jueves, 15 de octubre de 2009

El Traje Nuevo del Emperador (y II)

Así que los pilluelos consiguieron que les cedieran materiales, locales, dinero adelantado y galletas Chiquilín para poder trabajar en aquel tejido tan especial, que solo podían ver los inteligentes.

Ahí se tocaban las narices día y noche y cuando venía el rey a verles, se mostraban muy hacendosos con un telar vacío y ponían cara de estar estresados.

Cuando el monarca les preguntaba cómo iba el proyecto, ellos le decían algo como:

- Esta tela, como habrá observado, tiene un cierto print animal en las sisas, que de repente es lo que llevan todos los trend-setters

El soberano pensaba
- Cada día entiendo más de moda, he comprendido lo del setter, que han dicho que es un animal. Lo que no sé es que pinta un perro en todo esto.

Los ganapanes (qué buena palabra, por fin he conseguido colarla!) continuaban con su charla, mientras mantenían la falsa tela con cuidado entre sus manos.

- Y de repente la combina con una pashmina de alpaca y le queda ideal

El rey creía entender que la tela iba a valer para limpiar la alpaca y otros metales que no faltaban entre los adornos de palacio, como plata, etc...

Lo que no sabía muy bien era por qué todo había que hacerlo "de repente" con ese tejido y se imaginaba que estaba en una recepción oficial y tenía que salir "de repente" de la habitación, o que de repente pensarían que estaba muy elegante y de repente, les parecería lo contrario.

Y así, intentando discernir estos complicados argumentos, se iba del taller y les dejaba acabar la partida a gusto.

Por fin, llegó el día de entrega del traje, que al probarle le aseguraron que le quedaba "ideal-ideal" y que le estilizaba mucho.

Para el estreno, se había programado un desfile, con algún motivo cualquiera, y al que acudió el pueblo en masa, para contemplar en qué se gastaban sus impuestos.

Todos habían oído que los tontos no podrían ver aquel tejido, así que había cierto nerviosismo hasta que apareció, por fin, el Emperador.

Para su sorpresa, cuando por fin apareció el monarca, iba muy digno, con la barbilla alta y paseándose majestuoso en "paños menores", mientras saludaba condescendientemente, con leves movimientos de su real mano.

Los súbditos pensaban

- ¡No, no veo la tela, ya me lo decía mi madre, que me iba a quedar tonto, de tanto ver la tele!

- Yo no veo nada y parece que el rey sí que ve su traje, y eso que es más tonto que Abundio. Mañana mismo me compro esa maquinita que le quita años a Amparo Baró, a ver si me hace listo. ¿Cómo se llama "Brain Storming"?

- No sabía que siguieran fabricando camisetas "imperio".

Pero como ninguno se atrevía a reconocerlo, gritaban muy convencidos:

- ¡Viva el traje nuevo del Emperador!
- ¡Viva el emperador!
- ¡Viva el traje nuevo del Emperador!

El rey se paseaba feliz, enseñando su camiseta, sus calzoncillos de algodón blanco y los "ejecutivos" subidos hasta las rodillas, mientras recibía más vítores que nunca.

Hasta entre el público había niña pequeña que dijo
- ¡Pero si está desnudo!¡¡El rey está desnudo!!

Sus padres decían
- Anda mona calla un ratito
- Ay, los niñooooooos, ya se sabe

Y cosas así, hasta que ya se hizo un corrillo alrededor de la niña y alguien dijo

- Que no bonita, que no va desnudo va en...
- ...en ropa interior, va en ropa interior
- Vale, niña, es verdad, no lleva ningún traje, va en ropa interior y por cierto que lleva los mismos calzoncillos que lleva mi abuelo ¡uf, qué a gusto me he quedado!

- Pues sí, añadió otro súbdito, unos calzoncillos por cierto que son de muy buen algodón y que cuando vas a tirarlos, mejor los haces trapos..
- ... ¡Huy, para limpiar los cristales son buenísimos! Dijo un tercer asistente.

Al final se formó un buen grupo hablando:
- No es por nada, pero es de lo mejorcito que le he visto puesto a este hombre.

- Sí, mucho olfato para la moda no ha tenido nunca el angelito.

- ¿Os acordáis de cuando llevaba aquellas chaquetas marineras cruzadas, que parecía que iba a hacer la primera comunión?

- ¡¿Anda, pero no era que iba disfrazado de Pato Donald?! ¡Y yo que me he pasado años pensando que iban a abrir un parque Disney por aquí! Ya decía yo, que tardaban mucho.

- Pues yo pensaba que es que era seguidor de José Luis Perales.

Se oyeron unas risitas, y ya con más confianza siguieron comentando:

- Por cierto que el otro día oí que vuelven los ochenta y pensé "Qué alegría se va a llevar su majestad, porque de su armario nunca se han ido"

- ¡¡Sí, sí!! Todavía a veces se le ve con los vaqueros rabicortos y...

- ... era el look de "Sensación de vivir". Creo que una vez vino un embajador de no sé dónde que le llamó "Brandon".

- Por lo menos ya tiró aquellos náuticos esos rijosos.

- Me ha dicho uno que trabaja en palacio, que decía que "le habían dado muy buen resultado".

- ¡Y tanto!

Se empezaron a oír risas más alto, y cada vez se unía al círculo, más y más gente, cada uno aportada una cosa.

- ¿Y las corbatas? Porque lo de este hombre con las corbatas es un amor imposible.

- Primero las llevaba muy cortas, que le llegaban a mitad del pecho...

- ... el look Fofito, lo llamaban

(risas)
- Mamá, papá, el Emperador está...
- Sí, niña sí.

- Después llevó esas con dibujos enormes de Mickey Mouse y cosas así, que al principio tenían gracia, pero 15 años después de que se pasaran de moda....

- ¡Ah, sí, su época "figurativa"! Tuvo una que eran teclas de piano.

- Otra que era un pez

- Hombre, sería un emperador

Y se reían, disfrutando de ese momento feliz en que el contribuyente se ríe del... contribuido.

- También ha tenido su época de camisa negra y corbata negra.

- Sí, en vez de El Emperador, le llamaban El Padrino.

Hubo una leve pausa, y dijo uno, muy serio
- No me atrevía a confesarlo, pero, una vez le vi eso con traje blanco

- Y yo la camisa negra con corbata blanca

- ¡Calla, calla, no me lo recuerdes, yo aún estoy en terapia!

- Yo por lo que estoy en terapia, es por las sandalias con calcetines

- Oye ¿me podéis dar el número de ese señora que os trata?

La niña volvió a interrumpirles, hablando más alto
- Mamá, papá, el Emperador está...
- Calla, que estamos ocupándonos de cosas de mayores.

- ¿Y las riñoneras? ¿Cuándo dejó de llevarlas?
- El lunes pasado, creo.

La niña se desgañitó

- QUE ESTÁ AQUÍ, QUE EL EMPERADOR ESTÁ AQUÍ

Todos se giraron y vieron que efectivamente el monarca había avanzado casi hasta el lugar donde se encontraban y que pronto les vería y oiría con claridad.

- ¿Qué hacemos?

- ¿Qué decimos?

- Pues mira, yo le prefiero así, en ropa interior, que con esos horrores que se pone.

- Estoy de acuerdo, es lo mejorcito que le he visto en mucho tiempo.

- Pues yo voy a decirle que está estupendo.

- Y yo, y yo

Así que el Emperador oyó con un entusiasmo sin igual, gritar a sus súbditos:

- ¡¡Viva el traje nuevo del Emperador!!

- ¡¡Qué elegante va el señor Emperador!!

- Viva el Emperador

- Viva, viva

Hasta creyó oír

- ¡¡Viva el Emperador y viva todos los pescados azules!!

Pero pensó que había oído mal, porque era el entusiasmo popular era evidente.
Y así fue como se creó el nudismo (bueno, el ropa-interiorismo, más bien)

¿Y qué fue de los pícaros malandrines que le habían vendido la tela? Pues que viendo que todo les había ido bien, se quedaron en el reino y siguieron vendiendo cosas al monarca, lo último fue el ADSL de 20 megas, creo.

33 comentarios:

Isi dijo...

jejejeje, me ha gustado mucho el cuento!! Lo del repaso a los modelitos del emperador ha estado genial!!
Y lo de los 20 megas ha sido la guinda del pastel :))))

Lillu dijo...

¡Viva el emperador y todos los pescados azules! jajajaja, me parto. Muy bueno, muy bueno... lo de la ADSL de 20 megas, buenísimo, expertos vendedores de humo! XDDD

Oye, que en mi casa se hacían trapos toda la vida de la ropa interior vieja y, en efecto, eran los que mejor limpiaban los cristales. La gente rica no me cree, snif :P

saluditos!

bibliobulimica dijo...

¡uy! ¡casi primera de nuevo! ¡que felicidad!

Isi dijo...

Pues os comunico que, seáis ricos o pobres, lo mejor para limpiar los cristales son papeles de periódico. Ahora, ponerte a limpiarlos ya es otro cantar. Ahí queda eso!

Luego, para limpiar la madera, cualquier tela, ya sea ropa interior o camisetas ;))

bibliobulimica dijo...

¡Buenísima tu inclusión de los ganapanes!¡cómo me he reído! si esos subditos deberían tener su propio programa de tv para ir criticando los modelitos del prójimo..¿que no hay programas sobre eso? ¿loque, no has adquirido derechos sobre ellos verdad????

bibliobulimica dijo...

eso si: antes de limpiar madera revisar que la tela no tenga botones metálicos o cierres que si no...¡saldrá peor querer limpiar! ;-)

loquemeahorro dijo...

Gracias chicas, gracias.

Isi, me alegro que te haya gustado ese (breve) repaso a la horterez real.

Lillu, sí, yo lo certifico, de los calzoncillos "de padre" se hacían unos trapos que duraban toda la vida.

Ale, nada, una vez más se me ha olvidado registrar la idea antes de publicarla ¡pardiez!

Y sí, estoy contigo, si vas a limpiar madera con un trozo de tela, asegúrate de quitarle antes las cremalleras, a menos que quieras lijar o algo :-)

estodevivir dijo...

Menos mal que te tenemos, eres una maravilla en esto de inventar diálogos y todo lo demás, no sé de dónde sacas cosas tan ingeniosas, lo dicho, gracias loque.

loquemeahorro dijo...

EstoDeVivir, y yo menos mal que te tengo a tí, que leyendo esas cosas que me dices, se me pasa todo.

pd. Espero que tu nuevo proveedor de internet sea (el único) bueno.

Inma dijo...

Sí que has hecho sustancioso este cuento... Contigo hay que reirse.
Menos mal que la ropa interior no se la hicieron de la maravillosa tela.
Hay una expresión muy buena para los trabajos elaborados por los ganapanes: "manténte mientra cobro"
Saludos y gracias por el cuento.

loquemeahorro dijo...

Inma, gracias a tí por tu amable comentario.
Lo de "mantente mientras cobro" es bueno, hay cosas que incluso antes de haber cobrado ya están mal, es alucinante.

Me planteé que el hombre este fuera desnudo-desnudo, pero me imaginé a un rey (a uno cualquiera, que lo digo sin dobles intenciones) sin nada encima, y me resultó un pelín desagradable...

Y luego viene Hello Kitty y se asusta la pobre

laesti dijo...

Siguiendo con los consejos para el día que nos pongamos y limpiemos la casa de una vez, yo os recomiendo que freguéis el parquet con agua y vinagre (el de toda la vida, no el de módena).
El cuento genial, además me he imaginado al emperador como si fuera Camps y a su sastre como si fuera David Delfín y así tenía mucho verismo. Realismo social que lo llaman.

Luc dijo...

Señores:
La moda es cruel y a veces ofensiva. Creo que en la presente (entrada) ha recogido usted los más escalofriantes y vergonzajenantes ejemplos de ello, que seguro habrá extraído de la observación, porque se ve claramente que usted nunca combinaría dos estampados distintos. Se le nota el porte ya en el escribir.
He de reconocer que al comenzar a leer estuve tan perdida como el emperador y por setter entendí perro (o jersey en inglés americano, yo que sé) y por alpaca, albahaca, que me sonaba mejor. Pero en lo de más abajo he jugado a ponerle nombre a cada agresión al estilo y me he sorprendido gratamente al darme cuenta de que conozco a más gente de la que creo.
Un saludo

El Señor de las Moscas dijo...

Yo no es que quiera dar aquí la nota ordinaria pero, ¿no crees que mola mucho más 'vendemierdas' que 'ganapanes'?

Doctora dijo...

Muy divertido,especialmente el detalle de los ejecutivos :)

El Guisante Verde Project dijo...

Uhhh, con lo del brain storming me tiro por el suelo.... me ha encantado!, y es que la moda es así, y lo que hacemos a veces por no reconocer que nos toman el pelo, ni te cuento.
Y yo he visto lo de hacer trapos con, con, con.... eso!!!
Ahora, limpiar, limpiaban que no veas jajajajaja.

Los 20 megas, es como el carro de Escobar, los robaron, y algún malandrín tendrá tropecientos megas, porque lo que somos nosotros....

Que regüeno!!

Ahh, verifica la lista que te dí, que ya te he dicho que estuve cuando el califato...., y no te pierdas los baños (yo no estado, pero estoy deseando probarlos). Ya nos contarás.

Homo libris dijo...

Jajajajajaja, ¡me encanta! Cada día más desternillante, sin duda alguna :D

Creo que con los 20 megas has dado de pleno en lo que más nos duele a la mayoría de internautas, y con los trapos de toda la vida... ¿quién no ha limpiado así alguna vez? ;)

Besotes.

Isi dijo...

Ay Loque, creo que un chico del gym se ha comprado una camiseta de la misma tela que la del emperador. Bueno, debe ser parecida: es de rejilla y se le transparenta lo que lleva debajo, o sea, las tetillas!!
Y sí, es un chico. Estamos preocupados todos los demás, porque si sólo ven la camiseta los inteligentes y nosotros vemos tetillas... es que tenemos pocas neuronas.
No me llevo el Kitty al gym por si le da un patatús.

R. dijo...

¿Ropa-interiorismo? Y luego dicen que la moda no incomoda.

Ni vuelta que darle: los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.

Porfa, no demores mucho el próximo post que estoy con el Tristram Shandy y pasar por tu blog me devuelve a la cordura. ¡Hic!

Saludines,
R.

P.D. Calato = desnudo

loquemeahorro dijo...

LaEsti: gracias, me gusta mucho lo de David Delfín, porque me parece un ejemplo clarísimo de tío que en su otra vida fue de los que le vendió la tela al emperador, por cierto, un día pasé por su tienda, pero pensé que estaba viendo
las telas esas que hay para hacer hábitos de la C/ Mayor.

Luc, gracias por lo del porte, oh, cuan gran verdad es esa!
Me dejé muchas cosas en el tintero, como los vestidos de leopardo, que son mis favoritos de toda la vida.

El Señor de las Moscas, hombreee, claro queda más claro, eso no se puede negar :-)

Doctora, gracias, a mí los ejecutivos me parecen geniales, le quitan la dignidad a cualquiera.

El Guisante: Muchas gracias por los halagos (a mí también me hace gracia lo del brain storming, pero veía que nadie decía nada),
y por la lista de Córdoba, que miraré con atención. Lo de los baños está en "la lista", ya os contaré. Perdón, sus contaré.

Homo Libris: Muy amable, caballero, sabía que lo de "HASTA" 20 megas iba a despertar conciencias.

Isi: una vez vi a una actriz cómica americana (no recuerdo el nombre y lo merecería), diciendo:

"No sé, no me imagino estando en una fiesta y viendo a un hombre con una de esas camisetas de rejilla y pensando
- Qué bonitos pezones tiene ese chico, voy a acercarme a hablar con él".
pd. Sí, no dejes que Kitti vea esas cosas.

R.: muchas gracias por lo de la cordura , aunque no me lo merezca. A mí Tristram Shandy también se me hizo un poco cuesta arriba, y no te lo pierdas que hace un par de días ¡¡he visto la película!!

¡¡Ah, calato, por fin sé lo que es!!

Miguel H. dijo...

Yo lo que no entiendo es por qué mis calzoncillos valen para trapos una vez desahuciados y sin embargo la ropa interior femenina desaparece misteriosamente y nunca más se sabe de ella.
Muy bueno lo de las chiquilín como contraprestación laboral.

loquemeahorro dijo...

Miguel H, planteas un interesante tema, podría dar para un libro de esos que anunciaban en las contraportadas de las novelas de Agatha Christie, tipo "el caso del canario perdido"

Sería "El Misterio de las Bragas Desparecidas"

Ah, lo de las Chiquilín está basado en hechos reales, porque una vez estuve (un par de días) en una oficina que las ponía la empresa... fue breve pero intenso.

Isi dijo...

Pero qué me dices Loque; ¡¡la película de tristram!!
Por favor, haz una valoración ya!!

loquemeahorro dijo...

Pues la peli ya la comentó estaaaa, eh.... (no me acuerdo quién fue, socorro!), pero vamos que yo diría (en pocas palabras), que han conseguido hacer una película tan rara como el libro (que manda narices, y nunca mejor dicho).

Solo se ve lo del nacimiento, muy resumido, el "accidente" de la ventana, el final, el campo de bolos del tío Toby, y 1 minuto con la viuda (que es la de Expediente X).

El resto es una película sobre unos que ruedan una película sobre el libro (por si había poco lío en la novela original)

Al principio sale un actor que representa al padre, al lado de un toro y dice "esta es la historia de un toro y una polla, este es el toro y ahora les enseño la p___a"

Hilario dijo...

Sospechas confirmadas. Aunque no me esperaba las teorías de la muchedumbre (muy divertidas).
Saludos.

exseminarista ye-ye dijo...

Que no comente no significa que no disfrute de absolutamente todo, que lo sepas (y el emperador no iba desnudo, ¡qué van a saber los jodíos críos!) XD

bibliobulimica dijo...

loque:
vengo a consulta. Me está dando ansiedad que veo que te irás de vacaciones y ¿quién me va a atender?????¿Cómo voy a ahorrar en psicoanálisis si te vas??????

lammermoor dijo...

LLego tardísimo -igual estás ya de vacaciones. Me he reído con la entrada y con los comentarios. La aportación de Isi sobre la camiseta de rejilla y las tetillas está genial.
Más de uno hemos pensado que este cuento está basado "en hechos reales".
Disfruta del viaje.

loquemeahorro dijo...

Hilario, bueno pues espero que no te haya decepcionado, y que lo que esperaras fuera bueno.

Ex-seminarista ye-ye: me alegro que te guste, aunque normalmente "permanezcas en la sombra" y muchas gracias por leerme.

Ale, que va, si no me voy de vacaciones, hago un viaje de 3 días, la semana que viene (me había equivocado y había dicho que era esta semana), eso sí, últimamente tengo menos tiempo para atender mi blog y los vuestros, pero en breve se solucionará.

Lammermoor, gracias guapa, pues como le decía a Ale, que no me voy de vacas, solo 3 diítas la semana que viene.

A mí las camisetas de rejilla, sin nada debajo, siempre me han parecido algo contra-natura.

Ah, que nunca llegáis tarde, vuestro comentarios siempre llegan en el momento justo, siempre y cuando sean "potitos".

Eva dijo...

Que bueno, me he partido con muchos de tus comentarios, el diálogo entre los habitantes respecto a la ropa es genial, pero donde no podía parar era ya con los 20 megas, eso si que es bueno, y que 20 megas JAJAJAJAJAJAJA.

loquemeahorro dijo...

Eva, muchas gracias de verdad, tu comentario me llena de orgullo y satisfacción (que en esta entrada viene muy a cuento, y nunca mejor dicho).

xGaztelu dijo...

Llego tarde, como siempre: todos los comentarios están hechos y ya has publicado otra entrada ... En cualquier caso, atinado repaso de los looks masculinos, que no deja títere con cabeza: ya no hay quién se vista con tranquilidad! ¿y si me encuentro un día con LOQUEMEAHORRO por la calle?

xG

loquemeahorro dijo...

xGaztelu, haces muy requetebien en comentar en todas las entradas que consideres menester.
Hombre, yo he llevado pintas peores que las que cuento (bueno, en chica) pero como no me conocéis... me puedo hacer la tonta.
Además quienes lo decían eran los súbditos esos!!
Y si te veo por la calle, tranquilo que no te reconoceré ;-)