lunes, 11 de octubre de 2010

El viaje que se os va a hacer más largo, jamás contado

Una de mis muchas teorías que a nadie le importan y con las que castigo a los pobres incautos que llegan a este blog buscando información sobre canciones de gasolineras o a aquellos que me encuentro por la calle y no pueden correr lo suficiente es que, a menudo, la gente que ha vivido en el extranjero, o aman u odian en términos absolutos el país en cuestión, y lo ponen como ejemplo de todo lo bueno o malo del universo:

Por ejemplo, si están comiendo dicen:


- Estas gambas están sequísimas, se parecen a las de Chiquitistán.

o

- Estas gambas están jugosísimas, parece que las hubieran hecho en Chiquitistán.

Pues bien, yo sin necesidad de vivir en ningún otro sitio, en el escaso plazo de una semana, me he convertido en la amiga (espero) pesada (me temo) que todo lo compara con Nueva York, porque me he vuelto neoyorfílica. No, perdón, me he vuelto niuyorfílica, bueno que me ha gustado mucho, pero mucho, mucho, así que durante años y años cuando alguien me diga:

- Qué bonitos esos pantalones

Pienso responder

- Es que me los compré en Niuyó,

Aunque sea mentira cochina, pero ¿para qué narices atraviesa uno cinco mil kilómetros, si no es para presumir durante un tiempo indefinido?. Es más, pienso añadir:

- Y me salieron baratísimos. Es que ahí la ropa es súper barata y de buena calidad y ¿a dónde vas corriendo?

La verdad es que aunque me he comprado bastantes cosas, nada me ha salido súper barato, lo reconozco.

Pero ni esta sinceridad os va a librar de semanas y semanas de mis crónicas neoyorquinas, en fin, que os vais a arrepentir, todos los que hicisteis posible este viaje, no sabíais dónde os estabais metiendo. ¡Pero si yo doy la brasa incluso cuando me voy a Cuenca!

En primer lugar diré que como ya he mencionado y por si acaso aún hay algún seguidor de Pepe Pinto no lo sabe, este viaje se lo debo a Atrápalo, a Escuela de Escritores y por supuesto a los Blogueros de Incontestable Belleza (Bibs) que orquestaron (junto al bote sinfónico) una campaña electoral sin parangón (“sin parangón” porque a ver quién consigue un parangón a estas horas) que me llevó de viaje.

Cienes de veces dije a los Bibs "Nos vamos de viaje, este viaje es nuestro", pero no, no lo decía a la ligera (y pronto se descubrirá que lo de la "ligera" ahora es menos aplicable que nunca) y es que puedo asegurar que el viaje lo han hecho conmigo y a las pruebas gráficas me remito.

En segundo lugar diré, que en el avión de ida me hice unas notitas sobre cosas que quería comentar de anesdotillas del aeropuerto, etc, pero después inconscientemente, tiré el papel y ahora se han perdido para siempre jamás.

Lo sé, es una pérdida más irreparable para el mundo artístico, que el pendiente de Lola Flores, pero lo intentaré reparar, teniendo en cuenta que llevo más de una página, y todavía no me han dado la tarjeta de embarque, así que al lío.

Día 28 de Septiembre de 2010. Día previo a la Huelga General. Aeropuerto de Barajas.

Menos mal que al fin, el viaje se pudo adelantar un día, pensaba mientras hacía colas aquí y allá y el habitual porcentaje de personas se intentaba colar una y otra vez. Menos mal, seguía pensando mientras golpeaba repetidamente con mi equipaje de mano al fulano que sí había conseguido colárseme. Menos mal.

No sé si habréis observado que en trenes y autocares de largo recorrido, abundan las monjas, lo digo en serio, es difícil no coger un autobús para ir a Zamora, y que no haya por lo menos una monja.

Un cura no, eso no se suele ver, pero las monjas las deben poner las compañías. Y allá que viajan ellas, con su servicio de paquetería encubierto.

Porque ya es hora de desenmascararlas, cada una de estas monjitas siempre lleva al fondo de su maleta, camuflado entre burruños de medias pata-palo, un paquete para la hermana soltera de la Madre Emilia.

Es el Seur monjil, el Fed-ex de las órdenes religiosas femeninas de este país. Algún día saltará esta rama de la economía sumergida a la palestra, al tiempo.

Yo, sin embargo, he viajado mucho menos en avión y por mi ignorancia, me sorprendió ver solo a una monja en el aeropuerto. Hombre por favor, yo creo que Barajas es un aeropuerto internacional con la suficiente categoría como para poder permitirse más de una monja. Reivindico más monjas en los aeropuertos ¡ya!

No faltó, eso sí, el fraile capuchino (o lo que fuera) vestido como en el siglo XVII.

En serio ¿cuántas veces habéis visto a un fraile con un hábito que parece un extra de "El Rey Pasmado" por ahí? Y no vale la visita que hicisteis a Santo Domingo de Silos con vuestros suegros. Yo, en la vida lo he visto, salvo en Barajas, facturando su equipaje.

¿Y no sería un extra puesto para dar color? Porque entre cientos de turistas, gente que vuelve de Mallorca con dos ensaimadas mínimo (una sola no, está prohibido), gente en viaje de negocios y algún famosete, de vez en cuando se ve una nota original, proporcionada por AENA o el organismo autónomo del país adecuado, puesto únicamente para que te dejes de preguntar durante 5 minutos porqué tienes que estar una hora y media larga esperando en la puerta de embarque.

En mi vuelto de ida, nos pusieron a un judío ortodoxo (de guardarropía, seguro), con su larga barba blanca, sus ricitos a los lados, su ropa estándar... lo dicho, otro extra, como el fraile capuchino del aeropuerto.

Es de agradecer que hagan este esfuerzo de ambientación, qué pena que no se esfuercen un poquito más en la comida del vuelo.

Pero como soy buena persona, os ahorraré los habituales detalles acerca de un vuelo de 8 horas en clase turista, intentando huir de la comedia romántica de turno y pulsando insistentemente el botón de llamar a la azafata, mientras intentaba subir la música de los auriculares (el show de Loque).

Llegamos al aeropuerto a las 8 de la tarde hora local, como las 2:50 de la mañana para nosotras, y después de superar 3 controles, dando gracias por no haber tenido que abrir las maletas y por pasar limpiamente la inspección de los perros policías, gracias a que llevábamos de señuelo a una señora que se puso a decir:

- Huy, qué perros más monos.

y a intentar acariciarlos ("Señoras que les hacen monerías a los perros de aduanas mientras las inspeccionan el equipaje"), conseguimos llegar a la salida donde nos esperaba...

Bueno ¿cómo decirlo? Yo lo había leído pero no me imaginaba que fuera así, son cosas que te han contado que existen, pero no acabas de creértelo. Aunque las veas en fotos o en películas, después, cuando te pasan a ti, pues te sorprenden mucho. Nos esperaba ....

31 comentarios:

maribel dijo...

Bienvenida Belleza incontestable, después de tu paseo por los niuyores lo serás aún más!!!, o ahora debemos decir neoyorfílica, jajaja!
sabía que no iba a decepcionarte, aquí nos tienes a la espera de todas tus aventuras...lo de Fed-ex de las ordenes religiosas es una bomba,jejeje!
Lo dicho bienvenida!! ;-)

Agustín Morales dijo...

Eso es el efecto halo.
Bienvenida.

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias Maribel, no me ha decepcionado en absoluto, me ha entusiasmado.

Este asunto de la mensajería-beatífica-encubierta, ya iba siendo hora de que alguien lo descubriera.

Gracias, Agustín

estodevivir dijo...

Anja, al fin, ya llevo rato chequeando tu blog para ver las crónicas niuyorkinas, que están siendo más esperadas que la segunda parte del Quijote. Y aunque nunca he estado in Niuyor , a qué seguro te estaba esperando un taxi yello cab, jaja? Estoy loca por leer el resto, ver fotos, ok, ok, todo a su tiempo, esperaré.

Isi dijo...

Ahhhhhh ¡¡¿qué os esperaba??!! por dios!
Pues oye, si las monjitas son más efectivas en su cometido qeu las empresas de mensajería (cosa totalmente probable), yo me cambio y a partir de ahora lo haré a través de las órdenes religiosas de ese nuestro país (porque así de paso les damos una utilidad). Amén.
En fin Loque, estoy deseando saber qué más ha pasado.

loquemeahorro dijo...

Maggie : Yellow cabs había un montón así que estás muy bien informada, pero no, no era eso, era....

Gracias por seguirme el rollo, hija, que esto ya está siendo más largo que un día sin pan

Isi No sé si funcionan para el público en general, creo que hay que ser pariente, o similar, pero ¡ya te digo si son eficaces!

Alice Silver dijo...

Jua, jua, jua, las gambas
Jua, jua, jua, las monjas de las compañías y el judía ortodoxo de guardarropía
Y nosotros orquestando junto al bote sinfónico... ¡me muero!

loquemeahorro dijo...

Gracias Alice, así da gusto escribir (chorradas).

Oye ¿nunca os ha pasado lo de las gambas? A mí un montón de veces, hasta yo misma me estoy convirtiendo en una de ellas (no, de las gambas no)

xGaztelu dijo...

WELLCOME! Dispuesto estoy a tragarme todas tus aventuras americanas, una detrás de otra. La expectativa es enorme, porque si ya para empezar la aventura del aeropuerto es así de buena, qué será del resto en … Genial lo de las monjas, el fraile y el judío, todo de la sección de atrezzo de la T4.

xG

loquemeahorro dijo...

xGaztelu Calla, calla, que no me lo merezco, yo, que pongo a caer de un burro a grandes escritores sin pestañear.

(no tengo vergüenza, hay que reconocerlo).

Inma dijo...

Uy, Loque, cuando he terminado de leer tu entrada me he quedado como cuando tenía 6 años y terminaba el capítulo de Heidi... Así que no te hagas mucho de esperar...

Acaba de venir mi hija desde el salón diciendo: mamá, ¿de qué te ríes?

loquemeahorro dijo...

Cuando yo era pequeña también vivía enganchadísima a Heidi y al ver la serie de mayor, pienso ¿Qué me intrigaría tanto, si iba a llamar al pájaro Pichi-Pichi o Pichi a secas?

Jo, Inma, qué cosa más bonita me has dicho!

Gallo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gallo dijo...

Perdona que me he emocionado y escribí un mugrero en el comentario anterior.

BIENVENIDA!!!!!

Loque, loque!! me he reído y te cuento, que si no lo hago me sale una llaga del tamaño de Manhattan, acabo de llegar de Hong Kong y sí comprendo tu sentír,ahora todo será, algo así como "estos huevos revueltos no saben como a los de Hong Kong" si lo sé.
Pues en el aeropuerto antes de salir me topé 3 veces en la sala, no siendo siquiera las 6 de la mañana con un judío ortodoxo!!!! eso para mi ya es una señal divina; (mi primo cuando vió uno por primera vez, pensó que se trataba de un mago y desde entonces cada vez que veo uno no puedo evitar imaginarmelos sacando un conejo debajo del Talit. No vi monjas pero la del 15D del pasillo me enseñó mucho más de la cuenta.

Esto de los aeropuertos que es inspiración pura.

Teresa dijo...

Ya era hora y ya esperamos la segunda. Tu aprovecha y todo lo relacionas con NY queda de miedo. Todo el mundo estuvo en NY aquel 11 de septiembre, pues tú que o seas menos jejeje.
Te imagino por esas calles pero mirando todo con tu visión especial.
Un abrazo
Teresa

julio querol cañas dijo...

Hello foulbrood as you can see we are all very happy for your return to the land of bloggers, for my part I am also willing to tell us your version of New yor.Greetings and greetings

Lillu dijo...

Noooooo... os esperaba... qué??? Ayyyy no me creo que nos hayas dejado así!! La narración interruptus está penada desde ya por la Ley de ("póngase aquí algo coherente"). Jooo, embalada que estaba yo leyendo, jajaja.

En fin, que bienvenida de nuevo por estos lares! Seguro que has dejado el pabellón de la belleza incontestable nacional bien alto en los estados juntitos :) Ni que decir tiene que no dormiré hasta que pongas la continuación, que lo sepas XD

saluditos

Doctora dijo...

La hija de mi jefa fue de vacaciones a Nueva York y volvió pregonando lo mismo que has dicho tú sobre la ropa,con las mismas palabras y en el mismo orden creo yo,así que no tardé en cogerle asco a la ciudad sin haber estado...especialmente cuando me enteré de que la muy hija de puta se había gastado más de un millón de pesetas sólo en compras y a nosotros nos racaneaba hasta la paga de navidad...en fin,que me voy del tema,me alegro mucho de que te lo hayas pasado bien y de que hayas vuelto.
Nunca he viajado en avión y sólo he estado una vez en un aeropuerto,pero estaré al loro con lo de las monjas ¬¬
Espero que lo que os encontrásteis en el aeropuerto al bajar fuera a Naomi Campbell barriendo el suelo.

laesti dijo...

... ¿os esperaba? ¿un grupo de judíos ortodoxos perfectamente atrezados? ¿monjas de ésas con tocado clavadito al sombrero típico holandés? ¿una banda sinfónica compuesta de botes?
¡Por dios, queremos oír la continuación!

jane dijo...

Hola y bienvenida, Loque. Eres única contando cosas, los niuyorkinos no sabían lo que les caía encima.
¿Y no viste a la modelo divina-de-la-muerte, con tacones de 50 cm., pantalones cortos y ombligo al aire aunque haya 10º bajo cero, que también ponen en todos los aeropuertos para hacer bonito?

Milá y Teté dijo...

Extraño lo de la única monja, yo siempre las veo en parejas, como la guardia civil...
Se te ha colado un misteriomisterioso.

Compañía de Libros dijo...

Bienvenida Loque, o mejor dicho Welcome Loooquee dou you speak english? Y ahora viene eso tan spanish de ¿Quillaa qué te paza en la boca?
Como no todas son noticias tuyas, te cuento que he empezado un nuevo blog que se llama Microcambios.com Pues bien en el susodicho he recomendado tu blog para aquellos mustios y mustias que diría la ministra de igualdad y desarollo de los géneros y géneras para que sonrían un poco antes de empezar el día. Eso es lo que me ocurre a mí, por lo menos con tus gracias y la de los contestadores of course.
y éste es el enlace:
http://microcambios.com/2010/10/10/la-sonrisa-cuesta-menos-que-la-electricidad-y-da-mas-luz/

Oibur dijo...

¿Qué es una monja?
Oibur

Espita Gorgorita dijo...

Que fuerrrte, están cambiando las mojas de los aeropuertos por frailes capuchinos (que están cotizados a la baja.... Lo que hay que ver....

Sigue escribiendo so sádica! jajaja

loquemeahorro dijo...

Julio Thank you and thank you.

Me estoy volviendo loca con lo de "foulbrood" :-)

Gallo Gracias, joven.

¡Madre mía en Hong Kong! ¿Pero esos sitios existen de verdad? Yo, los Judíos ortodoxos los había visto en fotos, pero después de este viaje, con los aeropuertos, sin duda.

A mí una me enseñó los calcetines altos de lana, pero eso no cuenta ¿no?

Teresa Con lo de la "visión especial" me he imaginado con un visor de esos que hay para ver diapositivas, pero andando por la calle. Oye, que es en serio.

Gracias por el consejo, ya te digo que toda la ropa que me ponga pienso decir que es de niuyó, aunque la tenga hace 15 años (y me quepa todavía)

Lillu Gracias againa and again. Sí, sí, la belleza inconstestable ha quedado bien representada y no por mí, precisamente.
Por favor, tómate una dormidina ahora mismo, que me siento culpable.

Doctora Ya sé a quién te refieres y no me extraña que te diera urticaria, yo trabajé en una empresa donde estaba más o menos igual, y los tres hijos del dueño vivían y estudiaban en los USA, así que me sentía muy "feliz" al saber que mis sacrificios monetarios tenían como fin tener a 3 pijos becados en el extranjero.

Ah, a las monjas se las ve más en medios más modestos, sobre todo estaciones de autobuses. Estate atenta

loquemeahorro dijo...

Milá y Teté Será por ahorrar, el vuelo sale carito y mandar a dos, pues mucho peor :-)

LaEsti Pues la verdad es que estaba una familia de judíos ortodoxos esperando al de la barba, pero no, no era eso a lo que me refería.

Jane Muchas gracias y ¡¡SÍ!! Esa tía está siempre en todos los aeropuertos!! Una que está en la puerta de embarque vestida como para un pasarela que piensas "Vas a ir comodísima, mona".

Muchas gracias Compañía de Libros y te enlazo en un periquete (periquete= a lo largo de la mañana).

pd. Sigo avanzando con Anna Karénina, que por lo menos ahora sé cómo se acentúa.

Oibur En los autocares, una presencia casi obligatoria, en los aviones, una casi testimonial, por lo que se ve.


Espita Para que veas, yo no sé si esto es más moderno porque lo clásico siempre está de moda, o que vamos al siglo de Oro de cabeza.

*entangled* dijo...

> «…conseguimos llegar a la salida donde nos esperaba…»

Donde os esperaba una *limusina* blanca de *ocho* metros, conducida por un *negro* de librea con un acento raro de cojones: «Uh, maam, yur missis Loqcke and sista?»

Sese dijo...

Pues si buscas monjas en los largos viajes mi ilusión cuando emigro de mis dominios es encontrarme alguien famoso, no importa que sea Paco Porras, como pasó. El caso es que si no encuentro una celebridad no vuelvo contento

Saluods

Bookworm dijo...

Y yo que pensé que te habrías quedado prendada de NiuYor y el idioma y que la reseña ya sería en inglés ¡ja,ja!
Bueno, yo estaré atenta a todas estás crónicas que seguro te darán para unas cuantas entradas, pero por favor no las termines todas con este misterio.
Estoy haciendo cábalas sobre qué os esperaba "un famoso" "un carro de caballo" "un día lluvioso".
No sé, no sé.
Bicos

lammermoor dijo...

Loque que nos has dejado con la intriga. To be continued

Lo de las monjas es cierto; y también lo de las señoras de cierta edad (no debería decir eso que seguro que más de uno pensará eso de mi al verme) que se empeñan en hacer pasar como equipaje de mano una bolsa que pesa unos 25 o 30 kg.

Famoso, famoso en Barajas tan solo vi a Bill Gates. Y me di cuenta más que nada por la panda de gente que revoloteaba a su alrededor.

loquemeahorro dijo...

Disculpad que haya tardado en contestar comentarios y colgar la nueva entrada, la tenía desde ayer, pero la maldita primera foto me estaba dando guerra, por no hablar de las otras que sé que se han colocado en el texto a su libre albedrío.

entangled: Pues casi, casi, como ves.

Sese: Te juro que yo iba convencida de que iba a ver un famoso, pero... bueno... la verdad es que... seguiremos informando.

Bookworm: Hola guapa, "nos esperaba ... un día lluvioso". Genial, ojalá se me hubiera ocurrido a mí.

Lammermoor: Yo, como ya empiezo a ser una señora de cierta edad, cada vez le echo más morro a lo del equipaje de mano, aunque por lo menos no se lo coloco a otros ene su portaequipajes

Aviso a los que iban en el vuelto IB335588 y pusieron su equipaje en mi sitio: EL DÍA DE LA VENGANZA ESTÁ CERCA.