miércoles, 10 de junio de 2009

El Gato con Botas (y III)

Estábamos en que el gato y el mago se encuentran, cara a cara y el gato con botas le está retando:

- He venido a retarte, yo soy mucho más poderoso que tú.

- ¿Tú?. Contestó el mago con desprecio.

- Sí, yo tengo muchos más poderes que tú.

- ¿Por qué? ¿por que hablas y andas de pie?

- No. Porque veo en la oscuridad y puedo caerme desde 10 metros y no me pasa nada ¿por qué os fijáis todos en que puedo hablar? Esto tiene muchísimo más merito. A ver, hazlo tú, listo

El mago cambió de tema:

- Yo soy un mago con grandes poderes, y además soy muy malo, y tiro papeles a la calle, y pongo la música del coche a tope y en el metro no dejo salir antes de entrar.

- ¿Y esto? ¿Por qué me lo cuentas? ¿Para iniciar conversación?

El mago miró a ambos lados, y susurrando le dijo

- Lo decía por justificar un poco lo que va a pasar después.. disimula.. Aunque, ahora que lo dices, aquí en el castillo, me aburro bastante, además soy tímido. ¿Te puedes creer que nadie sabe cómo me llamo? Y me llam..

El gato le interrumpió:

- Oye, que este cuento no se acaba ni a tiros, y me he saltado mi siesta diaria de 2 a 7 de la tarde. A ver ¿tú qué poderes tienes?

- Yo me puedo convertir en cualquier animal del mundo: Un elefante, un rinoceronte, un mamut, un dragón. Como ves todo cualquier palo, animales reales, extintos, míticos...

El gato se ajustó las botas, no por nada, sino porque suelen tener tendencia a resbalarse un poco, y le dijo:

¡Bueno, bueno, bueno, vaya transformaciones de tercera regional! Pero si todo el mundo sabe que los animales grandes se aprenden en la primera evaluación ¡Por favor! Los pequeños, los pequeños sí que son chungos.

El mago le respondío muy ofendido:

- Yo también me transformo en animales pequeños, pequeñísimos, por ejemplo un... un... perro.

- ¿Un perro? Vaya porquería, pequeños de verdad

- Un ave canora no puedo hacerte, canora no me viene bien (pues en el último congreso de magos, este chiste arrasó)

- Venga por favor, vaya mago de pacotilla, nada, me voy a otro castillo.

El mago ya estaba nerviosísimo y no sabía qué ofrecer de su repertorio.

- ¿Y en un ornitorrinco sordo, un joven castor, un pájaro espino, una cochinita pibil, un camaleón espía, una gallina decrépita, un pato en un garaje, el abejaruco?

- ¿Y un ratón? ¿Puedes convertirte en un ratón?

- Pues claro. Contestó el mago, y a continuación, se convirtió en un ratón.

Entonces el gato le miró con esos ojos enormes y le dijo

- Muy bien, ahora eres un ratón y yo, yo... sigo siendo un gato.

Devolvemos la conexión temporalmente a nuestros estudios centrales, por si hay personas sensibles entre nuestro público. (musiquilla de hilo musical)

De vuelta al castillo, nos encontramos con nuestro protagonista convertido en el primero okupa de los cuentos infantiles. Me abstengo de mostrar mi opinión sobre este oscuro episodio del cuento.

Entonces manda un emisario o le pega un grito por la ventana o algo (hombre por Dios, este gato no puede seguir todo el rato de la ceca a la Meca) y avisa Federico, para que se vean en el camino al Castillo.

Cuando se encuentran, le dice al muchacho:

- A partir de ahora vas a tener que hacer todo lo que yo te diga, y darme la razón en todo lo que hable ¿De acuerdo?

- Hombre, si insistes...

- Vale, desnúdate.

- Bueno, hasta luego gato, me alegro de haberte conocido.

- Hombre hazme caso, con que te quedes en ropa interior, creo que bastará.

El muchacho se quedó en calzoncillos abanderado y camiseta imperio.

El gato le miró y pensó que su madre no le había explicado que siempre hay que llevar ropa interior bonita, por si tienes un accidente o te tienes que hacer pasar por un marqués.

- En fin, hasta esto habrá que cubrirlo, baja hasta el cauce del río que hay en la cuneta y mánchate la ropa y revúelvete el pelo.

El chico obedeció, aunque mirando a su alrededor, por si veía la cámara indiscreta.

Poco después, apareció el carruaje real. El gato se puso a gesticular y a gritar para que pararan.

- Paren, por piedad, ayuden a mi señor! (a mí no, a mí que me den)

- ¿Qué ocurre?

- Cuando el señor marqués se dirigía a su nuevo castillo, unos bandidos que habían oído que llevaba una gran fortuna, le han atracado y le han robado todo: Caballos, carruaje, equipaje, joyas... todo, incluso la ropa que llevaba puesta.

- ¿Cómo es posible?

- Mi amo, que es muy fuerte y gallardo, se ha enfrentado a ellos, pero los muy malandrines eran por lo menos 12 ó 35 y le han dejado herido en el arroyo cercano.

Los criados del rey fueron a buscarle, y le trajeron envuelto en una capa.

- Una cosa ¿por qué está tan mal vuestro amo y vos os hayáis tan limpito como siempre? Le preguntó el rey al gato.

- Hombre, es que yo soy un gato y llevo la ducha incorporada.

Pero ya todo daba igual, porque cuando los ojos de la princesita y del muchacho se cruzaron, sus corazones se inflamaron como una palomita de maíz, comenzó a sonar música de violines, los pajarillos empezaron a trinar.... y el gato salió corriendo detrás de los pajaritos.

El rey se sintió aliviado de que su hija se enamorara de un hombre de tanto dinero, y no de esos perro-flautas que tanto le gustaban normalmente.

En fin, que los jóvenes enamorados desde ese momento empezaron a llamarse el uno al otro con apelativos que demostraban que aquello era amor verdadero (o que se habían trabado un kilo de merengue).

Ya se sabe que cuando amas de verdad, empiezas a decir cosas como fresita mía, ay mi melocotoncito y otros nombres de alimentos con tres sílabas o más:

- ¡Cuánto te quiero, mi cuchifrito con patatas panadera!

Si nunca habéis dicho estas cosas, es que nunca habéis amado de verdad.

Y después venga a decir

- Cuelga tú, no tú, tú-tú-tú

Y el rey le decía a su hija

- ¡Qué pesadita estás hija, y eso que ni se ha inventado el teléfono!

Al final el pobre hombre no pudo con tanta cursilería gastronómica y les cedió todo.

Ahora está en Benidorm, aprendiendo Los Pajaritos, La Macarena y otras coreografías que denigran al que las baila y causan vergüenza a quiénes las contemplan.

Por cierto, que en la universidad de Toledo (Ohio) están investigando los poderes hipnóticos de estos bailes en la tercera edad, se sospecha que hay una conspiración detrás de todo esto.

Y así fue como el pobre hijo de un molinero se consiguió todo lo que quería y mucho más.

¿Que cuál es la moraleja?

A mí me gustaría pensar que es "El ingenio puede más que cualquier otra cosa", aunque me temo que es "Quién tiene un subordinado eficiente, ya se puede rascar la barriga".

Aunque me quedaré con "Quien ofrece su casa a un animalito abandonado, merece que le pasen muchas cosas buenas".

Y colorín... ah, que ¿Qué fue del gato? Pues "colgó las botas" y ahora lleva un severo régimen de sueño y de mimos diarios que solo rompe de vez en cuando, para destrozar las cortinas de palacio.

Si escucháis atentamente, quizá le podáis oir ronronear...

33 comentarios:

bibliobulimica dijo...

¡llegué primero!¡si!

bibliobulimica dijo...

Después de asegurar mi primer lugar (porque luego se me podían colar! ahora si puedo decirte loquemeahorro ¡eres sensacional! bueno, me he reído tanto, que quizás se me ha desacomodado un poco el chongo tan elegante con el que llego el día de hoy pero ¡no importa!se que tú con tu cámara verás que yo llegué impecablemente peinada, muy guapa para la ocasión del cierre del cuento...

Muchas cosas me encantaron...para empezar, que ya hasta se me había olvidado el final del cuento.

¿O qué tal cuando el gato se ajusta las botas porque se le resbalaban un poco? bueno, me sentí hermanada con ese gato porque ¡a mi también me ha sucedido!

¡O cuando regresó la señal al estudio! no podía parar de reir...mi espíritu sensible te agradece ese gesto..jajaja

¡el consejo de la ropa interior ! yo creí que sólo mi madre daba esos consejos (bueno, mi madre y una amiga suya que dice "abajo el lujo y arriba el reborujo" refiriéndose a que trae ropa interior de marca e impecable aunque ande en bata de casa...que tal que sale por la leche y termina accidentada con las piernas por arriba del cuerpo...según ella la cruz roja siempre atiende primero al que trae el calzón más mono)

Bueno ¡tantas otras cosas! pero tengo que dejar espacio para los demás..

Ahora me retiro, porque tengo que ir a rehacer mi peinado...jajaja...

milibreria dijo...

Genial. En serio, te digo que tienes que ir a Issue u otro lugar donde puedas hacer tus libros y guardarlos. Esto es publicable, gracioso, interesante, original... ¿o ya lo has hecho? ¿será que eres una escritora famosa y lo estás ocultando? ¿será?
¿Y qué hago yo aquí arriba después de Ale? ¿dónde está la gente?
Un beso, geniecillo.
AD.

loquemeahorro dijo...

Bibliobulímica: Muchísimas gracias, Ale, eres un encanto, porque no creo que sea para tanto, pero mi autoestima te lo agradece, realmente ya no necesito ir al psicoanalista.
Sí, lo de la ropa interior lo decían las madres por lo que se ve, en varios continentes.
Lo del reborujo, buenísimo.

A todos los que no sois Ale
Chongo: Hond. y Méx. Moño de pelo.

EstoDeVivir: Hija qué cosas me dices más potitas, de verdad que me emocionáis un montón. Gracias!
Explícame lo de Issue, por favor, sigo sin saber lo que es (lo he preguntado en tu blog, también)

nota: mañana aquí es festivo, lo digo porque estaré desconectada.

El Guisante Verde Project dijo...

Ohh, no llego ni a la medalla de bronce..., el cuarto!!
Por cierto, soy no-Maribel, o sea Roberto.
Una cosa que me ha intrigado es cuando se fue la señal... En cierta ocasión, en una casa rural, el gato de los dueños atrapó un ratoncito, pero...., lejos de comérselo, se lo metía en la boca, y al cabo de un rato lo escupía.
Luego volvía a empezar, y allí estaba el gato con la cola del ratón asomando entre los bigotes.
Tal vez el mago tuvo una oportunidad :-DDD
El cuento, genial!!, y las moralejas verdades como templos.
Me lo leo otra vez, a ver si consigo hacerlo seguido, y sin que me duela la mandíbula.
Saludos!

loquemeahorro dijo...

Gracias, no-Maribel, espero que me perdones esta chorradilla.
Ah! ya os he enlazado!!
Me alegro de que te haya gustado y me asombra que alguién se lea estas tonterías más de una vez (yo al final me lo tengo que leer 7 veces entre unas cosas y otras y pienso "anda que quién habrá escrito esta tontería")
Me temo que los gatos son un pelín sádicos con sus víctimas, yo he visto unas escenas con una mosca, que he pensado hasta en una eutanasia insectil.
Lo siento por los seguidores de los magos de los cuentos, pero este pobre... no sé qué final tendría....

El Guisante Verde Project dijo...

Que bien vivís los de la capi! :-DDDD
Si admites peticiones para próximas entregas, los tres cerditos sería genial....

loquemeahorro dijo...

Gracias por la sugerencia, Roberto, creo que es una buena idea, aunque a lo mejor el tema cansa un poquito, no?
Además tengo que explicarle a Isi lo del drácula (pobre! cuando vea en qué lugar ha quedado)

milibreria dijo...

Bueno, no fue estodevivir la que te sugirió lo de ISSU, pero como si lo fuera, queda en familia.
En esa página, que yo recomendé en lo mejor de lo mejor... puedes hacer tu propia biblioteca, poner allí tus libros preferidos, pero también puedes crear tus libros y me parece que tú tienes para hacer unos cuantos. Ve allí, baja un par de videos explicativos, especialmente el de My Library (que la gente sigue traduciendo como mi librería y no mi biblioteca) y métele cabeza que no es tan difícil. Yo por ejemplo quisera hacer unos libritos con cosas mías infantiles, pero estoy pensando organizar algunos con blog que me gustan como uno de una tal loquemeahorroenpsicoanalisis...¿la conoces?
A ver si embullas...
ADE (Mi Librería)

Lillu dijo...

Pero de verdad era ese el final del cuento?? Y el gato no encontraba una gata de vida decente en palacio o algo? Josss!

Ay los consejos de las madres con la ropa interior! La mía también lo decía, jajaja. Qué manía con que si te pasa algo y vas al médico lo primero en que se fijará será en la calidad/situación de tus bragas!! :D

Siguiente cuento ya!! :D

saluditos

El Guisante Verde Project dijo...

Hola, acabo de leer lo de ISSUU. Si estás buscando algo para publicar tus propios libros, tienes muchas opciones. Nosotros hemos usado:
http://www.lulu.com/es

Lo tienes en español, todo el sistema de pago / cobro de royalties va a través de Paypal, y no hemos tenido problemas. Bueno, una vez, les mandamos para atrás unos calendarios porque no estaban bien impresos, y nos mandaron un juego nuevo, así que bien.

También en español, y además en España, tienes a los de Bubok, pero su sistema de carga de archivos es altamente inseguro, si quieres saber mas de esto me lo dices, y te lo explico.

Un saludo!

estodevivir dijo...

Las conversaciones entre el gato y el mago están sencillamente divinas, y otras cosas que no digo porque ya las comentaron,está genial, de veras.
¿Cuál será el próximo cuento? Tienes que comprarte un ordenador ya, esto de esperar los fines de semana o días de fiesta es de madre...

Pat Lawriter dijo...

Qué pedazo de historia, me ha encantado, como todo lo que escribes. Me he reído mucho. Chulísimo... de verdad, felicidades, eres super ingeniosa. Un besote.

Isi dijo...

Ayyy, tú publicando el final del cuento y yo estudiando problemas de genética y yendo a trabajar ¡¡si lo que debería hacer es estar delante del ordenador!! Por poco ya publicas oro cuento y yo ni me entero!

Bueno, me he reído y creo que hasta he escuchado el hilillo musical! Si es que cada día nos haces reir más y más :))
Lo de la ropa interior mi madre no me lo ha dicho nunca, pero mi abuela sí. Aquí cuento una anécdota: me atropelló un coche hace años y yo venía de trabajar en un pub de noche y resulta que para trabajar me ponía unas deportivas (comodidad... ayy qué palabra cuando estás de pie todo el rato); ese día no me las había quitado para volver para casa ¡¡y allí iba yo!! con mi vestido de pitiminí y mis deportivas... tirada en medio de la calle, con todas las personas de mi barrio rodeándome... En fin; que mejor que la ropa interior, os pongáis el conjunto completo.

Ahora sigo con el cuento; me ha parecido una idea estupenda lo de las transformaciones, aunque creo que para ser menos traumático en las mentes infantiles, el mago deberá convertirse en algo comestible de verdad (cochinita pibil, puré de verduras, filete con patatas...) y así no causaremos traumas.

Yo nunca he estado en Toledo (Ohio), pero debe de haber otro por España que es precioso ;))

Oye, que va en serio lo del libro!!! Jo, qué guay. Te juro que este no lo voy a sacar de la biblioteca; éste lo pediré para reyes. (Cara de póker) jajajaja que no!

PD: LO DEL DRACULAAAAAAAA

Mithdraug dijo...

Sencillamente: ¡genial!

Me he divertido muchísimo con el cuento, te partes de risa con el gato que, por cierto, en mi imaginación tiene el rostro de mi Obito y la voz de Pupillo (alias Lupi). En serio, deberías dedicarte a esto, tienes una imaginación desbordante.

Creo que para el próximo, si lo hay, no podré esperar como ahora, y leerlo todo del tirón.

¡Gracias por hacernos pasar tan buenos momentos!

Un saludo.

Maldita Dinamita dijo...

Bravo.

bibliobulimica dijo...

Ayer escuché una conversación de "cuelga tu primero" y me acordé de tí y pude sonreir...que si no, así le va a mi niña...bien lo dice el título del blog: Lo que me ahorro en psicoanálisis

¡gracias guapa!

Hilario dijo...

Mi mas sincera enhorabuena, el cuenta ha estado muy muy bien. Es curioso lo de la ropa interior, mi madre también me lo decía. El mago, un poco tonto, la intención se veía a kilómetros. Menos mal que el gato no ha acabado también en plan ñoño, si no habría sido demasiado pasteloso. Gracias a Dios, nunca me he rebajado a decir esas cursiladas.
Un saludo

loquemeahorro dijo...

Gracias a todos, y una vez, siento si me dejo alguién fuera, porque cuando son tantos comentarios a veces me hago unos líos...
e incluso termino contestando a Luftansa que me ofrece viajes a mitad de precio. Gracias, Luftansa, eres muy amable...

MiLibrería: Uy, perdona, menudo lío tengo!! Lo miraré en tu blog, y de verdad que muchas gracias.
(si puedo, luego comentamos esto mejor)

Lillu: Pues creo que sí, que más o menos es así, pero el gato en palacio llevo muy buena vida, ya si se echó novia o no, lo ignoro.

GuisanteVerde, muchas gracias por la información, investigaré la dirección que me dices, de todas maneras, a mí me falta un pequeño detalle: el libro en cuestión

EstoDeVivir: Gracias again, y me alegro de que te hayan gustado las conversaciones, y todo lo que te haya gustado me lo puedes repetir ¡¡me encanta!!!
(el ordenador está "en construcción")

Pat Lawriter: gracias por triplicado, y sí, lo de los premido 20 minutos está en mi mente, tú también te presentas, no?

Isi: explícales en tu trabajo que tienes cosas más importantes que hacer, y en la facultad lo mismo, que tienes que ser la primera y no así, no hay manera.
El libro ya te digo que primero lo escribiré (digo yo), pero espero vuestras compras, aún así.
Sí, el final del mago-ratón es un poco cruel, para qué negarlo.
Espero que ya estés bien de lo del atropello (qué horror, leí que también le pasó a Teresa) y no te lo vas a creer pero a mí también me pasó algo con la ropa interior y un hospital.

Mithdraug : Gracias de verdad, sé que me repito pero es que os lo agradezco, me encanta leer estas cosas. No sé quiénes son Obito y Pupillo, buscaré en internet.

Maldita Dinamita: Bienvenida por estos lares, creo que es la primera vez que comentas, gracias. Veo que tienes blog, ahora lo cotilleo.

Bibliobulímica: gracias a tí!!! y sí, lo del "cuelga tú" se ve que está muy extendido... da igual el continente.

Hilario: gracias, gracias, gracias. El mago para mí que no era muy listo, pero es que en el cuento, menos el gato, todos son un poco Federicos si te fijas.
Lo de la ropa interior ¿hay quién no lo haya oído? ¿a qué vendrá esa obsesión médico-lencera de las madres/abuelas?

Cristina dijo...

La tercera entrega, la mejor, aunque todas me han gustado!!! Lo de sus corazones se inflamaron como una palomita de maíz es buenísimo!!jaja!!!y lo de fresita y merengosos me recuerda a cierta pareja a la que digo que se han tragado a hello kitty!!!jajaja!!!
Muy bueno!

Mithdraug dijo...

Loquemeahorro, en Internet no sé si Google llegará a encontrarlos... Pero a Obito puedes verlo por aquí, y a Pupillo el de los mil nombres por este otro lado.

Saludos ;)

loquemeahorro dijo...

Cristina: muchas gracias, guapa, lo de Hello Kitty es muy bueno

Homo Libris: es verdad, que son tus (guapísimos) gatos. Ya había visto esas fotos y los había piropeado convenientemente (creo).
Yo al gato me lo imagino como mi (preciosísima) gata, aunque la voz es de hombre, curiosamente, como es "el gato con botas".

El Guisante Verde Project dijo...

Creo que no, el libro ya lo tienes... Uno de nuestros libros lo hicimos para conmemorar el primer año de vida de El Guisante Verde Project. Incluía los comentarios, fotos, enlaces y algunas cosillas más.

Tu con el material que tienes aquí, podrías hacer no uno, sino dos!!
Alguna foto para que quede mas bonito y listo.
Si necesitas algo más, cuelga el cartel
(Aunque te contestaré en el blog, te lo adelanto: enhorabuena estas convalidada!!! te admitimos esos créditos) :-DDD

Help
Wanted

:-DDDD

loquemeahorro dijo...

Qué a tiempo, Guisante, acabo de entrar en Lulu.com.
Está muy interesante.

Vosotros publicásteis para los habituales del blog? lo vendísteis desde ahí?

Sí, me interesa toda la info que queráis/podáis darme.
Gracias por adelantado (y atrasado, vamos en general)

Lo que me he perdido es si tengo que colgar un cartel en este blog, en el vuestro, en uno donde tengo asignaturas de cuando estudiaba .... En serio que me pierdo un poco, vale, un mucho.

El Guisante Verde Project dijo...

Jajaja, está bien lo del cartel! Salió raro, no lo había puesto ahí. Puedes colgarlo en tu blog, o en el nuestro, como quieras.
Nosotros con Lulu.com hemos publicado varias cosas, y están a la venta para cualquiera, aunque evidentemente, aquellos que son habituales tienen más interés.
Y sobre todo, publicamos para nosotros, más que nada por tener algo "físico", y no tan virtual, y más teniendo en cuenta que hace unos meses casi perdemos todo por un cortocircuito en Blogger...
Efectivamente, lo pones a la venta ahi mismo, de hecho tienes tienda y todo (una pasada, eh?).
De todos modos, si te decides, te podemos echar un cable, puedes escribirnos al mail:
robmar67@yahoo.es
Más que nada para no llenarte el blog con estos comentarios :-D

lammermoor dijo...

Llego tardísimo. Es lo que tiene leer sobre la marcha y esperar a comentar, que te lías y .... ahora ya está todo dicho. Tengo que repetirme con lo de la ropa interior; supongo que eso nos lo dijeron a todos.
(Secreto inconfesable: me encanta ir "bien vestida" por dentro aunque por fuera vaya toda fachosa).
Lo del cuelga tu, no tu y toda esa serie de nombres cursis está realmente genial.

¡Eres un crak!

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias Roberto, me apunto vuestra dirección y en futuro, ya verás como te la vuelvo a pedir (porque la perderé, como absolutamente todo)
De todas maneras es un proyecto que está en el limbo, así que cuando me anime a pasar por debajo de una barra cada vez más baja, os pediré consejo.

Lammermoor, lo que digas tú, bien dicho estará, sobre todo si son cosas potitas. Haces muy bien en llevar ropa interior apañada, aunque espero que no necesites tener un accidente para que sea útil...

Eva dijo...

Lo que me ahorro, mira que lo siento pero no dió tiempo a losniños que hicieran dibujos sobre el cuento, les dije que me los terminaran para el viernes que viene que tienen que venir a por las notas pero vamos, que no esperes ninguno que con lo vaguísimos que son estos ya están de vacaciones del todo. Puedo decirte como adelanto que un niño me pintó un gato con botas rojas y otro me pintó el escudo del Betis (originales ¿eh?). También te diré que en su amplio vocabulario no entraban la mitad de las palabras del cuento, que tuve que callarles 23 veces porque empezaron a maulllar como gatos cualesquiera y que paré muchas veces la lectura del cuento (con todo el placer del mundo) para que dejaran de reírse. Por cierto que una niña se me rebotó con lo del Betis, porque, pobre infeliz, es del Betis. En fin, que no te preocupes que el próximo curso sigo con los mismos chicos/as (Este año 3º de primaria y el año que viene 4ª)y trabajaré la comprensión oral con tus cuentos.
Un besote.

loquemeahorro dijo...

Muchísimas gracias Eva, por leérselo y por hacerme el favor de volver a poner el comentario en mi blog
(Es que quería presumir!!!)

R. dijo...

Hola!

Te cuento que en mi último post hay una foto que muy bien podría ilustrar tu reinterpretación cuentística de Perrault.

Saludos,
R.

loquemeahorro dijo...

¡¡Es verdad!! Está perfecto!!!

SRO dijo...

eoo!
¿hay alguien ahí?

de este cuento me ido acordando a medida que leía tu adpatación, y aunque notaba que me faltaba algún detalle no pienso ir a la Wikicuentos. El final, con sus postres de amor, me ha dejado un buen postgusto, jeje
Y sabes qué moraleja saco yo? pues que en unos tiempos de crisis como estos mucha gente teníamos que tomar ejemplo. Pero del gato, no del hijo del molinero.
Muy bueno todo, me ha gustado mucho el inicio con la hilarante lectura del testamento.

chiao! regreso al futuro

loquemeahorro dijo...

Gracias SRO por volver al pasado, me encanta que alguien se vuelva a leer estos cuentos, además "El Gato" es de mis favoritos, el de verdad, digo.

Hoy me he releído esta parte y me he dado cuenta de que
a) No está mal
b) No tengo ni idea de puntuar