!

Isa dijo...

Que sí, que me apunto ¿eh?, todavía no he leído tu reseña pero sí que me han hablado bien de esta novela así que no dejo pasar la oportunidad de apuntarme al sorteo.
Yo que tú seguía insistiendo con la novela negra, no me desagradan tus intentos.
Por cierto, ¿ambos dos?.

Yakoytroy dijo...

Pues claro que me apunto, que tiene muy buena pinta. Tu novela negra me estaba gustando así que publícala jajaja o la segunda parte de Confesiones ..Un besote Guapa

Ana Bolox dijo...

Me lié pelín cuando Amapola entró en escena, pero por lo demás, oye..., que enganchaba lo de la mansión inglesa. Eso sí, te ha faltado una taza de té por algún lado. Y también que llueva. Tiene que llover muchísimo.

A ver si sigues, jo. Si el mayordomo no puede ser..., ¿te ayudo a buscar otro asesino? Dime que sí y tú me ayudas a buscar uno en una mesa de 7. ¿Hay trato? ;-)

Apúntame al sorteo, alma de cántaro. Mira que buscarse al mayordomo como asesino... ;-p

Besotes.

Jane Jubilada dijo...

Hoy es mi día de apuntarme a sorteos. Que sí, que me apunto, a ver si por una vez en la vida cae algo.
Me encantaron tus dos intentos. Yo creo que se te da muy bien tanto un género como el otro. Me quedé intrigadísima por quién es el asesino, aunque yo apostaría por la damisela lánguida. Más que nada porque es la más improbable. Y a todas estas, ¿quién es el asesinado?
¿Ves? Una persona que con solo un par de párrafos nos lleva a tanta intriga es una Agatha Christie en ciernes.
Besos.

Doctora dijo...

Inmediatamente me he sentido identificada con el detective, porque cuando hoy me desperté de la siesta no sabía si era por la mañana o por la tarde.

Aquiescencia es el sabor que te queda en la boca después de tomar un caramelo de menta, no?

La gran pregunta es, cómo se pronuncia Owl??

Abril dijo...

Pues yo también me apunto!
Seguro que si te lo propones eres capaz de escribir una novela policíaca, o de lo que sea :)
Besos

LAKY dijo...

Jajaja. Es el post de sorteo más original que he leído nunca!
Yo ni me apunto porque ya he leído el libro. También me gustó mucho.
Besos

Saramaga dijo...

Me apuntoooo....
Voy con retardo para todo...

Besos!

Madreconcarné dijo...

No sé si llego a tiempo, pero me apunto.
Yo voto por parsimonia en vez de desidia. Tiene un punto ceremonioso.

loquemeahorro dijo...

Isa: Haces muy requetebien, yo creo que te va a gustar.

Muchas gracias, pues venga sí, ambos dos, a lo loco!!


Yakoytroy: Ya verás como es un buen libro y muy entretenido.

Vale, escribo dos novelas negras y sigo con Edwina, no sé yo si me va a dar tiempo a todo :-)

pd. Gracias por tu reseña, eres muy amable.


Ana Bolox: Lo de la señorita Amapola quizá hay que pulirlo un poquito, no te digo yo que no, pero sí, por supuesto que hay lluvia.

Ya se sabe "era de noche, y sin embargo, llovía"

Sospecho que tú ya tienes tu asesino... y tus víctimas, en todo caso sería un honor hacer un trato contigo, y librarme de una muerte (literaria) segura!

Te apunto, y muchas gracias por pasarte (y por todo los demás) ¡Fue estupendo conocerte!

Chicos! Aquí otra auténtica escritora de novela negra!!


Jane Jubilada: Ay Jane, este te gusta, fijo! Y no dejes de visitar el blog de Niu de Mones, seguro que lo aprecias!

Muchas gracias, yo creo que el asesino es ... aaaggh, cómo? Noooo, siento morir!!!

loquemeahorro dijo...

Doctora: Yo tenía un compañero que decía que esas eran las siestas buenas, las que te despertabas desubicado.

Una vez más, me ganas por la manga, lo del caramelo de menta es buenísimo. Me descubro ante usted!

pd. ¿No te apuntas??


Abril: Muchas gracias! Si la escribiera o escribiese, sería como estas, no una tan buena como la de Laura

O la de Ana Bolox, ya que la tenemos aquí.


Laky: Gracias, me alegro de que te guste. Y sí, es un buen libro, tú... es que tienes muy buen gusto, y buenos sorteos ;-)


Saramaga Perfecto, y qué va, llegas de las primeras, ayer publiqué la entrada.


MadreconCarné: Llegas perfecta de tiempo. Y me apunto "parsimonia", me gusta, me gusta.

Mónica-serendipia dijo...

Un principio de novela negra excelente que me leería sin dudar... siempre que mantengas los comentarios al margen, jajajaja!!! No sé si al jurado de Cosecha Roja le gustaría pero como novela de humor está genial.
Inquilinos de la casa de Loque, me sumo a la recomendación de "Las pequeñas mentiras" de Laura Balagué, de verdad que es una novela estupenda. Bss

Mª Ángeles bookeandoconmangeles dijo...

Hola guapa! Por aquí me quedo que hacía tiempo que tenía pendiente seguirte y nunca saca una tiempo para todo. Un placer.

Un beso.

loquemeahorro dijo...

Mónica Serendipia: Pues sin comentarios no me leería eso ni después de haber vaciado esas botellas de bourbon (sobre todo porque estaría en Urgencias)

Mª Ángeles BookeandoconMangeles: Me alegra mucho verte por aquí!

Mª Ángeles bookeandoconmangeles dijo...

Y por cierto que me apunto!!! Es que me enrollo y al final me salto lo más importante!!! Lo anuncio en las redes!

Besos.

loquemeahorro dijo...

Perfecto! Muchas gracias

C. F. Durá dijo...

Yo también me quiero apuntar al sorteo!! Y me uno a lo que ya te han dicho, yo quiero saber cómo termina la historia, si la pipa aún funcionará y cuánto costará la factura de la tintorería... Y el asesino... seguro que sí que era el mayordomo!!
Saludos

loquemeahorro dijo...

C.F. Durá: Haces pero que muy bien, no te arrepentirás!

Lo de la tintorería también me intriga a mí, pero no sé si estoy dispuesta a arruinar mi mejor alfombra (la de la ducha) para comprobarlo.

Me lo pensaré, nunca se sabe...

Isaura B P dijo...

Pues por ahora lo que leí me gustó...
Me apunto al sorteo! :)
Un saludo

Uno dijo...

Pachorra lo veo mas valenciano que británico, si. ¿Qué tal papo?
Tremenda. Has pasado del rosa al negro sin despeinarte. A eso llamo yo una todoterreno. Os deseo mucho éxito a las dos con el libro y con el club de lectura. Por lo demás tengo alergia al feisbu.

Un besazo

loquemeahorro dijo...

Isaura B P: Haces muy bien, el libro mola

Uno: Papo es buenísimo "Y va y dice el tío con todo su papo".

Gracias mil, por mí y por mis compañeros y por mí el primero!

Victor Tejada dijo...

Elemental, querida Edwina, elemental.

Ana González Duque dijo...

Uy, sí, y me apunto al sorteo, qué despiste ;D

exseminarista ye-ye dijo...

¡Yo, yo, yo, yo!*

Por lo demás pues sí, se te echa de menos. ¿Qué tal fue la firma, acabaste con callos en los dedos de tanto firmar? Espero.

Salud y saludos.

(*) Vamos, que me apunto al sorteo, digo.

loquemeahorro dijo...

Víctor Tejada: Muy bueno

Ana González Duque: Haces bien, te gustará

Ex Seminaristas ye-ye: Apuntado estás!

Gracias, muy amable. No sabes lo complicada que es mi vida últimamente, ojalá pudiera actualizar, sería señal de que estoy más tranquila.

La firma fue muy bien, a la próxima os espero a los insulares.

Holden dijo...

Oye, pues no creas: yo igual me leería con gusto una novela negra tuya si te comprometes a acompañarla con esos sardónicos comentarios sin censura ninguna :)

Ángeles dijo...

Yo ya no sé si llego a tiempo a nada, pero ve apuntándome para cuando se publique tu novela negra, ¿vale? Es que un tópico bien colocado no es tal sino una seña de identidad de un género.
Y pachorra en inglés se dice flema. Flema británica, claro.
Un saludo, guapa.

Ana Mª García dijo...

Pues claro que me apunto!! Tiene muy buena pinta!

Isabel dijo...

Que se me pasa, me apunto. siii.
Gracias.

loquemeahorro dijo...

Holden: Gracias, gracias, nunca se sabe.

Ángeles: ¡Flema! ¡¡¡Eso es!!! Además es "flema británica" como "excéntrico millonario" o... "marco incomparable"

Ana Mª García: Ya verás cómo te gusta.

Isabel Apuntada estás!

Angeles Arca Bustelo dijo...

Quiero saber como acaba esa novela!
Participo sin duda. Gracias

loquemeahorro dijo...

Ángeles Arca Bustelo Muy bien, me alegran ambas cosas, y mucha suerte!

bibliobulimica dijo...

Loque querida:
me encantan estos sorteos donde no hay que sumar nada y quienes lo hacen sonríen (aunque no veamos las sonrisas). Llego imperdonablemente tarde, y además, el sorteo ya ha pasado. Pero me alegro un montón por la premiada, y espero que tenga mucho éxito (o más, mejor dicho. Ya tiene un premio de la crítica, que la premie también el público lector ;) )
Un beso,
Ale.