lunes, 24 de enero de 2011

Y el séptimo día corrió más que nunca

Último día: Todo lo bueno tiene su fin y dicen que lo malo también, pero a mí España Directo se me hace eterno. En serio ¿cuántas horas dura eso? ¿Hay algún caso de alguien que lo haya visto entero?. Visto he dicho, no dormido delante.

Empezamos el día con buen pie, cogiendo fuerzas en un sitio muy mono de nombre italiano, que no consigo recordar, he aquí el ligero desayuno que los Bibs una vez más, estaban a punto de atacar. Yo, un café bebido porque a mí el dulce (poniendo cara de asco) no me dice nada.


En serio lo digo, ahora mismo me estoy mordiendo los labios para no darle un bocado a la pantalla

Pero venga, como no me va a gustar, pero si le miras fijamente te habla y todo, a mí por lo menos, me está llamando por mi nombre. Y me dice “Cómeme”, que entiendo perfectamente a Alicia. Sí hombre, Alicia en el País de las Pastelerías.

Huyamos ya del vicio y refugiémonos en el mundo del ciencia y el saber: El Museo de Historia Natural.

Intentando resumir, diremos que es un macro museo en el que hay un inmenso planetario, enormes salas dedicadas a la vegetación y minerales de varias partes del mundo, salas con dioramas, esqueletos de dinosaurios, animales disecados de los cinco continentes...

Y a nosotras nos quedaban unas pocas horas en Nueva York, en las que además teníamos que comer, comprar algún regalo de última hora y volver al hotel, con tiempo suficiente para que nos recogieran para llevarnos al aeropuerto, a las cuatro y media de la tarde.

En fin, que hubo que tomar importantes decisiones sobre qué salas ver a todo trapo, qué regalos comprar a todo trapo y en qué sitio comer a todo trapo.

Lo de comerse un trapo fue lo más asqueroso, sin duda, pero bueno, después de la taza esa con pelos, todo me parecía bien.

En el museo escogimos ver el mundo submarino, con una reproducción inmensa de una ballena azul (“Inmensa”. A ver, Mari Pili ¿cómo va a ser una reproducción de una ballena azul?), la sala de los dinosaurios (reproducciones de los esqueletos chachi-piruli que tienen guardaditos a buen recaudo), un par de dioramas vistos a todo correr (por favor, qué cosa más mona) y un par de salas de animales.


Los Bibs exponiéndose terriblemente en nombre de la ciencia. La tipa esa parece tan tranquila porque era una inconsciente de esas que pueblan los museos del mundo.


Y aquí viene lo difícil, y es que estos animales no son reproducciones, sino animalitos reales disecados. Aaaays, qué poco me gusta lo disecado, de verdad, nunca me cansaré de decirlo. Y es lógico, porque raramente el que se repite mucho se cansa, los que le tienen que aguantar. ¡Ah, eso ya es otra cosa!

Pues sí, ahí estaban por ejemplo unas gacelas, todas bastante fenecidas, o unos elefantes “de cuerpo presente”. ¿Y cómo han llegado ahí? Pues resulta que ellos estaban donde estuvieran, no sé, la sabana, o el zoo de la peli Madagascar, o dónde fuera, y eran todos muy ancianitos, pero mucho-mucho-mucho y cuando ya se iban a morir, decidieron hacer testamento y donar sus cuerpos al museo, para que así, niños y mayores pudieran disfrutar de …….¡¡No puedo, no puedo, es horrible!! Están muellltos, pero mueltos-mueltos, que haces ruido y ni se mueven ni nada.

Si hay hasta unos cachorritos de león que se te cae el alma a los pies, hombre por favor, que de verdad que nos hacemos una idea. A ver puesto un peluche y todos tan contentos, sobre todo los cachorros, no es por nada

Me estoy imaginando los leones disecados y al lado unos peluches de Simba y no sé si no me parece aún más desasosegante, tipo las muñecas esas grimosas de caras de porcelana.

Ay, esas muñequita ¿ya hemos hablado de ellas? Que están ahí en sus casitas, sentadas a punto de tomarse un té que nunca se tomarán (escalofrío), esas sí que están difuntas ¿verdad?.

Ahora que lo pienso, difuntas, pero propietarias de casas de por lo menos dos pisos. Cielos, envidio a unas muñecas y encima de las chungas.

Y en esto estábamos cuando vimos que eran como la una y veinte. Ante nosotras se abrían dos grandes posibilidades: Ir al planetario, donde teníamos hora para ver un pase a la una y media y estar ahí hasta las dos o así, cuando pensábamos ir a comer. O bien ver alguna otra sala y hacer alguna compra de souvenirs de ultimísima hora.

¿Cómo emplearías vosotros esa última media hora de vuestra vista neoyorquina? ¿Cómo creéis que lo hice yo?

Nosotras al final, nos metimos en el pase del planetario, convencidas de que sería espectacular.

Y sí que lo era, como todo ahí, asientos comodísimos, imágenes apabullantes, sonido excelente. Y una voz grave y rota de mujer que en un momento dado se presentó.

- Hello I’m Whoopy Goldberg.

¡Anda la osa (mayor)! ¿Y qué tal, Whoopy? No se sabe mucho de ti últimamente bueno, por lo menos no te llaman para lo de los Oscars, que tiene una pinta de ser un palizón de mucho cuidado.

Aquí estás mucho mejor, más descansadita, mujer, que ya tenemos una edad. Pero por favor, no vayas a ver la sala de la familia del Rey León … bueno, no te quiero dar un disgusto.

Vaya, qué voz tienes Whoopy, tía, tan profunda que parece que te mece, y qué butacas más cómodas y qué sala más oscura y que zzzzzzzzz.

Sí, amigos, no sé que habréis contestado pero sí, utilicé mi última media hora en Nueva York para quedarme dormida.

Oh, campos de asteroides, oh, mustios agujeros negros.

Al final, compramos los últimos regalitos corriendo, sin conciencia alguna de lo que estábamos haciendo, iba a decir “como en un sueño”, pero mejor no hacer más sangre.

Para mejorar un poco mi imagen, diré que nuestra última comida fue sana y ligera (que sí, que esta vez es verdad) en un magnífico restaurante vegetariano: Pacefood Café. Como muestra este rico sushi vegetariano acompañado de jicama, otra cosa que necesito volver a comer.



Bueno venga, que os había engañado, lo último-último, no iba a ser tan ligerito no. Algún caprichito se tenían que dar los pobres Bibs y es que no sabían que les esperaba lo peor…


La tarta de zanahoria que se sale del plato, la mejor amiga de un Bib.

38 comentarios:

lammermoor dijo...

¿Soy la primera en lugar de la ultimísima? No me lo puedo creer.

lammermoor dijo...

Parce que sí que lo soy, y una vez consolidada la posición, digo eso de ¡Eureka! porque mientras leía la entrada he descubierto por qué me había subido tanto el colesterol. La culpa es de todas esas "bombas de calorías" (así las denomina uno de mis brothers) que nos comimos en Niuyor. ¿Resultado? Ahora solo podré ir a comer a restaurantes vegetarianos.

Doctora dijo...

¿No os dejaron montar en el Tyranosaurio?...qué rollo...
la tarta de la última foto sí tiene buena pinta.

julio querol cañas dijo...

Yo al parecer soy el segundo.
Loque despues de ver los platos que nos has ido poniendo me han entrado unas ganas locas de ir a los NEUYORES.Pues aunque mi chica me dice que estoy gordo. Siempre le contesto lo que un amigo mio tiene como salvapantallas.

ESTOY GORDO,¿Y QUE?

Saludos y saludos.

Lo que diga el espantapájaros dijo...

Cómo molan tus fotos hecha en el 2049! Cambiando de tema, vaya cómo apurasteis el tiempo, no? Museo, regalos y comida en una mañana? Por cierto, que a mí el museo ese ni fu ni fa. Aparte de lo de los bichos disecados, estaba un poco guarrete, no crees? Creo que por muchos sitios hacía años que no pasaban una bayeta.

En serio aguantabas toda la mañana con un café bebido con las pateadas que hay que pegarse después? Madre mía, yo me metía pal cuerpo cada guarrada.

loquemeahorro dijo...

Lammermoor ¡Primeeer! Jo, es verdad, soy la culpable, bueno, somos los culpables, que esos bollos con arándanos creo que los pesdiste tú ¿no te acuerdas?
Y yo, como siempre, con mis mandarinitas.

Doctora Era muy suyo el bicho, y mira que yo le miraba con buenos ojos, pero nada. La tarta estaba de miedo.

Espero Julio que como profesional hayas disfrutado de estas fotitos tan ligeras, ahora ya se han acabado, así que tendremos que mostrar fotos de ensaladas o refugiarnos en salvapantallas así.

Lo que diga el espantapájaros Gracias. Pues no, no me pareció que estuviera churretoso, pero claro, lo vi tan rápido, que lo mismo esa parte me la salté :-)

Mujeeeeer, quien dice un café bebido, dice esos bollos que salen en la foto.

Hilario dijo...

Con tanta comida me ha entrado el hambre de repente. Es que todo tenía muy buena pinta.
Ya he visto que el viaje a NY dió muchísimo de si. Me alegro que lo disfrutaras.
Un saludo.

El Señor de las Moscas dijo...

Yo soy muy fan de Whoopy. Aunque sólo sea por el nombre. ¿Sabe que el muñequito del Super Mario Galaxy dice su nombre cuando salta? Dice ¡whoopy!. Y yo lo paso fatal, porque para acabarme las pantallas tengo que saltar algo así como trescientes veces en cada una y claro, no oigo nada más que whoopy, whoopy, whoopy. Y me imagino la cara de la propia whoopy. Que, no sé si me entiende, tampoco es Nicole Kidman.

En otro orden, no se queje tanto; ¿ha visto usted los animales disecados del museo de cc naturales de madrid? Porque tienen desconchones, amiga. Y hasta musgo. Concretamente, se lo juro por mis muertos, hay una tortuga disecada desde el siglo XVI, por lo menos, que tiene el caparazón lleno de un musgo que mira, qué asco.

loquemeahorro dijo...

Jo Hilario es horrible, a mí también me ha entrado un hambre horrible.

El Señor de las Moscas Qué asquín ¿no?

Yo solo he ido una vez al de Madrid, illo tempore, y me daba la impresión de que se me iba a aparecer el fantasma de un señor con manguitos y bisera detrás de una de esas vitrinas.

Vale, a lo mejor ahora lo han modernizado, que yo lo visité en tiempos de Mateo Práxedes Sagasta.

jane dijo...

Entiendo perfectamente la dormida porque a mí me pasó lo mismo en un planetario de esos en París. Las caminatas, los sillones que eran reclinables hacia atrás para que viéramos bien el cielo, la musiquita... y encima tú con esas pambufadas gloriosas de dulces, tartas y demás exquisiteces... es que si no te pegas el sueñecito, no serías humana.
¡Qué buen viajito, me ha encantado!

laesti dijo...

Exijo el pago a las BIBS del gasto que va a suponer cambiar el teclado de mi ordenador, después de cortocirtuitarlo por culpa de ponerme a babear con esas fotos de comida deliciosa.
Mis abogados se pondrán en contacto los suyos.
Gracias.

loquemeahorro dijo...

Jane Sospecho que no somos las únicas.

Veo que las fotos de comida han triunfado, pero yo he quedado de tragaldabas, y de verdad que erais los pérfidos Bibs. Tú lo sabrás

¿Te ha gustado? Me alegro mucho, de verdad.

loquemeahorro dijo...

LaEsti ¡Pardiez!

¿A que tienen buena pinta?

Eso sí, he perdido todo el protagonismo en mi propio blog por unas fotos de comida, creo que voy a reorientar mi carrera.

Lillu dijo...

Adoro, adoro y adoro tus fotos de comida :D

Oye, tiene delito lo de dormirse en el planetario, no? Whoopi Goldberg no te pegó un grito o algo? Menos mal que con esa tarta ya se pasan todos los males... XDD

saluditos

PD.: Lo de los peluches de Simba al lado de los animales disecados y los huesitos suena muy grotesco, peor que lo de las muñecas de porcelana, diría yo :O

Gallo dijo...

¿Dormida en el planetario? Pero cómo? BIB roncando mientras explican un hoy negro...buenisimo!

Oye no fuiste a la "Zona Cero" y a la Estatua?..igual y si y me perdi esa vuelta..a mi las alturas me dan vertido y solo llegué al faldón de Lady Liberty

Isi dijo...

Ayyy Loque, qué pena me han dado los leoncitos y eso que no los he visto!! Simbaaaaaa :(
Puffff cómo se alimenta uno en NYC, tía, menuda envidia. Yo no sé cómo pudiste volver, ¡que le den a la dieta mediterránea, yo quiero la de la Costa Este de USA!
Pues lo del planetario.. ayyyy Loque!! si es que te hubiera dejado mi super libro del Universo y verás qué subidón al verlo allí todo representado. Mira que desperdiciar un tiempo precioso durmiendo...

loquemeahorro dijo...

Lillu Gracias, la verdad es que han quedado chulas, por cierto que estas son las últimas para siempre jamás amén.
Es que como estaba oscuro en el planetario, pues no me vería la mujer, que si no...
Da mal rollo ¿verdad? Peluches, leones reales despeluchados, muñecas grimosas, son temas que dan mucho repeluco.

Gallo Lo bueno es que los Bibs no roncamos (o eso nos creemos).

A la zona cero jamás pensé en ir, la verdad. Sí que íbamos a coger un ferry, o un mini crucero incluido en el city pass y ver (de pasada) la Estatua de la Libertad (que entre otras cosas, no se puede visitar ahora), pero el día que íbamos a ir llovía y pensamos que no era mucho plan.

Te juro Isi que "ellan no quería oiga", me dio muchísima rabia quedarme dormida, encima en mis "últimos momentos".

Me alegra ver que he transmitido que se come bien en muchas partes, en España por supuesto, pero también en "los extranjeros".

Qué mal rollín lo de los leones, en serio.

SRO dijo...

y el séptimo día comió mas que nunca
querrás decir, jaja

vaya encerrona, esa del museo natural
todo muerto, todo disecado. O sea que hacen testamento, y se donan para el museo de ciencias naturales o si no también para el zoo, otra aberración, para mi

Pero lo de las muñecas difuntas...
la grima que dan y lo inquietante que resultan brr!
no me extraña que te entre ganas de dulce
yo me voy ahora mismo a comerme algo dulce: un brioche o una tarta de manzana, o una palmera crujiente o una...
y menos mal que tuvisteis un rato
para dormir la siesta y hacer la digestión

loquemeahorro dijo...

SRO Francamente, si yo fuera animal ¿preferiría ser como el oso polar del zoo de Barcelona que se ha vuelto loco de recorrer 10 m2 arriba y abajo o que me pegaran un tiro a tiempo?

Los animales disecados en este tipo de museos supongo que son cosas del pasado, pero me temo que los zoos, no.

Este tema es tan horrible que casi prefiero acordarme de las muñecas de niños muertos. Porque es lo que son ¿verdad?

Si escoges una tarta de manzana que sea una tarta tatin, con sus capas y capas finas de manzana caramelizada que se te deshacen en la boca, con la ligera consistencia de la pasta que ...

Betweenmydresses dijo...

Para que te sientas mejor, yo también me quedé sopita en un planetarium, pero en el de A Coruña, aunque planetarium igualmente. Eso de que te manden sentar medio tumbada, a oscuras, escuchando una voz relajante...eso es provocar!! Y claro, me dormí! Aunque ahora que recuerdo, también me quedé dormida en pleno día, dentro del Colisseum de A Coruña (qué casualidad!), mientras nos colocaban uno por uno a un mogollón de gente para examinarnos en unas oposiciones...Es que no sabes lo que tardaron!! En fin, que ahora me quedo con el come come, de si esa provincia ejerce alguna influencia sobre mi...Ays!!

JuanRa Diablo dijo...

Te has delatao tú misma, porque dicen que el dulce ayuda a dormir, y, claro... buenos homenajes te debiste dar en los niuyores, seguro. Que te den luego Whoopy Goldbergs...

Que sepas que lo de España Directo me ha matao XDDDDDDD
Hay que investigar eso, por favor. ¿Cuánto dura? ¿Más que Lo que el viento se llevó o aún más?

SRO dijo...

que cierren los denigrantes y aberrantes zoológicos ya!!

Basta! basta! con las capas de hojaldre y todo eso...me rindo

loquemeahorro dijo...

BetweenMyDresses Hummmm, hay que estudiar ese expediente X coruñés. Lo del planetario creo que está muy generalizado, lo de la opo es más raro, pero mira ¡¿y lo ameno que se te hizo?!

Porque esas cosas suelen ser aburridísimas.


JuanRa Diablo Creo que estas fotos han dado una imagen de mí lamentabilísima, la próxima vez solo haré fotos de las ensaladas y las mandarinas esas.

En el zumo de naranja no se ha fijado nadie. Pobres y humildes naranjas.

Ayer mismo lo comentaba ¿a quién se le ocurrieron los programas de domingo por la tarde que duran 20 horas y son igual de aburridos a las 4 que a las 8?

Les da tiempo a quemar Atlanta como 4 veces seguidas.


SRO Completamente de acuerdo, en lo de los zoos y no te digo yo con lo de las capas de hojaldre.

Selerkála dijo...

Primero de todo: Felicitarte por tu muy merecido premio, y envidiarte a rabiar por el viajezuco que te diste en los Nuevayores. ^^

Hace pocos meses que sigo tu blog (y hasta ahora no había comentado, sorry), pero de unos días a esta parte, creo que me lo he leído casi entero.

Y no veas que risas...cosa que se agradece muy mucho en estos tiempos.

Te he enlazado a mi blog, para no perderme ninguna de tus actualizaciones.

Un fuerte abrazo!!!

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias Selerkála.

Hacía tiempo que no me decían cosas tan bonitas, en concreto desde que 1.998 cuando aquella señora me confundió con su nieta.

De verdad que me encanta que me digas que te ríes, eso también lo agradezco yo.

Gracias por enlazarme, no dejaré de visitar tu blog.

bss

xGaztelu dijo...

Cómo entiendo esa manía a los bichos disecados: lo disecado me da auténtico repelús (que diría mi abuela), esos animales desasosegantes, que te miran sin parpadear con sus ojos de cristal, siempre llenos de polvo y en ocasiones con las falsas tripas de paja que se les escapan por algún agujero. Un asco, vamos. Menos mal que los postres nos quitan el mal sabor de boca (madre mía, qué tartas!)

Seguiremos pendientes para llegar al final del viaje.

xG

Natalia D. dijo...

Loque: me sigo río con ganas con tus peripecias. Y babeo ante tus fotos; aunque en algún momento en que me sienta especialmente “cruela y vil” te contaré lo que opina mi endocrino del azúcar y derivados. Pero hoy soy buena y me limito a envidiarte tu divertido viaje, porque ¿habrá mucha gente en España que haya ido hasta NY para echarse una siesta en el Planetario? Seguro que formas parte de un grupo reducido y selecto. Eso si, la visita a los animales disecados no te la envidio: me dan repelús, y mucho más cualquier sitio en que se maltrate a un animal, ya sea zoo o circo o similar.

bibliobulimica dijo...

¡ay la jícama con sal y limón! (y un poco de chile en polvo para los que nos gusta el picante). Siempre que voy de turista extraño esos puestos afuera de todos los lugares (museos, iglesias, oficinas de gobierno, hospitales) donde venden fruta picada -en mi país hay en todos estos lados- y nunca falta la jícama.

Ahora entiendo por qué no me queda nada...con esas comilonas que dimos en niuyor ¿cómo podría ser de otra manera?

Me alegra saber que tú fuiste tan comedida y siempre estuviste con las ensaladas, y platos vegetarianos, lejos del colesteroso pastel y galletas. Uno ve los tamaños de las comidas y se explica por qué hay tanto gordito por allá.
Esa Whoopy...¿quién creyera que su voz te iba a llevar a los brazos de Morfeo???? jajaja

Teresa dijo...

Me has puesto los jugos gástricos a funcionar por la mañana temprano.
Menudo viaje has hecho guapa.
Ver a visto NY pero comer has comido de todo.
Me ha encantado tu última comida sushi que me encanta y ¿¡¡jícama!!!, eso lo probé yo en México y pensaba que solamente se comía allí. Mira que me gusta y que refrescante es. Vamos que casi le doy un mordisco yo jejeje.
un abrazo
Teresa

loquemeahorro dijo...

xGaztelu Lo disecado quizá tuvo algún fin científico en el S. XIX pero hoy en día solo le veo sentido como atrezzo para una película de terror grimoso.

Gracias, gracias, a ver si consigo terminar de una vez por todas.

Natalia D Muchas gracias, me alegra mucho que te rías.

Aún siendo buena se te ha entendido bastante bien, no te creas :-)

Tú, con la excusa, dile a tu endocrino que lea el blog y a Cruela, y a Vil, y a tu gemela malvada, que yo ya le he mandado un correo a Whoppy Goldberg.

Bibliobulímica Desgraciadamente en un país como España que presume de fruta, no existen esos puestos, claro que apenas hay puestos de comida. Excepto castañas en invierno y alguna cosilla más.

Y si quieres comer fruta en un restaurante, hay cuatro cosas, y todo en plan una manzana sin pelar ni cortar ni nada y con una cara de triste que no quieres comértela, pero sí acabar con sus sufrimientos.

¡Yo quiero esa jícama!

Ah, los tamaños son alucinantes, en varios sitios no nos terminamos la comida.


Teresa Como le decía a Ale, yo volví enamorada de la jícama, qué buena y qué fresquita. Yo creo que lo que no se conozca ahí... no sé si existe :-)

JuanRa Diablo dijo...

¿¿Quemar Atlanta cuatro veces seguidas?? Jajajajajaja

Si se enteran los de Atlanta vienen a destruir España Directo por si las moscas. El alcalde a caballo, supongo.

loquemeahorro dijo...

Qué idea me has dado JuanRa, podemos avisar a los de Atlanta, a ver si así....

Por fin te veo algo diabólico, oye(s)

Adela dijo...

Perdón... he entrado en ¿kanelaylimón o fiestaenlacocina...? Aaaaahhhh no, es Loque, ya, "mijita" es que con esas imágenes suculentas en tantos post y yo queriendo ponerme al día, por poco me pierdo...
Ya estoy de vuelta amiga, después de cien años perdida por el mundo terrenal, y te he leído de cabo a rabo...uff llevo dos horas metidas en tu blog!
¡hasta he tenido que preguntarle a la chica de Gúgel qué es jícama!
Pues nada, era solo eso, amiga mía, te sigo siempre.
Un abrazo
AD.

loquemeahorro dijo...

Ade Y sin ti han sido cien años de soledad. Original ¿eh?

¿Y te ha gustado? Eso espero, guapa.

Ángeles dijo...

Pues yo, cuando vaya a NY, voy a pasar de museos, de iglesias, de Empire State y todo eso, y voy a aprovechar mejor el tiempo: me voy a ir directamente a los restaurantes. Y mira que soy una pavisosa con la comida, pero chica, no sé qué tienen tus fotos que dan ganas de darle un lametón.
Gracias por presentarme una nueva experiencia sensorial. Y por las risas, of course.

loquemeahorro dijo...

Gracias Ángeles
Es lo bueno de Nueva York que lo mismo se puede ir uno de tiendas, de museos, de restaurantes o de musicales.

La verdad sí, para tener una cámara baratísima, las fotos han quedado apañadas.

maribel dijo...

Oye, pero vosotras, Loque ¿cuánto habéis comido en los niuyores?..., lo del museo, una pasada, y yo también soy del club de los antidisecados y aún así...., para mi sigue siendo un misterio que mi sobri (6 ítos) venga a casa y quiera ver las fotos esas que tenemos... las de los esqueletos de dinos...saurios, rex, y todas esas familias que se conoce como si las hubiera inventado él, le llamo el plenosaurio, no te digo más....

Lo de elegir el Pacefood café para el final, no tiene precio, para todo lo demás.....
Que bien se lo han pasado los Bibs, y que ganas de reunirlos de nuevo me están entrando...con unos tejerinos, tijeringos, bueno con chocolate...que esqueletos chachi-piruli se nos iban a quedar....

Un abrazo maléfica
;-)

loquemeahorro dijo...

Juro solmenemente, Maribel que hacíamos las 3 comidas (a veces una cena regulera) y ya está, y ese día desayunas y comimos, porque la cena del avión no entra en la categoría de comida, sino de "ingesta calórica para la supervivencia de la especie"