miércoles, 2 de noviembre de 2016

Fieltro, princesas y el grupo Bilderberg.

¿Sabíais que según un reciente estudio de la Universidad de Illionois más del 38% de las mujeres que se casan quieren "parecer una princesa" el día de su boda?

Pues no me extraña nada, porque me lo acabo de inventar.

¿Y que según un estudio de la Universidad de Columbia, les importa más lo de la princesa que lo de casarse?

Ante este preocupante aumento en el número de Cenicientas casaderas, las autoridades educativas de nuestro país (sí, en nuestro país hay "autoridades educativas", o eso dicen) han tomado cartas en el asunto y como muchos (desgraciadamente) sabréis, han decidido incluir el tema del disfraz como materia curricular, y no hay niño que haya pasado más de tres años en el sistema educativo sin haberse travestido de diez o doce cosas como mínimo.

Resultado de imagen
Se me ve cómoda ¿verdad?
No hay ya menor de siete años en este país que no se haya disfrazado de pastorcillo/a, pirata, bruja y sobre todo, de algún cómodo - a la par que estético - traje regional.

En concreto, las niñas madrileñas tienen que lucir este confortable atuendo (que observáis a la izquierda) todos los 15 de mayo, llueva o haga sol.

Y nunca mejor dicho, que hay años que en mayo, en Madrid caen chuzos de punta y otros en los que luce un solazo que no os podéis imaginar.

Lo que sí os podéis imaginar es lo que le va a ocurrir a la criatura cuando intente dar dos pasos seguidos, con ese largo y ancho de falda tan adecuado para niños que aún no dominan las funciones motoras.

De hecho, un estudio de la universidad de Illinois afirma que entre un 16,57 % y un 17,25% (en Illinois es que son muy precisos) de niñas madrileñas de menos de 12 años sufren lesiones de rodilla permanente por culpa de San Isidro.

También afirma categóricamente que un 67,58% de madrileñas mayores de 14 años le comunican de forma harto expresiva a las autoridades docentes en qué lugar de su anatomía (la de las autoridades) creen que luciría mejor el clavel reventón.

Aunque también hay un 15,37 % que huyen de la comunidad autónoma para evitar tan aciago destino. Hasta que llegan a Toledo y descubren que se tienen que vestir de lagarterana.

Resultado de imagen
Para mí que este traje me pone cara de antigua
¡Y no se vayan todavía, que aún hay más! Sí, amigos, porque hasta ahora solo he mencionado disfraces facilitos de esos que se compran en las tiendas.

De hecho un estudio de la Universidad de Montana afirma que tanto transformismo escolar, oculta una conjura del grupo Bilderberg y Disfraces Maty.

Pero es que en Montana... pues no se enteran. Desde lo de Hanna, no levantan cabeza, ya se sabe... A ver, comprar un disfraz es de primero de padres, lo chungo-chungo es cuando el disfraz tiene que ser casero, sí o sí.

Un estudio de la Universidad de Milwaukee afirma que más del 60% de los padres preferirían tener que cambiar toda la fontanería de casa antes de que su niño vuelva de clase con un papelito que empiece con estas aterradoras palabras:

"Se acerca el Carnaval y .... (lágrimas de los padres que les nublan la vista) ... El disfraz lo vamos a realizar entre todos de una manera muy sencilla y va a quedar genial.. (aquí un momento para que los padres se agencien un Tranquimacid)... "
Resultado de imagen
Para qué llevar un disfraz absurdo tú solo si lo puedes hacer con toda tu clase

Cuando llegan a la lista que que empieza por "2 metros de fieltro, 2 litros de goma EVA...", algunos han abandonado a sus hijos, su trabajo, su casa y hasta su partida de Candy Crush a medias, antes de sumergirse en unas crípticas instrucciones para confeccionar un disfraz de erizo para que toda la clase pueda dar unidos una versión distorsionada de tan incómoda mascota.

La verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad, es que es una conjura ¡Sí! Pero una de la industria del fieltro y demás telas con brilli-brilli y en general, grimosas de tocar.

El poder del lobby de telas acrílicas de colores chillones es algo desconocido todavía por el gran público, pero informados estudios de la Universidad de La Roda (Albacete)...

Un momento: ¿No os creéis el estudio porque proviene de Albacete? Pero bueno, ¿Cómo os creéis que es Montana, o Illinois o Milguoqui? Pues para que lo sepáis, Illinois es igualico a Alcantarilla, Murcia. De hecho lo llaman "El Alcantarílla de América".

A lo que iba, un estudio de la Universidad de Murcia (con los recortes ha cerrado la de La Roda, mientras escribía esto) la industria del fieltro ha igualado en la última década a la del papel pinocho (tan fundamental en la vida escolar de mi época) e incluso igualado la de las cartulinas de colores variados para pegar fotos torcidas.

¡Y amenaza con romper las cotas de inutilidad histórica de la goma para bolígrafos, los transportadores de ángulos y las seguetas de contrachapado, todos juntos!

Y qué decir de la goma EVA! No me hagáis hablar de la goma EVA! Sobre todo porque no tengo ni idea de qué narices es.

Resultado de imagen
Mi abuela cosía para Cornejo.
En todo caso, tan poderoso lobby no se detiene ante el mal que pueda ocasionar en las familias españolas.

¡Ya es hora que alguien lo denuncie!

Y no solo los padres deben superar tercero de corte y confección, y cuarto de diseño y patronaje para que su niño pueda superar segundo de primaria (menudo lío me acabo de hacer con tanto curso); sino que a diario (más en diario de noviembre y febrero, la verdad) se producen escenas de dolor indescriptible que dejan una huella indeleble en la psique de padres e hijos, cuando descubren que (voy a tomar aire, que me estoy ahogando).

Desubren que "El disfraz lo vamos a realizar entre todos de una manera muy sencilla y va a quedar genial" a alguno les ha quedado así...


Y a ti, a pesar de haberte acostado a las tres de la mañana y haberte despertado otra vez a las tres y media para ir a Urgencias para que te despeguen la goma EVA de tu mano derecha y de la funda nórdica, a ti... a ti te ha quedado así:

Resultado de imagen
Mi abuela cosía para el Pasaje del Terror
Aunque viendo semejante ropa de cama, casi lo mejor que le podía pasar era lo de que te la destrocen en Urgencias,  qué quieres que te diga.

Y todo este desaguisado ¿merece la pena? ¿qué sentido tiene?

Volviendo al principio os recuerdo que todo era un plan gubernativo (o de Disfraces Maty, ya no me acuerdo) para acabar con tanta novia frustrada que organiza su boda para parecer "una princesa".

Viendo al pobre erizo de la izquierda tentada estoy de dar por bueno que la gente, el día que se case se disfrace de Reina del Carnaval tinerfeño, si le da la gana (y también te da el ancho de la puerta del restaurante), pero amigos, es que todavía no hemos llegado al reverso oscuro.

Reverso este que ofreceré en una próxima entrada, si el tiempo y los agentes infiltrados del lobby del papel pinocho, me lo permiten.


19 comentarios:

Estibaliz Burgaleta dijo...

¿Soy la primera? Qué ilusión, no me veis pero estoy llorando con manos temblorosas, cual Miss recién proclamada.

Como niña que una vez fue de melón a su fiesta de fin de curso (en mi clase éramos verano y todo segundo y tercero de EGB hacíamos las estaciones del año) comprendo el drama de los disfraces infantiles, e incluso el de los adultos porque... ¿no estáis hartas de la dictadura de los disfraces sexys? Enfermera sexy, pase pero... ¿Caperucita sexy?, ¿bruja sexy?

Pilar V dijo...

Por un momento he vuelto al pasado, a aquellos años que no terminábamos de recuperarnos del disfraz de Navidad cuando era carnaval o se representaba una obrita...menos mal que aquellas monjas no eran muy de Halloween... aquello de será muy fácil....

gracias por las risas

Mona Jacinta dijo...

Me has hecho reí y a la vez se me han puesto los pelos como escarpias recordando esos años del disfraz. Una de las ventajas de envejecer es que tus hijos se disfrazan --o no-- de forma independiente. En la vida de toda mujer hay un momento de relax. Luego igual llegan los nietos...

Jane Jubilada dijo...

Loque, me has emocionado con lo de que las novias quieran ir de reina del carnaval tinerfeño. Como tinerfeña, me siento muy honrada porque yo (tengo que confesártelo) también hubiera querido ir en mi boda de esa guisa, casi sin caber por la puerta de la iglesia y llena de plumas, brillores, volantes y motores para poder caminar (algunas parecen que van en tacataca). Eso sí que es tener clase y soltura, no ir de novia vulgar y corriente o de erizo.

loquemeahorro dijo...

Estíbaliz Burgaleta: ¿Fuiste de melón? ¿Y aún así has conseguido ser un elemento útil de la sociedad? Con lo indigesto que es!

Lo de los disfraces "sexys" es para llorar amargamente, que vamos... no sé, a lo mejor soy yo, pero ¿Los hombres se disfrazan de médico sexy? ¿Zombie sexy? ¿Hombre Lobo sexy?

Pilar V: Lo de "vamos a hacerlo entre todos" ¿Ah, sí? ¿Vais a venir a casa a hacerlo?
Y lo de "será muy fácil". Está sacado de un hecho real. Literal. No tengo más comentarios...

Gracias a ti por ser fiel a este vacilante blog!!

Mona Jacinta: Gracias, gracias, com o ves me he pasado al género "comedia terrorífica", del tipo "La pequeña tienda de los horrores"... pero con mucho más terror.
Un consejo: empieza a quejarte, ahora mismo, de una monstruosa (e imaginaria, espero!) artritis-artrosis o lo que sea que te impida coser para tus nietos el día de mañana.
Es una inversión de futuro!

Jane Jubilada: Probablemente seas una de las únicas personas a las que les puede quedar bien un disfraz de casi cualquier cosa, incluso con los brillores pero me alegra saber que el día de tu boda no te causó una seria lesión de columna.
Ni una en broma, vaya!

Uno dijo...

Mucha Universidad de Illinois y no me preguntas a mi. Claro que quizá no te he contado que soy una autoridad en bodorrios y princesas.
Mi madre afortunadamente no tenía tiempo para poner en marcha todos sus proyectos para mi vestuario. Así que una vez que se mató un cordero en casa, tiñó la piel de rosa y me vistió de pastorcillo pa los restos de mi infancia. No me quiero imaginar lo que hubiera hecho de conocer la goma EVA.
Un abrazo

miquel zueras dijo...

Yo que hice la comunión con un traje arregladillo ... qué horribles se ven los niños con traje, pero hay que ver los modelitos que llevaban mis compañeros con esos modelitos de marinero que arrasarían en los locales gay de baja estofa. Y cuando pensaba que me había escapado del tema me viene la mili en Regulares, con el fajín de color verde y la capa blanca de los desfiles. ¡Yo ya no me disfrazo más! y menos por obligación. Bueno, igual un día me visto por Halloween de "Chico de la curva sexy".
Saludos!
Borgo.

loquemeahorro dijo...

Uno: Tienes razón, tu aportación hubiera sido fundamental, pero si cuento lo de la piel del cordero, no sé yo si me iban a acusar de fantasiosa.
Y es que una vez más ha quedado demostrado: la realidad supera la ficción.

En todo caso, demos gracias a que desconociera a tan pecadora mujer.

Besos!!!

Miquel Zueras: Nunca he entendido por qué los niños hacen (hacían) la comunión de marineritos, pero aún menos los que la hacen de almirante.

Yo siempre cuento lo mismo, que conocí a una chica que estaba en la Marina y que un día su superior llegó al despacho diciendo:
- Me he cruzado con un niño que tenía muchos galones más que yo.

No se cuadró delante del niño, de milagro.

pd. Chico de la curva sexy... qué bueno!

Blackmount dijo...

los estudios de la universidad de puerto Hurraco demuestran que las mujeres se casan con la ilusión de vestirse de fallera mayor, pero no lo logran. Efectivamente, lo de los disfraces es un caso. Una vez cuando trabajaba en urgencias nos llevaron a un niño que la madre tenía que disfrazarlo de pollo, así que fue a una granja avícola a que le regalaran plumas de pollo, lo embadurnó de pegante industrial y le puso las plumas por encima. sería gracioso si no hubiera sido por la inhalación de vapores tóxicos. en fi, la peña está muy mal de la cabeza.

Isa dijo...

De pequeña llegué a casa diciendo que me tenía que disfrazar de mariposa. Mi madre puso el grito en el cielo (siempre ha odiado los disfraces) y acto seguido fue a preguntar a sus sobrinas si tenían algún disfraz. Mi prima le dijo que ella tenía uno de...zanahoria. Y ese fue el que me colocó mi madre... aún recuerdo cómo contestaba muy bajito a quienes me preguntaban de què iba: «De mariposa», y la cara con la que me miraban. Un trauma, vamos :—)

Ángeles dijo...


Y a todo eso hay que añadir las fiestas populares de cada ciudad, pueblo y barrio. Qué estrés tienen que sufrir esos pobres padres. Luego se extrañan de la baja natalidad... Si es que es para planteárselo.

A ver si la segunda parte de este apasionante ensayo antropotextil no se hace esperar mucho, que ya están ahí las entrañable fiestas esas que tú sabes.

Besos.

loquemeahorro dijo...

Blackmount: Madre del amor hermoso!! Y nunca mejor dicho.

Horririzada me quedo, pero me he reído tanto con lo de fallera que casi se me pasa.

Besos!!

Isa: Ooooh, pobrecilla, no me extraña que te traumatizaras, no es para menos.

Ángeles: Sí, sí, lo de las fiestas patronales es un drama como otro cualquiera. Ya te digo que las chulapas madrileñas sufren mucho, angelicos. Pero piensas en las que van de fallera, lagarterana o casi cualquier otra cosa y no sé yo...
Es cierto, están aquí, los turrones (de chocolate) ya nos seducen con sus dorados envoltorios desde las estanterías del súper y se oyen cánticos de sirena que dicen "¿Te acuerdas de cuando solo había turrón del duro que no te gustaba nada y podías no engordar 500 kg cada año?"

Doctora dijo...

Gracias a mi maternidad he descubierto un montón de cosas y he sacado también mis propias conclusiones.

Hay cientos de estudios catalogando a los padres en distintos grupos usando criterios de lo más variado. Tipos de padres según la exigencia con respecto a los hijos, según la capacidad para expresar afecto y cariño a los hijos, según el grado de control que ejercen sobre sus hijos... todo bobadas.

Por mi experiencia te diré que sólo hay dos tipos de padres: los que disfrazan a sus hijos y los que no. Y tampoco es una conducta que se elija. Es una enfermedad. Una enfermedad que se salta una generación, como la diabetes. Por ejemplo, mi madre me disfrazaba, así que yo no disfrazo a mis hijas y por consiguiente mis nietos serán disfrazados. Es así.

Holden dijo...

Los lobbys de la papelería es que no tienen límites: hoy la goma EVA y mañana el mundo, así de tremendos son. A mí, que nunca me ha gustado particularmente disfrazarme, me parece fenomenal que otras personas lo sufran en sus carnes. A ver si entre todos ellos quitan estas costumbres antes de que me toque a mí xD

Aunque claro, en este país la mentalidad es más bien la de: '¿Cómo? ¿qué lo van a quitar ahora que ya lo he hecho? Sí, hombre; ahora que se joda este pringao'. ¡Muy divertida la entrada! :D

loquemeahorro dijo...

Holden: Si te ves como un futuro padre, yo que tú empezaría - desde ya - a liderar un movimiento anti-disfraz. Verás que la cola EVA esa te hace tropezar constantemente en tu empeño, pero no cejes en él, o pronto tus futuribles churumbeles tendrán que disfrazarse de pingüinos, lagarteranas, lagarteranos o cualquier otro horror producto de la mente criminal del lobby del fieltro.

pd. Gracias, gracias
pd2. Sí, hay gente así, yo he oído lo de "¿No me costó a mí pagar el piso? Ahora que suden tinta los demás!

loquemeahorro dijo...

Doctora: Una vez más tu sabiduría me fascina, por dos motivos, por haber elaborado esa (sin duda, cierta) teoría y por no disfrazar a las niñas.

Esperemos que no te encuentres con una clase como esa de los erizos y no te toque llevarlas de zanahorias mutantes (hay mucha querencia por el reino animal y el vegetal en esas zarandajas) bajo pena de "punto negativo".

Lo bueno es que siendo tres, si les toca una clase pequeñita, ya pueden formar un grupo de presión.

Sky dijo...

¡Hola! Me ha gustado tu blog y ya tienes una nueva seguidora ;) Me quedo por aquí y espero que puedas pasarte por mi blog y quedarte.
Nos leemos. Kisses ^^

JuanRa Diablo dijo...

Me alegra infinito que tus fuentes hayan salido de Universidades de verdadero prestigio como la de La Roda y Milguaki, el Alcantarilla de América, porque hace poco supe que todos los estudios de la Universidad de Massachussets eran todos mentira. Me lleve un disgusto...

Y este análisis de las manualidades sastreriles de padres para con sus hijos no es cosa de broma. Yo he visto criaturas envueltas en tremendas gomas eva que les llegaban de tobillos a nariz y se movian como pingüinos con esguinces. Esto no puede ser bueno ni divertido ni saludable.

Jo, Loque , que no puedo dejar de venir por aquí, que me rio a caudal abierto xDD

loquemeahorro dijo...


Sky: Gracias por la visita, yo ando con una terrible falta de tiempo para visitar blogs, para actualizar el mío y hasta para hacer disfraces de erizo sin púas.

JuanRa Diablo: Cuánto bueno por aquí. A ver si continúo con la segunda parte en al que voy a desenmascarar a muchas otras universidades, como la de Motilla del Palancar. Al tiempo!!
Lo de los disfraces infantiles ha adquirido una dimensión bastante inaudita, y eso que de pequeños podías pasar por todo el sistema educativo con apenas un chaleco de pastorcillo/a, como mucho.
Supongo que tú lo has sufrido como padre!.

Gracias por pasarte y siento no pasar tanto por el tuyo como quisiera (oh, el tiempo! qué rápido pasa!!)