lunes, 15 de junio de 2009

Los tres cerditos

Érase que se eran tres hermanos que vivían en el bosque y que... bueno... no sé cómo explicarlo... en fin... no hay manera de decirlo suavemente, que eran unos cerdos.

Sí, sí, lo siento, pero es la palabra, unos guarros, unos puercos, es decir unos auténticos cerdos:
tiraban cosas por la calle, escupían, hacían pis en las esquinas.

¡¡Desenmascaremos por fin a estos farsantes porcinos!!

Eso me recuerda que tenía un vecino hace años, que debió mantener un affaire (y nunca mejor dicho) con una francesa, que se ve que no acabó muy limpiamente (por seguir con el tema), y ella se presentó en su casa, él se abstuvo de abrirle la puerta, no por nada, vamos.

Y ella empezó a insultarle a grito pelado desde el pasillo del edificio, como no debía saber muchos insultos españoles, le llamaba (poner el acento de las que anuncian perfumes)
- Serdó, serdó, eges un serdó.

Yo creo que todos los vecinos estábamos pensando cosas mucho mejores, y es que en español (sobre todo con el "acento" castellano) se insulta muy bien, que nos salen unos sonidos jota, que hasta nos rascan en la garganta.

Vamos, que no impactaba nada, y es que lo primero que tenía que haber aprendido la chica, a la hora de liarse con alguién de otro país, es un buen y contundente improperio en ese idioma, como malandrín o tunante.


Pues eso, que a los protagonistas de nuestra historia, para suavizarles un poco, se les llama cerditos.
Y es que es increíble lo que puede hacer el sufijo "ito" o "ita" en una palabra.

Ejemplo: cuando vas a una merecería y dices

- Quería unas bragas

Siempre, siempre te contestarán

- Quiéres unas braguitas?

Favor que usted me hace, pero con mi talla, llamarlas "braguitas" es un demasiado optimista.

Yo siempre me imagino que me sacan unas braguitas de niña, de esas blancas que llegan hasta las costillas, que la verdad de "itas" tienen poco.

Bueno, que eran unos cerditos, que vivían en un bosque.

A qué se dedicaban, pues lo ignoro, yo sé que hay cerditos que viven en granjas preguntándose porqué esos señores tan amables les dan tanto de comer, y que se pasan la vida diciendo

- Ay, no, no puedo más, de verdad... bueno, para el postre haré un hueco.

Bueno, pues estos de este cuento no, eran autónomos o algo, pero en una granja no "trabajaban".

Como eran independientes y además muy mañosos, decidieron hacerse cada uno una casa.

El primero de ellos se hizo una casa de paja, es decir, aprovechó que quitaban las terrazas veraniegas de los bares, y con los restos de pajizo que ponen cercando esas 4 mesas de piscina en las que una coca-cola vale 3 veces más, pues con eso, se hizo una casa.

Con la palmera de cartón piedra que adornaba la barra, no hizo nada.

El segundo se compró una casa de esas de madera que adornan, inevitablemente, las afueras de Leroys Merlines y similares del mundo y que suelen estar a la entrada de los campings.
Todo el mundo que habla de una, dice que tiene de todo, hasta tele y microondas.
Halaaaaaaaa, teleeeee y microoooooooondaaaas, por ver eso merece pasar 15 días en una caseta de obra!!

El tercero se hizo una casa de ladrillo, cemento y demás elementos constructivos habituales.

A mí siempre me ha fascinado la gente que "se está haciendo una casa en el pueblo" y resulta que se la están haciendo ellos solitos, con sus manitas.
Pero ¿cómo se puede construir una casa uno solo, sin tener ni idea de construcción, por cierto?
- No, es que me ayuda mi padre (que es agricultor, por cierto)

Ah, bueno hombre, si te ayuda tu padre, ahora se entiende todo!

Para una persona como yo, que le fascina que alguién se pueda hacer un jersey de punto, me resulta un misterio insondable.

Bueno, pues vivía cada cerdito en su casita cuando un lobo que vivía en el bosque también, se enteró de que tres potenciales cochinillos asados, habitaban en las inmediaciones.

Se dirigió a la casa de paja del primer cerdito y llamó a la puerta.
Como no hay cosa más difícil que intentar dar un golpe en una puerta de paja, llamó a grito pelado

- Estoooo... holaaaa... ah, de la casa ....de paja.
- ¿Quién es, qué quiere?
- Soy un joven y dinámico reportero de "Callejeros" o de "España Directo" o cualquier otra zarandaja por el estilo, que viene a pedirle amablemente que me enseñe su casa, para después mostrarla en la tele como ejemplo de infra-vivienda y reirnos de usted un rato.

El cerdito pensó "voy a salir en la tele, me podrá ver mi hermano, que tiene tele en la cabaña canadiense", pero después se dio cuenta del truco y contestó:

- No paso, que eres un lobo malvado.
- Pues soplaré, soplaré y la casa derrumbaré.
- No te creo, lobo falsario.
- Venga hombre, si ya medio se ha deshecho cuando he intentado llamar a la puerta.

Y efectivamente, con dos soplidos, la casa se vino abajo.

Pero mientras, el cerdito había huído y llegado a la casa de madera de su hermano, que insistió en enseñarle la televisión y el microondas.

El lobo llamó a la puerta (ahora sí) y dijo
- Hola, me han dicho que estas casas son muy completitas y tienen hasta televisión, pero ¿tienen tdt? vengo a prevenirles del apagón tecnológico.

Pero el cerdito no tenía ni idea de lo que era eso y dijo
- No, no, no es aquí, aquí no vive quién dice usted.
- Pues soplaré y soplaré y la casa derribaré (dominaba los sinónimos)

La verdad es que echar abajo una casa de madera soplando, tiene su mérito, a menos que seas el Huracán Federico, pero el lobo sopló y sopló y de la casa solo quedaron en pie la tele y el microondas.

Pero los cerditos ya había salido corriendo con sus jamoncitos, y habían llegado a la casa de ladrillo del tercer hermano.

Cuando el lobo se percató, les siguió y llamó al portero automático

- Quién es?
- Cartero comercial
- Échelo debajo de la puerta

- Vengo a venderle La Atalaya
- Francamente, no sé si me cabe una atalaya en casa, además lo veo un elemento arquitectónico bastante inútil.

- Soy yo, ábreme.

Dijo con autoridad el lobo, y el puerquito estuvo a punto de abrir, porque eso nunca falla, pero se contuvo acordándose que él era el cerdito listo.

Al final el lobo decidió pasar a mayores y dijo

- Pues soplaré y soplaré
y tu casa patas arriba pondré

Y empezó a soplar como un descosido (como un descosido.... a quién se le ocurriría esa expresión... cuando habéis visto a alguién "descosido"? además de los ositos de Lillusion)
pero por mucho que lo intentaba, la casa no se movía de sitio, al final el pobre animal se quedó sin aliento y se retiró para siempre jamás, ahora tiene asma, por cierto. Si véis un lobo con un inhalador, ya sabéis por qué.

Los dos cerditos se pusieron súper contentos a cantar y a bailar.
¿Que si no eran tres? No, es que el tercer cerdito se acababa de dar cuenta de que a lo tonto, se le había metido la familia en casa y que no tenían pinta de irse fácilmente.

¿Que cuál es la moraleja de esta historia? Pues que los materiales de construcción de calidad, solo se ven en los cuentos, es obvio.

¿ Y qué fue de los cerditos? Pues el cerdito de la casa de ladrillos, viendo que sus hermanos no parecían tener medios económicos a su alcance y se iban a quedar en su casa de por vida, decidió montar una cuadrilla de albañiles, y dedicarse a hacer ñapas por ahí.

Vale que los hermanos no tenían ni idea, pero les enseñó aquello de
"¿Quién le ha hecho a usted esta chapuza? Yo, en dos patás, se lo arreglo."

Y también ese otro clásico que dice
"Nosotros venimos el martes a las 4 sin falta, espérenos que llegamos seguro"

Ya os advertí que eran unos auténticos cerdos.

40 comentarios:

loquemeahorro dijo...

Me comento para deciros que:
a) Isi: lo del drácula está en preparación
b) Hilario ¿me lo propusiste tú?
c) He escrito esto mientras luchaba con el sueño, perdón por mi ortografía, presentación y 20 cosas más.

Homo libris dijo...

Bueno, voy a leerte, y ahora comentaré... pero jo, ¡si te autocomentas ya no soy el primero! snif, snif :P

Homo libris dijo...

¡¡¡¡¡Genial!!!!

¡¡Entre los diminutivos con las bragas-braguitas, la casa del chiringuito de piscina, la tele y el microondas, la auto-construcción de viviendas en los pueblos, solares y zonas rústicas y, sobre todo, los clásicos de la cuadrilla de albañiles, ha estado genial!!

Me quito el sombrero ante usted, nueva señora Grimm ;)

¡Saludos!

loquemeahorro dijo...

Homo Libris, cuentas como primero, porque la autora no cuenta. Es que necesitaba disculparme porque no sé ni lo que he puesto.

Gracias, gracias, gracias, no merezco tantos halagos, pero me los quedo igual, porque soy así, perdón "asín".

estodevivir dijo...

Vaya, al fin entro entre los primeros, es decir, de segunda y dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero como no me considero una parte si no más bien un todo y los todos, sean primeros o segundos tienen su mérito...?
A lo que iba, niña, te ha quedado espectacular, me he reído muchísimo, le has sacado el filo a todo y tienes un talento increíble para esto, de veras, te lo digo de corazón. Te ha quedado genial....

lammermoor dijo...

Bueno, menos mal que no tengo a un montón delante. Me ha encantado; no tiene desperdicio.
Ni lo de las braguitas, ni la mención a las dimensiones de las de las niñitas que de -itas tienen poco (lo que se suele conocer como "bragas de invierno").
¡Qué decir de lo de "me estoy haciendo una casa en el pueblo" y te preguntas ¿Como? ¿Pero no era fontanero o patatero o ...?
Y el final, cuando el cerdito se da cuenta de que se le ha metido la familia en casa....
P.D: Seguimos esperando por drácula

Mariona dijo...

Loque, me has vuelto adicta a los cuentos infantiles, que lo sepas!!!! XD Pero los tuyos son muuuucho mejores, que yo soy de las que opina que Disney y sus colegas son los culpables de todos los "diabéticos emocionales" de mi generación...

Por cierto, ¡genial lo del reportero de España Directo! Todavía me estoy riendo XD

Besos

lammermoor dijo...

¡Se me había olvidado! Lo de la francesa llamando "serdo" a tu vecino es impagable.
Realmente nos ahorras mucho a todos en psicoanálisis.

Isi dijo...

AAyyy por favor! pero qué risa!!
No sé qué más decirte, en serio, es que es GENIAL! Lo de la casita de leroy merlin con tele y microondas, lo del acento francés, lo de los obreros... (pufff, esto de los obreros daría para muuuucho). Ay de verdad, es estupendo que existas y nos lo hagas pasar tan bien.

Por cierto, y no estoy segura pero lo digo igual: ¿no era este cuento el de "enséñame la patita por debajo de la puerta? ¿se te olvidó?? jiji, igual me confundo yo con otro (casi fijo, porque en épocas de exámenes puedo mezclar muchíiiisimas cosas).

Y gracias por comentarte/me lo del drácula, que pensé que te hacías la loca :)

Y gracias por desearme suerte en el examen, pero hay cosas que hay que aceptarlas como son...... (mil puntos suspensivos)

bibliobulimica dijo...

Loquemeahorro:

¡como he reído! oye, que los del atalaya trabajan en todo el mundo. Aquí a mi casa pasan tooooodos los sábados.

¡Y el lobo con inhalador porque no pudo derrumbar la última casita! ¡bueno, que no paraba de reir! ¡genial!

¡nunca había pensado en eso: que el cerdito con la casa de ladrillo tendría que darle posada a sus hermanos! mmmm...de haberlo pensado mejor quien sabe si los hubiera dejado pasar...jajaja...

Se que he llegado tarde, pero te he disfrutado como nunca. Hoy especialmente necesitaba reir.
¡muchas gracias!

Ale.

bibliobulimica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
estodevivir dijo...

Y lo de malandrín o tunante en vez de serdó, serdó, jajajaja, lo de la palmera de cartón piedra,lo de soy yo, ábreme, jiji, en fin....

El Guisante Verde Project dijo...

Loquemeahorro Me quito el sombrero (virtual).Es una manera genial de empezar (aunque llevo ya dos horas en la ofi...), la mañana. Si lo se miro antes.
No se Hilario, pero yo sí que te dije que sería genial que escribieras los Tres Cerditos, y, desde luego que lo ha sido!!
No se que destacar porque es genial, como enlazas desde el cuento a la situación de la mercería -real como la vida misma-, hasta: el martes a las 4 sin falta, :-DDD, y el apagón televisivo... En fin, genial!!

Isi, lo de la pata es otro cuento... "Los siete cabritillos", suerte con el examen :-)

Isi dijo...

Ayyy Maribel (o Roberto): ¿te das cuenta? ¿te das cuentaaaa????? No sé si ir al examen.....
Igual empiezo a mezclar a la oveja Dolly clonada con el lobo de caperucita, y le pongo botas!!

Dios mío noooooooo!!

Creo que necesito un descanso. Me voy al psicólogo :((

El Guisante Verde Project dijo...

¡Vete al exámen, que luego es peor!, te lo digo por amplia experiencia..., además esos despistes son porque estás centrada en la prueba, ya verás.

PD: soy Roberto (firmo como guisante, ;-D aunque a veces nos liamos con las identidades,hahaha)

Isi dijo...

jajaja, es que estudiando veterinaria y con tanto lío de que si tres cerditos, gatos con botas, los animalitos disney, la cochinita pibil...
Uno se pierde...
En el examen de genética, si me preguntan los experimentos mendelianos con los guisantes, estad seguros que me acordaré del guisante verde project...

loquemeahorro dijo...

A todos: le he hecho un par de apaños, como incluir el enlace del osito y dos tontunas más, por si queréis echarles un ojo.

Gracias, EstoDeVivir, tú sigue diciéndome esas cosas, comentes en el lugar que comentes.
(y más gracias)

Lamermoor, gracias, lo de las bragas monstruosas que llevábamos en la infancia, me marcó mucho ¿cuánto algodón se desperdiciaban en aquellas prendas con gigantismo? Y la gente ¿cómo se hace una casa???
Lo del serdo fue apoteósico!!

Mariona, gracias por comentar, y tienes razón, los cuentos infantiles en versión clásica y los de Disney han hecho mucha pupita!!!

Gracias Isi, a ver si te hago menos duro este trance.
Lo de la patita creo que es de los 7 cabritillos (otros que.... )

Bibliobulímica: La Atalaya nos persigue en todos los continentes, es terrible. Gracias por comentar, guapa, y aquí nadie llega tarde.
(te borro el comentario repe)

loquemeahorro dijo...

Roberto, es verdad fuiste tú el que me lo dijo, y este Hilario, atribuyéndose el mérito, qué tío ;-)
Gracias por la sugerencia y los halagos, lo del martes a las 4 lo ha vivido hasta Cenicienta, me temo.

Isi ¿pero esto no era para ahorrarse el psicólogo?
Además eso, tienes ventaja porque lo de los guisantes lo tienes muy visto.

El Guisante Verde Project dijo...

Jo, que juego dan los guisantes :-DDD, que recuerdos!!, yo empecé con Mendel y terminé haciendome colega (profesionalmente hablando) de Indiana Jones, ya veis que cambio! :-)

loquemeahorro dijo...

Indiana Jones? Ummmm ¿tienes algo con Azote Ortográfico?
Yo no quiero decir nada, pero....

El Guisante Verde Project dijo...

¿Ein? No se, pero investigaré, aunque después de lo que he leído por ahí, andaré con pies de plomo... :-D

loquemeahorro dijo...

Era un chiste vergonzoso, al hilo del látigo que es "la imagen" de "azote ortográfico" (que da un miedo horrible a todo el mundo)

El Guisante Verde Project dijo...

Ups!, es que andaba un poco espeso, debía ser el hambre, no sé. ;-)
Sombrero sí tengo, igualito además, que el de Indy
:-DDDD, el resto del equipo... hasta aquí puedo leer, hahahha

Lillu dijo...

Oh, qué tarde llego!! Si es que me despisto un día y nos plantas una cerdada de estas características! :D Me he tronchado de la risa XDD

Mis ositos de amigurumi están preparando una demanda contra ti por llamarlos "descosidos". Pronto recibirás noticias de sus abogados, del bufete alemán Hansel, Gretel & Co. (jajaja, me parto yo sola).

Que me ha encantado. Por favor, no pares aunque tengas sueño!

saluditos (gracias por la referencia... calmaré a mis ositos XD).

bibliobulimica dijo...

¡gracias por borrar mis comentarios repetidos! culpo a blogger del hecho...seguramente está tratando de congraciarse conmigo de tanto comentario que me manda al camposanto del ciberespacio...

Debo decir que tus musas trabajan igual con sueño que sin sueño ehh...hoy lo he vuelto a leer y me he vuelto a reir...

Isi dijo...

Confieso que yo tampoco había pillado lo de Indiana Jones... Ayyy mi madre, cómo me están dejando los exámenes!

bibliobulimica dijo...

Isi

¡a estudiar!...¿o que quieres que saquemos el látigo????
;)
suerte en tus exámenes

Y si que están haciendo estragos ¡mira nomás en qué lugar andamos ya las dos comentando! je, yo también tengo exámenes esta semana...
¡suerte!

loquemeahorro dijo...

Estimados Hansel, Gretel & CO, ruego acepten mis más sentidas disculpas y que se abstengan de emprender acciones legales en contra de una segura servidora.
Aunque he de decir en mi descargo que juraría que había visto una foto de su cliente-oso descosido y ahora ya no está (o lo he soñado? unos sueñan con helicópteros y otros...)
Gracias a tí, Lillu.

Bibliobulímica, muchas gracias por leerme hasta repetidamente y comentarme tan bien peinada. Es buena tu teoría de que igual que los blogs nos quitan los comentarios, después nos los repiten y tripiten.
¿De qué te examinas?

Isi: el chiste del látigo era malísimo, lo reconozco.

Zeberio Zato dijo...

Qué grande devolución de visita! Seguiré leyendo tus adaptaciones de los clásicos. Ya estoy impaciente por Drácula.

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias Zeberio Zato, me estaba temiendo que me dijeras que quién era yo para decir nada del humor de escritores como Vargas Llosa, cuando no escribo más que tonterías (lo cual es cierto)

En realidad lo de las versiones de cuentos es muy nuevo, aunque parece que está teniendo éxito, pero normalmente cuento anesdotillas y patochadas varias.

Lo del drácula no es un versión del libro de Bram Stocker, es una anécdota muy tonta, que salió a colación de otra entrada (que te adjunto)
http://loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com/2009/06/el-gato-con-botas-i.html
(tiene 2 y 3)

Muchas gracias por tu visita.

bibliobulimica dijo...

Loquemeahorro:

¡gracias por comentar mi peinado! porque yo siempre pongo especial atención cuando paso por tu blog...aún recuerdo la cámara...me digo "abajo el lujo...y arriba también que no es cosa de asustar a mi querida loque" :D jajaja

Psicoterapia en Adultos, es sobre lo que me examinan. :( y en vez de estar estudiando, veme...

Por cierto, espero que en la próxima entrada no te autocomentes para que nos dejes el placer de ver si somos primero ehhhh jijiji

Abrazos,
Ale.

milibreria dijo...

Aplausos prolongados... o mejor ¡Ovación!
Ahora yo quisiera saber... ¿dónde escribes? Quiero decir, en qué lugar de la casa y momento del día se produce el fenómeno creativo? Sí, porque algo tiene que haber, algún secreto... ¿tú misma no te ríes de lo que dices?
Cuenta un poco...
Ad.

Inma dijo...

¿Quién teme al lobo feroz, al lobo, al lobo? A ti sí que hay que temerte, puedes advertir en tu blog que "cualquier comentario puede ser utilizado en su contra" porque le sacas punta a todo. ¡Qué tía, no para!

Loque, decirte que nosotros somos de los de "nos estamos haciendo una casa sin saber". Mi legítimo esposo ha hecho de arquitecto y aparejador, contratamos una cuadrilla de albañiles cuando conseguí disuadirlo de que no lo hiciera él porque entonces tendríamos la casa para el 2050, pero ha hecho toda la fontanería y la electricidad. Y como decías, su profesión no tiene nada que ver, y de vez en cuando le ayuda su padre, que es maestro escuela. También tenemos casetilla leroy merlin, eso sí, sin microndas ni tele, llenita de herramientas (para la casa, claro). Yo le cuento a mis niños los 3 cerditos a colación de nuestra tienda de campaña, la caseta de madera y la casa de ladrillo. Ellos se quedan flipaos, se ven de protas del cuento. Así, como ves tenía que comentar esta entrada.

Ale, una psicoterapeuta haciendo prácticas en el blog loquemeahorroenpsicoanálisis????

loquemeahorro dijo...

Bibliobulímica, veo que (como a Isi) te da tiempo a todo, estudias, mantienes un blog, trabajas, cocinas, cuidas a tus hijos... ¡¡y encima te da tiempo a hacerte un moño!!

Mucha suerte para tu examen, que veo que tiene que ver con este blog.

Ade/MiLibreria: Gracias, de verdad, no me merezco tanto (pero seguid así, por favor).
Pues yo a veces me río con mis cosas, y otras pienso "no tengo vergüenza de publicar estas tonterías, la verdad".
Escribo menos de lo que quisiera, dónde y cuándo puedo, cuando por fin me compré el ordenador, espero que esto mejore.

Gracias por comentar, Inma, y gracias por demostrar que es cierto todo lo cuento! porque fíjate ya nos has confirmado como 3 cosas que salen en el cuento.
Yo insisto, tu "santo" puede hacer la casa porque le ayuda su padre, queda totalmente confirmado. Un padre (aunque sea barbero) está capacitado para construir una casa !! :-)

Hilario dijo...

"Para el postre haré un hueco"... Muy, muy bueno, no sé como he podido sobrevivir estas semanas sin tus cuentos.
Un saludo

Hilario dijo...

He visto ahora tu comentario y creo que fue Isi la que te propuso lo de Drácula. Yo me he leído el libro de Bram Stoker, el cual te recomiendo.

loquemeahorro dijo...

Hilario, qué lío me he hecho, te he contestado esto en la entrada del Drácula.
Gracias por la recomendación, de hecho ya me lo habían recomendado, nunca adivinarías quién....

loquemeahorro dijo...

Madre mía, ni me acuerdo que es lo del postre, la verdad!!
(qué cabeza señor)

SRO dijo...

segdo! segdó!! jajaja

claro que no iba a ponerse a soplar la francesita y echar abajo todo el Edificio...
Ambos sabemos que hay que mantener un minimo de realismo en los escritos.
pero qué hubiera pasado si le da por llamar a la legión francesa?
ya sabes cómo se apoyan los Franceses

bueno, Loque:

las ultimas noticias que tenía de ese cuento las tengo de las cintas de video UHF de mis hijos. Eso está creo un par de paradas más allá de la era analógica donde sitúas tu relato
pero quá! tu cuento es mucho más buenísimo
porque das consejos sobre bricolage, construcción, casa de madera...
vamos, que no tiene desperdicio
yo ya imaginaba que esas casa de madera no podían ser muy fuertes...
menos mal que hice desistir a mi esposa de comprarla
un retroabrazo para tí

loquemeahorro dijo...

SRO Hicistéis muy bien en no comprar una de esas casas canadienses por mucho microondas que tengan ¡No caigas! ¡No montes ese caballo!

O ese "segdo", en este caso. Porque juro solemnemente que fue así. Desde entonces, siempre que me he planteado aprender francés, la he recordado a ella.