sábado, 1 de enero de 2011

You are the Top

Después de salir de misa buscamos en la guía restaurantes en Harlem que sirvieran la comida típica sureña, la exótica comida cajun. Y después de varios intentos fallidos, entramos en Amy's Ruths, donde lo primero que nos sirvieron fue un pan de maíz dulce, por favor ¿Alguien sabe dónde se vende ese pan en España? Por favor, es una necesidad médica, en serio. Ah, que no se ve en la foto, porque me lo había comido.

Sobre la comida sureña os puedo decir dos palabras: Frito y rebozado. No, perdón, tres palabras: Frito, rebozado y abundante.

Salimos de ahí moviéndonos con dificultad, rumbo a nuestro último gran destino del día: El Edificio Rockefeller. Este edificio es muy famoso por muchas cosas, entre otras, porque en todas las películas navideñas que suceden en Nueva York, se ve su inmenso árbol de Navidad, su pista de patinaje y a Liz Lemmon entrando a trabajar.

Los BIBs siempre lo recordaremos porque desde su azotea, disfrutamos de las vistas más alucinantes de Manhattan, y porque creo que fue el único momento en que me pareció que era verdad (pero verdad de la buena) que estaba en esa ciudad.

Habíamos calculado el tiempo más o menos, para ver el atardecer pero con margen suficiente y (esto fue más casualidad que otra cosa) para no encontrar colas ni tener problemas para subir los 67 pisos, que se dice pronto.

Claro que esto no nos llevó mucho tiempo, porque era el ascensor más rápido que he visto en mi vida. Cuando subes se empieza a oír una música (no, no la típica música de ascensor) que acompaña a unas imágenes que proyectan en el techo, supongo que para que no digas "¿Cuánto falta?", ni pidas pipí ni nada mientras subes los 6 docenas de pisitos del ala. Aunque no haría ni falta, porque de verdad que tardo bastante más cuando subo los 5 pisos de mi oficina.

Alrededor del piso 67, que es el más ancho de los que incluye la visita, hay unas mamparas de metacrilato, que los turistas intentamos evitar a toda costa para que aparezcan los reflejos de los flashes, sacando la manita con la cámara de marras por los pocos huecos que quedan entre ellas.

Creo que el año pasado, el ayuntamiento de Nueva York contabilizó 17 muertes de viandantes por impacto de cámara digital y 4 por videocámaras. Ahora, cuando veáis en una peli que patinan delante del edificio, estad atentos a si se cae algún patinador y después no se puede levantar. Ahora ya sabéis por qué es.

Aún se puede acceder a otros dos pisos, más estrechos y sin mamparas, simplemente protegidos por barandillas normales y corrientes de piedra.

Central Park, el río Hudson. ¿He dicho ya que las vistas eran alucinantes?

En uno de esos pisos superiores es donde pudimos ver a una familia, los papás con una hija adolescente y un chaval de unos 12 años, que se entretenía subiéndose a caballito en las citadas barandillas, a la despreciable distancia de 70 pisos del duro suelo, mientras sus padres le miraban sin hacer ni decir nada.

No, perdón, perdón, quiero pedir disculpas, que el padre sí que estaba haciendo algo: Una foto, en concreto.

En honor a la verdad, hay que decir que si se hubiera caído, al ser la azotea más estrecha, solo hubiera caído un piso o dos. Se calcula que el año pasado se registraron 15 muertes de turistas que estaban en el piso 68 por impacto de inconsciente niño turista cuyos padres están sacando eso sí, unas fotos estupendas.

Después las enseñarán en su casa: "Mira, aquí fue donde Diego dejó paralítico a ese japonés ¿A que no se ve el flash?"

Digo Diego (además de por ser un nombre que está de moda hace unos cuántos años, después de un paréntesis de 3 siglos en los que había abandonado el Top 10) y no digo dije, ni dije digo (Dios, qué lío me estoy haciendo), ni John porque el edificio estaba tomado por argentinos, y españoles.

De verdad que en el resto de la ciudad no vimos tantos compatriotas como esa tarde, aunque no faltaba gente de cualquier otra parte del mundo, y cámaras, muchas cámaras.

Y es que como oí a una chica, en un purísimo castellano/vallisoletano, la gente se obsesiona tanto con hacer fotos o videos que no observa realmente las vistas. Nosotras, no ¿Eh? Que hicimos unas cuantas fotos y después disfrutamos tranquilamente de la visita.

Como lo oís: Guardamos la cámara, sí, sí. Y si no se nos hubiera quedado sin batería, hubiéramos hecho lo mismo.

Y así llegó el atardecer en Nueva York... y nosotras, sin cámara. Pero da igual ¡Aaaaah, el atardecer en el Top of The Rock! ¡Qué maravilla! Suspiro-suspiro-suspiro.

Bueno, antes de hiper ventilarme os contaré que tiene dos atracciones principales, la vista del Central Park por un lado, y por otro, la vista bastante parcial del Edificio Chrysler, que de ese, ni sacrificando a tu primogénito en el intento, sacas una buena foto, lo sé porque yo maté por lo menos a tres o cuatro niños que andaban por ahí despistados.

Y otra totalmente privilegiada del Empire State, que es fotografiado hasta la saciedad por todos los que están ahí.

Por cierto que esa azotea también se puede visitar. ¿Y qué hace ahí la gente? Pues está clarísimo, hombre: fotografiar el Rockefeller Center. El ser humano es así, o mejor dicho, asín.

En algunas partes hay bancos para poder descansar un poco, que a lo tonto pasamos ahí muchísimo tiempo, tanto que cuando llegué recuerdo que tenía una heridita en un pie y pensaba en pedir una tirita a alguien, cuando nos fuimos, pensé en pedir que me amputaran el pie, por favor.

Claro que era difícil encontrar uno vacío, por fin vimos como un grupo de varios matrimonios mayorcitos, con pinta de americanos, se levantaron de uno, quedándose uno de los maridos en el banco. Nos sentamos a su lado, y cuando el hombre nos miró se le escapó una sonrisita. Nos volvió a mirar y nos preguntó si hablábamos inglés.

- Psssssssssssssssiiiiiiiii.

- Bueno, yo según el tiempo verbal que se utilice.

Entonces nos contó muy sonriente que su mujer era la señora de azul que estaba justo delante y que si le veía sentado con dos chicas que se iba a creer que había ligado. Bueno, esto último lo dedujimos más que otra cosa, pero no debíamos ir desencaminadas porque llamó a su señora esposa y nos señaló riéndonos, mientras le decía, supongo que viera cómo se le pegaban las mujeres.

La señora esposa se rió también y nos sacó un par de fotos a los tres, él riéndose y nosotras poniendo posturitas a su lado en plan chicas sexys. Vale, en plan mujeres que hacen en chorra en fotos de desconocidos.

Vale, en plan señoras españolas con el bolso cruzado, porque una española no se descruza el bolso en un lugar turístico (aunque sea la Puerta del Sol), por si viene su madre (aunque sea del más allá) a decirle "Hija ¡Cuidado con el bolso!".

Nos dieron las gracias muy sonrientes y ahora Jack y Betsy pueden enseñar en sus cenas de matrimonios, allá en su urbanización de Millwakee-Wisconsin-USA, como Jack ligó con dos jóvenes (y bellísimas) extranjeras cuando estuvieron en Nueva York. Yo como comprenderéis, por alguien que todavía me considera joven, estoy dispuesta a hacer cualquier imbecilidad.

Lo hice por lo de joven y que la verdad, cuando uno se va de viaje, hace cosas muy raras.

Solo eso explica las pelotas de playa Nivea, los pedalós, la conga, las fotos al lado de un camello, el paseo (comodísimo, sin duda) en el citado camello, las camisetas que ponen "Un amigo mío estuvo en No sé dónde y solo me trajo esta camiseta, que por lo menos servirá para hacer trapos", los delantales de faralaes, y otra serie de estados alterados de la conciencia que crean comportamientos anómalos constituyentes del auténtico "Síndrome de la Clase Turista".

Después de la puesta de sol, llegó la noche y la ciudad iluminada que os vais a tener que imaginar, y por último, y para rematar el plan, los fuegos artificiales. Que sí, que sí, no os los puedo enseñar además de por lo de la cámara, porque yo tampoco los vi, porque ya estábamos a punto de entrar en el ascensor, y a esas alturas, a punto de perder el pie definitivamente ya podía aparecer King Kong en el edificio de enfrente bailando el Cha-cha-chá, que yo no me movía.

Pero lo sé porque la chica que controlaba los ascensores, nos lo contó muy contenta, y nos dijo (en inglés que me apresto a traducir)

- ¡Es que es mi cumpleaños y son mis amigos que me los regalan!

Y así, con la alegría de esa chica (que de ilusión también se vive) nos fuimos encantadas, y para que se os quede el mismo sabor de boca os dejo esta foto en la que no falta nada: El Empire State, los Bibs y el flash de mi cámara. Os dejo esta foto y sobre todo mis mejores deseos para todos vosotros para el 2011 y en todo lo que queda de milenio.

Y que todos los BIBS del mundo sigamos pasándolo muy bien, estemos dónde estemos, haciéndonos fotos sujetando la Torre de Pisa, conociendo a Jacks y Betsys o en dónde sea, pero sobre todo que el año que viene no me falte ninguno.


¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

31 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Ese ascensor me ha recordado a uno de las Torres Gemelas en el que subí yo cuando todavía estaban en pie, claro. Es que, es verdad, subió en un pispás a lo alto del todo. Recuerdo que había ascensorista: un chaval negro muy guapo que cantaba, como los mismísimos ángeles negros, mientras ascendíamos. Seguro que era como en las películas: trabajaba de ascensorista y se presentaba a pruebas y castings para musicales de Broadway. Espero que el 11 de septiembre de 2001 estuviera precisamente en unas pruebas de casting.

loquemeahorro dijo...

Te juro que lo estaba pensando Noemí: ¿Estaría ese día trabajando?

Espero que no.

bibliobulimica dijo...

¡Feliz año Loque querida! que crónica tan maravillosa...me reí y desperté a todos en esta casa (siguen de vacaciones) cuando leí lo del Diego (que anda destripado turistas y sus padres tomando fotos, o que ha vuelto a ser un nombre popular después de siglos de no serlo) ¡que puntadas!
¡Como nos quieres ehh! porque debe hacer un vendaval de miedo y sin embargo, tu no nos soltaste y salimos muy guapos en la foto.
La comida...da para otro tema ¿verdad? todas las raciones son GIGANTES.
Espero que ya tu pie esté mucho mejor...
un beso,
Ale.

loquemeahorro dijo...

De verdad Bibliobulímica que levantas el ánimo a un muerto. Qué comentarios me haces, hasta me los creo y todo de tu entusiasmo.

¡Yo nunca os soltaría, lo juro! Y eso que pesabais bastante, después de comer esas raciones tan poco ligeritas.

pd. Te juro que cuando me quité el zapato me sorprendí de no tener el pie gangrenado.

JuanRa Diablo dijo...

Peazo fotos!! La envidia se ha sentado a mi lado mientras te leía.

Yo también me apunto a ese deseo de buen año nuevo para ti.
Y con tantas cosas buenas como pisos tiene el Rockefeller (sin niños haciendo el cabra en las alturas. Gensanta!)

Doctora dijo...

No sé si en directo también pasará o si soy sólo yo,pero cada vez que veo una foto de un plato de comida yanki me da la sensación de que se le ha caido al suelo al camarero.
¿Y si cuando estás en la azotea se estropean los ascensores?,¿tienes que bajar andando todos los pisos?.
¡Feliz año 2011! :)

SRO dijo...

así que diecisiete cámaras, y algún niño también, vuelan en dirección a otros tantos turistas para alimentar la estadística. Pero qué te puedes esperar de una ciudad así de desmesurada!
Yo es que tengo pavor a las muertes tontas o bizarras, Loque, así que
te lo agradezco porque supongo que algún día tendré que ir a Nueva York, digo yo. Ahora que a mí ya no me pilla una digital en los alrededores del Rockefeller

Alice Silver dijo...

Me ha encantado lo de frito y rebozado... y abundante. Me ha recordado un poco a Tomates verdes fritos. Buscaremos la receta de ese pan de maiz, ¡qué rico!
Y estas navidades me enseñó una de mis sobrinas su cámara digital nueva, bueno nueva, les cayó del piso de arriba en una discoteca, ¡lo juro!

loquemeahorro dijo...

JuanRa Diablo Gracias, gracias. La verdad es que las fotos no han quedado mal, a pesar de mi escasa habilidad/experiencia fotográfica y que la cámara es muy baratita.
Gensanta-Gensanta, la gente es muy irresponsable, de verdad.

Doctora Vaya, pues no me habían quedado tan bien las fotos como yo pensaba, porque te juro que toda la comida tenía una pinta muy "aseadita". Supongo que habrá de todo, pero nosotras estuvimos en sitios muy recomendados y además me paga la Cámara de Comercio de NY para decir estas cosas.

Si se estropean los ascensores, te quedas ahí a vivir, o esperas a que venga Chuck Norris a rescatarte.

Gracias guapa, e igualmente.

SRO Te entiendo. A una amiga estuvo a punto de caérsele encima un tiesto, cuando iba por la calle ¿Tribulete? ¿Pez?. No sé, pero decía: "Dios, yo no quiero ser recordada por la chica a la que aplastó un tiesto yendo por una calle que parece la dirección de Mortadelo".

Alice Silver ¡Otro terrible accidente por una cámara digital! Vale que no pasó nada y fue solo un piso, pero ¿y la cámara?. Seguro que no piensa lo mismo.

Pan de maíz. Ummmmmmmmmmmm.

SRO dijo...

Loque, como a Alice me ha gustado la definitio -que ya sabes que las colecciono- de la comida cajun: rebozado frito y abundante e igual que en ella por lo visto has creado en mí la necesidad de probar ese pan de maiz dulce. Esto me huele a astuta publicidad insertada en tu post

También es deagradecer que ahora sé de Liz Lemon y esa sit-com que han emitido ¿por la sexta?
cuanto tiempo hace que no veo una buena sitcom!
Eso de las mamparas edel piso 67 del Rockefeller todavía no lo visualizo Estoy investigando lo que significa BIBs
Inquietante ese cartoncito que tiqueta las fotos
y espérate, que este post tiene miga

loquemeahorro dijo...

A ver si contesto a todo sin faltar mucho a la verdad:

Liz Lemmon y su magnífica serie pasaron para mi solaz y regocijo por Paramount Comedy a unas horas normalitas. Muy recomendable para cualquier amante del humor inteligente y de los microondas.

En la Sexta vi que lo ponían a horas rarunas, como hacen las generalistas con cualquier producto que merezca la pena (The Closer, Mujeres Desesperadas, Medium) y así poder dejar sitio para el Hormiguero o Navy.


Lo de los Bibs es fracamente difícil de explicar, el nombre lo inventó un amigo de esta santa casa (Homo Libris)

http://homolibris.blogspot.com/

a partir de mi verdadero nombre que explico aquí

http://loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com/2009/09/terapia-de-banco-i.html

Y representa a todos los blogueros (de i.b.) que son amigos/visitantes/comentarios de este humilde blog (qué pronto he caído de santa casa a humilde blog).

Por todos, todos sois muy bellos, que lo sé yo (ya te he incluido, porque tú lees/comentas en este blog), como explico aquí:

http://loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com/2009/10/soy-bella.html

No sé si se ha entendido algo, pero a lo tonto, he colocado dos enlaces a entradas antiguas y uno a un colega, y lo mismo hasta alguien se las lee.

R. dijo...

Qué buenas fotos, Loque, y qué erudito manejo de las estadísticas. :D

Muy completa y divertida tu crónica vivencial. ;)

Si no es mucho pedir, y ya que estás hecha una experta con la cámara (yo a ciertas alturas simplemente no puedo sostener nada en equilibrio, ni a mí mismo: soy acrofóbico), a ver si un día flasheas un ají de gallina hispanoperuano. :)

¡Feliz 2011!
R.

Ángeles dijo...

Pues a mí también me ha llegado hondo lo del pan dulce de maíz. Hay que buscarlo. Y ahora mismito voy a leerme los enlaces que has puesto.
Una entrada estupendita, como era de esperar. Gracias.

loquemeahorro dijo...

Muchas gracias R, no soy yo nadie scándome estadísticas del moño, oiga.

Jo, no te lo vas a creer, pero después de pasear mi Bib por los niuyores, me da vergüenza hacer una foto (incluso sin Bibs) en el bar en el que desayuno todo los días.

Otro efecto colateral del síndrome de la clase turista (¿esto no le ha hecho gracia a nadie? ¿lo he copiado y no me he dado cuenta?)

Gallo dijo...

Feliz año 2011 Loque! ME ha gustado mucho la entrada. yo no subi el Rockefeller Center pero si el Empire State y tengo vertigo a las alturas, todas mis fotos salgo lejos de la malla protectora con una cara de haber comido pollo mal cocinado en Harlem!

Me ha gustado mucho la fecha de la foto el 2049, quien lo viera.

El Señor de las Moscas dijo...

Feliz sea para usted también, qué coño. El año, digo. Por cierto, me ha cautivado con lo de morir por mortal hostiazo de videocámara; como petulante artista multimedia amateur que fui en mis tiempos no se me ocurre más poética manera de abandonar este mundo que fulminado por meteórica Sony Handy-cam de tres cuartos de kilo, oiga.

Isi dijo...

jajaj Nunca ha probado el pan de maíz, así que no puedo ayudarte en tu receta médica :D
Guauuu qué vistas tan alucinantes! Por suerte o por desgracia, nunca he visto morir a un patinador de las películas por causas no esclarecidas... aunque a partir de ahora me fijaré, por supuesto jajaja.
Me mataste con la batería de la cámara, si es que yo sabía que ibas a disfrutar de las vistas, a sentir que estabas plenamente en NY, no a sacar fotos, por dios, qué vulgaridad!!!
Me lo flipo con la facilidad newyorkina para hacer amigos/as con esa facilidad, ahí como que no quiere la cosa en el banco del piso 67... y encima luego hacerse fotos con ellas!

Qué envidia de fotos!
Si con estas vistas una se olvida hasta de que no tiene pie! jaja

Qué pasada, de verdad!

SRO dijo...

Fíjate que yo pensaba que Loque venía por lo que me ahorro del nombre, y vaya historia que tiene detrás, y lo de los Bibs...Gracias, considero estas informaciones fundamentales para moverme por este desternillante blog.
Buscaré esa SitCom. Y espero que la echen en horas decentes porque no soy nada inteligente y caigo como un plomo a partir de las doce
Y por supuesto buscaré hasta que lo encuentre ese pan de maiz dulce cajun

loquemeahorro dijo...

Ángeles Muchas gracias guapetona. El pan dulce, el pan dulce... lo tomé además con ese té enorme y con sabor a miel que ves en la foto. Si me quedo 15 minutos más en el país, me cobran sobrepeso en el avión.

¡FELIZ AÑO NUEVO GALLO! Muchas gracias, y qué bueno lo del pollo mal cocinado. Pronto no tendremos fobias ninguno, lo sé yo, que he estado en el futuro.

El Señor de las Moscas Gracias e igualmente. Oiga usted ¿soy una Déxter en potencia por haberme reído con lo de la videocámara?

¿Verdad que sí Isi? Y eso que yo no tengo ni equipo ni talento, pero aún así las fotos molan, así que imagínate las vistas reales, y además cuando atardeció... claro, te reconciliabas con la humanidad y te ponías a hablar con el personal y te "hermanabas con pueblos extranjeros"

SRO Gracias a ti por leertelo, bueno...digamos que lo de "Loque" tiene más de una explicación, pero es que hay que reconocer que me pusieron un nombre realmente largo y complicado.

Ojalá te enganchen Liz Lemmon y Jack Donahue.

¿Hacemos una asociación de amigos del pan de maíz dulce?

SRO dijo...

Loque también me recuerda al filósofo aquel: Loke, que igual estaba un poco loco, perdona...
claro que si me envías a más explicaciones de ese nombre prometo leerlas. Son realmente divertidas y descacharrantes
Me apunto a esa asociación.ME veo ya compartiéndolo con l@s demás en plan última cena

xGaztelu dijo...

Cómo entiendo lo de intentar a toda costa evitar el maldito reflejo del flash … aunque, hombre, a toda a toda, no sé: a costa de la vida de un japonés me parece un poco fuerte. Impresionante debe ser la vista de ahí arriba: las fotos desde luego lo son. Me la apunto como posible objetivo 2011 (por apuntar, que no quede!).

¡Que se porten bien los reyes!


xG

Lillu dijo...

Ooooh me ha encantado la entrada!! Las fotos son preciosas y las estimaciones de muertes por accidentes extraños y/o inverosímiles estoy segura de que se acercan mucho a la realidad. Si consigues la receta de ese pan de maíz me la pasas también (gracias por las fotos de comida king-size, no veas cómo lo disfruto XDD). Ah, y seguro que allí las madres también les dicen a sus hijas en el Bronx cuidado con el bolso, aunque en inglés será algo así como "beware the bag" o similar, no? O bueno, eso más bien es cuando te persigue un bolso que te quiere hacer algo... Vale, los desvaríos son del resfriado que aún me dura, ya voy a por la medicación XDDD

saluditos y feliz año con retraso!

loquemeahorro dijo...

SRO ¿Locke estaba loco? Es triste pero no recuerdo absolutamente nada de él y eso que me acompañó al baile de fin de curso de COU.
O en todo caso, a algún examen, pero nada, he tenido que buscar un poco en internet para comprobar mi total ignorancia.

No tengo más historias sobre el origen de mi nombre, pero si quieres puedes conocer a Mary Joe en esta historia

http://loqueahorroenpsicoanalisis.blogspot.com/2009/08/una-de-medicos.html

Y después en varias entradas de la etiqueta "La Tele". Las 6 primeras (o últimas, según el orden en que las presenta el blog) aprox. son las más potables.


xGaztelu Sí, lo de ir por ahí matando japonenes quizá no está del todo bien, y a tu primogéntico, tampoco. Ah, espera, que el niño era el pequeño, entonces sí.

Gracias, igualmente.


Muchas gracias Lillu El problema de los bolsos libidinosos en NY es súper chungo, se lo oí a dos chicas en el metro (la media hora en total que estuve)

SRO dijo...

Loque has escrito bien Locke. Se nota que sabes inglés y yo no o por lo menos tú has estado en Nueva York.
Lo que no sabía es que Locke había salido contigo -aunque fuese una noche-
Yo le conozco de la serie perdidos, como a tantos filósofos. Era el calvo, ¿no?
Me tomaré la historia de Mary Joe y las otras de la tele como un regalito de Reyes.
Y ahora me voy corriendo a la cabalgata de lo co...

Teresa dijo...

Que divertido, me has hecho reír con lo del pié. He vuelto a vivir esa visita, y las vistas maravillosas.
Yo estuve allí después de Navidad y estaba todo adornado, no te imaginas cuanta belleza.
En fin, esa ciudad tiene magia, nadie que ha estado allí le deja indiferente, eso si sin pies de tanto andar jeje.
Loque, un feliz año.
Un abrazo
Teresa

Homo libris dijo...

¡Feliz año, guapetona!

A mí el plato de comida también me ha parecido de lo más indigesto. A buen seguro riquísimo, como cualquier fritura, pero empachoso, jejeje. Lo que sí me ha encantado (aunque sea rodeado de tantísimo edificio... yo sería incapaz de vivir en un sitio así) es el Hudson. Despierta tantos recuerdos en mí de las aventuras y desventuras del señor Jack London que no me importaría hacerle una visita, jejejeje.

¿Cómo llevas el vertigo, a todo esto? Menudas alturas se gastan allí, jejeje.

Un besote.

laesti dijo...

¿La comida cajún es la de la jambalaya, en cristiano, lagarto cocinado? O, quizá, rebozado.
El síndrome del turista es terrible, y muy contagioso. Por mucho que te resistas, acabas haciendo las mismas fotos que tus acompañantes desde el mismo sitio. Para luego, entre todos, buscar a alguien con pinta de saber hacer fotos (es decir, un japonés) para que te haga una foto en la que salgan todos los viajeros.
Vamos, que al final lo que cansa de los viajes no son ni las caminatas, ni el jet lag, sino hacer tanta foto.

lammermoor dijo...

Me ha encantado lo de los Diegos (y de paso me acuerdo de una canción de Sabina: Dieguitos y Mafaldas)
y lo de las muertes y lesiones por cámaras de video y de fotos

De vez en cuando compro pan de maiz pero intuyo que no debe tenern nada que ver con ese.

" Niuyor" sigue en mi lista de viajes. A ver si algún día se me logra.

¡Feliz año por ....! he perdido la cuenta de que número hace este. :)

loquemeahorro dijo...

SRO Vale... es que lo he buscado en Wikipedia, esa fuente inagotable de información sin garantías.
Sí, era el calvo, al único actor que conocía antes de la serie. Sobre todo de su papel en la película de tercera regional "El Padrastro". Porque de filosofía no sabré (casi) nada, pero de teleseries...
La cabalgata de los camellos querías decir ¿no? (qué miedito)

Teresa Muchas gracias guapa e igualmente, y qué bonito debía estar, hasta las navidades creo que me gustarían más ahí. No sé, como es diferente y tan de película.

La cojera mereció la pena.

Homo Libris Feliz Año a ti también. El Hudson casi no lo vi, Central Park te encantaría, te olvidas de que estás en una ciudad.
Yo vértigo no tengo afortunadamente, la verdad, pero tengo otra fobia, que esto es como las alergias, no se libra nadie. Jack London, mi querido Jack London, con ese estuve mucho más tiempo que con Locke.

LaEsti ¡Sí, es la del jambalaya, el gumbo y un montón de cosas que no pude probar! Yo es que con tal de probar cosas raras...
Gran verdad, lo peor es lo de las fotos, o sonreir todo el rato o quitarte las gafas, como hago yo en un vergonzoso gesto de (inútil) coquetería.

Lammermoor Gracias, gracias y sí ¿cuántas veces nos hemos felicitado ya?

Niuyor merece la pena, de verdad, aunque te lesione una cámara. No, el pan de maíz que he probado en España (sobre todo en Galicia) no se parece en absolutamente nada, aunque también está de muerte (en las alturas)

SRO dijo...

bueno! ahora me toca a mí ir a buscar lo de esa serie o película "El Padrastro" donde salía ese calvo que también llamamos Locke. Menos mal que tenemos a la Wikipedia. Por cierto: ¿tú ya has dado algo? ¿Crees que el dueño se puede enfadar y quitarnos la Wikipedia si no recoge una pasta?
Y ahora paso a la historia de Mai Joe
que como la descrives tan bien, como un capítulo de verdad de una serie, la he proyectado en mi cabeza y me lo he pasado bomba interpretando a la latina racial y al resto del elenco
y hasta mi voz interior se puso a hablar como una pija cuando salía la rubia. De verdad que es genial

También hubo un momento que me dije:
pero el oso este -el del plato y el pito o algo así- qué hace aquí?
y me he acordado de tu primo y lo del cordero, aunque este caso es diferente pero se ve que aquello me caló

Muchos comentarist@s de ese post te mencionan lo de escribir para la tele y llevan razón:
ya me gustaría que dieran esto por la tele porque yo ya no me divierto con House y desde luego nunca me he reído con ellos -sólo esbozado sutiles sonrisas sarcásticas-
Bueno!: genial!

A veces me acuerdo también de Mujer de Incontestable Belleza y su fobia a los bancos...y no sé, porque ya hace mucho tiempo y igual ya te has reconciliado con ellos o vete a sabere si trabajas en uno...
pero si no era para añadir una maldad: qué te parece ahora que
van pidiéndonos limosna para sobrevivir, que ha habido que echarles un cable, vamos, para poder tirar pa-lante pobrecitos...

loquemeahorro dijo...

Gracias, gracias, gracias.

Las aventuras de Mary Joe (a veces) continuan en las etiquetas "La Tele" que humildemente, creo que me quedó apañada, sobre todo las primeras series.

Sí, sí, amo los bancos profundamente, sobre todo ahora que me has recordado que hay que darles dinerito porque no ganan lo suficiente roband... digo embargando casas, y que aún después de que te la quitan, les sigues debiendo dinero (¿dónde está la bolita? ¿dónde está la bolita?), pues menos.

No sé a quién mandarles el turrón de yema (de verdad ¿a quién le mola eso?) que me ha sobrado estas navidades, si al resentido jefe de la Wikipedia o a algún banco de esos que son tan humanos y que ayudan a los autónomos a abrir la reja de su negocio cada mañana.

Qué buenas personas, yo no sé para qué hacen falta ONGs habiendo bancos y operadores de telefonía (que también son muy "humanos" y "cercanos" y saben que si te rascas un pie, es que te pica)

Supongo que has visto que la última entrada te viene al pelo ¿no? Yo creo que te va a gustar.