martes, 15 de octubre de 2013

Aventuras morosas a mí VI



Vale, vale, reconozco que en mi anterior entrada dije que los problemas de vivienda era el orgien de cualquier tipo de narración pero solo hablé de cuentos infantiles, pero no es así hay muchos más ejemplos, sobre todo entre las películas. 

¿Qué tipo de películas? Pues de las de intriga (parecen que se están mudando los nuevos vecinos), miedito (ese bulto que sacan del camión de mudanzas no será un instrumento ¿verdad?) y directamente terror (no, es mucho peor que un instrumento musical ¡es un acordeón!)

  •  Psicosis: A lo que llega un hijo con tal de conservar la casa de renta antigua de su madre.
  •  El silencio de los corderos: Los que han pensado hacerse pastores buscando vecindarios menos ruidosos.
  • Poltergeist: Los que se fueron a una urbanización buscando “calidad de vida” signifique lo que signifique eso.
  • Pesadilla en Elm Street: Lo que ocurre cuando te mudas a una calle que es imposible pegar ojo.
  • La Ventana Indiscreta: Por qué es tan importante comprarte las cortinas nada más llegar a un piso  y no estar sin ellas tres meses (como una que yo me sé)
  • Los otros: cuando una casa es tan buena que no la dejarías ni muerto.
  • El exorcista: hasta el diablo se mete en cualquier parte cuando necesita casa.

Yo también mi ración de película de suspense:

Ikea, día 15 de agosto (festivo nacional) por la tarde, en el stand de donde se puede solicitar su tarjeta de crédito  (entre otras cosas). Tenemos que estar de pie mientras nos atienden, porque  solo había sillas para  dos privilegiados clientes, y éramos unos seis, y es que si de algo andan escasos en Ikea es de muebles (además de traductores)

- Hola mira, es que yo rellené el formulario que hay internet para pedir la tarjeta y me ponía que no se había podido completar la operación y que me pasara por aquí
- A veer, tienes el DNI y la última nómina y no sé qué más y un recordatorio de tu Primera Comunión.
- Sí, aquí está todo, mire qué mona estoy mirando al infinito con un misal en la mano
- A ver... (mirando una pantalla de ordenador)
- Pepiiiiiiii ¿cuál es mi número de no sé qué?
Pepi - Prueba con 883509
- El qué??
Pepi - El 883509
- 88 qué más?
Otra compañera - 883509
- 35??
Yo - 09!!

- A veeer, no estás aquí. Pepiiii, no me aparece ¿por qué será?
- ¿Has probado a darle a "Ver todos los movimientos"?
- Pues no, a veeer. No, tampoco... (a mí) ¿tú lo ves?

Y me gira la pantalla para que pueda yo ver, cómodamente, los datos confidenciales de varias personas que que han pedido la tarjeta del Ikea

- Pepiii, tampoco me sale.
- Mira aquí, haz esto, haz lo otro
- Aaaaah, es que la petición está dos veces.
- Porque lo pedí por internet como te dije antes (hace diez minutos y unos cinco “Pepiiiis”)
- Aaaaah puueees... Pepiiiii

Después de un buen rato de  consultas con Pepiiiii, vuelve y me dice:

- Es que te la han denegado
- ¿Ah, sí? ¿Y por qué?
- Pone "no cumple criterios" y eso casi siempre es que estás en un listado de morosos
- ¿¿QUEEEEEEEÉ???
- Sí, sí ¿has dejado de pagar algún recibo del teléfono?
- NO, NUNCA, JAMÁS
- Es que a mí me pasó una vez que me mandaron un recibo del teléfono que ...
- Pero yo nunca he hecho eso
- Y bueno, que terminé en un listado de esos (además de por moroso, se puede entrar por inútil, por lo que se ve) porque me mandaron un recibo que …
- Ya pero yo es que lo pago todo, si el recibo está mal, da igual: lo pago. Si es de mi vecino el del quinto, lo pago igual. Si yo pago el 20 minutos que es gratuíto
- … y me llega el recibo y voy y les digo…
- ¡Si pagaba el Qué, con lo malo que era!

Yo ya estaba aterrorizada porque hay gente que la han metido por error y no la han sacado y son 7 años de mala suerte (en el listado, vaya) y que no me iba a poder comprar los muebles y que era una paria de la sociedad que no podía ni tener una estantería Billy.

Y en ese mismo momento, sin intervención alguna por mi parte me convertí en  Crystal Johnson una ex camarera de Wyscosing que vive en un párking de caravanas con su tercer ex marido, Joe, un ex camionero que de su antiguo trabajo solo conserva la gorra y no el camión que hubiéramos podido vender (Joe macho, menudo ojo que tienes escogiendo souvernis) junto a unos cuántos niños gordos que no sé si son nuestros porque aquí, en el párking de caravanas, todos los niños se parecen mucho y se mueven más, pero a los que doy nuggets cuando pasan por aquí.

Joe y yo debemos tres plazos de la televisión por cable, dos del agua y 58 de la caravana. El wifi y la electricidad se los robamos a los vecinos, pero a cambio se han quedado con la abuelita, Ma Johnson.

Mientras, esta loca seguía contándome su historia con el recibo del teléfono, menos mal que al final me dio un papelito "con el número de la financiera".

Llamé al número “de la finnaciera) día siguiente, le conté mi vida a una pobre mujer que me atendió y cuando acabé me respondío:

- Ya bueno, es que esto NO es la financiera
- Pues es raro, porque me lo ha dado una persona de mucha confianza

Al final me dieron otro teléfono y hablé con no sé quién que me dijo que no me podían dar las razones pero que no tenía por qué ser lo del listado de morosos, ni mucho menos.

Pd. Confirmado no estoy ni he estado en ninguno de esos listados y ahora que sé que no me he convertido en una morosa profesional,  en una persona sin credibilidad alguna  ni, en definitiva,  en una carga inutil para la sociedad, puedo olvidarme de gente de mi misma ralea con la que me había empezado a juntar y ya puedo avisar de que no me esperen en el próximo consejo de ministros.



35 comentarios:

Isi dijo...

¡Qué alivio, Loque!
Menos mal que no estás en ese listado de morosos porque nuestra amistad hubiera tenido que llegar a su fin... jajaja
Oye, qué inútil la tía de Ikea; y yo que pensaba que el personal también era "estilo nórdico", que no es que yo conozca a muchos nórdicos, pero me los imaginaba asín como más... no sé, competentes!

Mariuca dijo...

Me ha gustado mucho el listado de Películas con sus respectivos dueños o viviendas. Sobre todo Los otros.
En cuanto a la inutilidad de algunas personas, supongo que las empresas simplemente contratan y no se preocupan ya de formar a sus trabajadores. Una verdadera pena.
Aún sabiendo que no estoy en la lista de morosos como tú, lo habría pasado muy mal. Un mal rato por que algunas personas no saben hacer su trabajo.
Un saludo.

Mónica-serendipia dijo...

Qué miedo, Loque!!! Suerte que todo tuvo un final feliz, pese a la escasez de muebles de IKEA :-))) Estoy con Mariuca, me encanta la interpretación en clave de mudanza terrorífica y problemas de vivienda de las pelis, sobre todo la de Polstergeit en busca de calidad de vida (que eso está muy de moda últimamente). Es que tengo amigos que se mudan a pueblecitos ignotos que no tienen ni panadería para ganar en calidad de vida y luego andan todo el día contaminando los alrededores con sus malditos coches porque se dan cuenta de que necesitan comer, ir a trabajar o al colegio y ¡oh, sorpresa! en sus pueblecitos de calidad de vida no hay nada de eso ¿Eso es calidad de vida? ¿Pasarte media vida en el coche? Ay, que se me va la pinza, Pepppppiiiiiiiiiii!!! que se me va!!

Natalia D. dijo...

He disfrutado mucho esta entrada: desde el inicio con los imaginativos y divertidos origines “mudanciles” de tu lista de películas hasta el corrosivo (y, desgraciadamente, muy apropiado) final de tu postdata. Una reseña muy divertida e inteligente.
Tu experiencia con Ikea me ha puesto los pelos de punta al recordar una similar con Movistar al intentar cambiar un contrato… Kafka, si hubiera vivido el hombre estos tiempos informáticos, hubiera disfrutado un rato largo.

loquemeahorro dijo...

Isi: Hasta yo me estaba planteando dejar de hablarme a mí misma!! Y no, se ve que el personal no es muy nórdico.

Aunque una vez más diré que al igual que esta petarda, seguro que también hay Señoritas Romys.


Mariuca: Gracias, gracias. Tienes razón, gran parte del problema es que las empresas contratan por tres duros a cualquiera y ni le dan formación, ni tienen encargados que vigilen su trabajo, ni nada.

Y desgraciadamente no ser moroso, al parecer no significa no estar en esa lista, porque hay errores y el que lo sufre, lo pasa fatal. ¿y quién te dice que no eres tú el "elegido"?

bss


Mónica-Serendipia: Gracias, gracias. A mí lo de la calidad de vida me tiene de lo más intrigada, la verdad. ¿qué será? (será)

Por lo que dices, usar el coche para todo (opción muy ecológica, por cierto)


Natalia D: Muchas gracias, qué buen gusto tienes, endevé.
Sí, es verdad Kafka se lo hubiera pasado pipa llamando a su operador telefónico.

susana dijo...

Yo llevo diez años comprando en el mismo super y se niegan a darme la tarjeta de cliente oro. He reclamado varias veces y nada. Un beso.

loquemeahorro dijo...

susan Uuuy, eso es que estás en una lista de morosos. Ah, que no, que no tenía nada qué ver, ya pero es que yo una vez dejé un recibo a deber del teléfono...

Hija, cómo me alegro que no has preguntado a nadie que te haya metido el miedo en el cuerpo con este tema.

Uno dijo...

Querida Crystal, no se como te las apañas para ver tantas pelis de temas inmobiliarios, asunto un poco masoca viviendo como vives en un camping. El caso es que la lista no tiene desperdicio.
Estoy seguro de que la señorita Ikea lo que dijo es que eras "amorosa". Baja un poco la dosis que ataca al oido.

Un abrazo

loquemeahorro dijo...

Uno: Es que los vecinos a los que les robamos la tele por cable, tienen contratado un canal temático.

Amorosa!! Era eso!!!

Lillu dijo...

Loque, y digo yo... al final te la dieron?? (me tienes en ascuas!!). A mí una vez me cortaron el teléfono por dejar de pagar una factura, cosa harto difícil porque lo tenía domiciliado donde siempre tenía saldo. Los del banco me dijeron que yo había ordenado devolver el recibo del teléfono. Tras discutir con el director de la sucursal que yo no había dado tal orden y que si la consecuencia fue que me habían cortado el teléfono resultaba más ridículo aún que yo hubiera dado tal orden, me insistió en que ellos sólo devolvían los recibos por petición expresa del cliente. Les pedí que me enseñaran dónde había firmado yo eso, pero como tal papel no existía (porque yo jamás había firmado nada!) me dijeron que con clientes importantes bastaba una orden telefónica. Lo de "cliente importante" mola y tal, pero tampoco supieron decirme con quién había hablado (supuestamente) ni en qué día, ni cómo, ni por qué. El caso es que pasaron de todo y yo me quedé con mi línea cortada y tuve que hacer mil historias y gastarme un dinero que el banco no me pagó para volver a darla de alta. He llegado a la conclusión de que a veces las máquinas sitúan nuestros nombres en lugares inconcretos de listas X donde aparecemos como lo que no somos, más que nada para darle vidilla a nuestra apacible existencia en el parque de caravanas :P

Por cierto, te faltó en el listado de pelis terroríficas ese gran clásico, "Esta casa es una ruina"!! XDDD

saluditos!

loquemeahorro dijo...

Lillu: No, no, no me la dieron, los motivos los ignoro porque ya te digo que no dan explicaciones oficiales, y las oficiosas son para echarse a temblar.

A mí lo de la tarjeta me descabaló un poco las cuentas, pero lo que casi me mata es pensar que estaba en uno de esos listados mortales de necesidad.

Oye, cómo mola ser "cliente importante" del banco!! Te cortan el teléfono a la que te descuidas.

Yo quiero volver a ser un mindundí!!!

Doctora dijo...

Me alegro de que al final no estés en una lista de morosos de esas, es algo muy chungo, así empezó Charles Manson.

Es normal que no te dieran la tarjeta, los suecos son muy exigentes, no es como el Hipercor que te la ofrecen en la entrada.
Te estaban probando, todo el rollo con la dependienta que no se entera, que te dijesen que eras una morosa, que te dieran mal el número de la financiera... era todo una prueba para ver si eras digna de la tarjeta.
De momento has pasado la primera fase, que es la más fácil. Te queda comerte un corazón de caballo crudo y leerte la biografía de Abba.

loquemeahorro dijo...

Doctora: Si a eso unes soportar un concierto de un coro rociero, pasar la noche en un bingo y ser camarera en el Oktober Fest sin que te pellizquen ni te tiren la cerveza encima, te dan además el Iron Woman y puedes presentar "Al filo de lo imposible"

Blackmount dijo...

no solo los cuentos infantiles y las peliculas de horror, sino tambien la literatura clasica nos habla del drama inmobiliario, como por ejempli a quien no le ha tocado vivir la experiencia de ser condenados a ocho años de duelo y encierro en casa mientras se cosen las sabanas para el ajuar de la hermana mayor y se vive un ilicito romance con el novio de la idem, como en la Casa de Bernarda Alba? y a quien no le ha tocado falsificar la firma de su padre para poder financiar un viaje a Italia para recuperar la salud de un esposo narcisista y aquejado de colapso nervioso, solo para recibir chantajes de empleados bancarios y confrontarse con la ingratitud y prejuicios arcaicos de Torvald, asi como sale en Casa de Muñecas? hay que cuidarse porque por cosas asi tambien te pueden poner en la lista de morosos y te envian citacion para participar en las sesiones del parlamento

Chechu Rebota dijo...

Eso es lo que pasa cuando contratan a cualquiera, con la de gente preparada que hay ahora buscando trabajo, eso sí, al PEPIIII esa se ha ganado el cielo de tanto aguantarla.

loquemeahorro dijo...

Blackmount: Sí... a quién no le ha pasado. Sobre todo lo primero porque ensayamos La Casa de Bernarda Alba (sin llegar a hacerla) durante meses en mi clase de teatro de juventús.

La casa de muñecas, espero que nadie se entere pero no la he visto y estaba intuyendo que era esa pero sin poder confirmarlo.

¿por qué no me callo y quedo divinamente?

Chechu Rebota: Pues eso mismo digo yo, la de gente que quiere trabajar y no tiene trabajo y esta mujer... claro que también es verdad que sin formación, ni encargados, ni control de nadie, no me extraña que las Pepis de la vida trabajen tanto y las ínclitas solo molesten.

El niño desgraciaíto dijo...

Está muy bien no ser morosa. Ahora que eso de que vayan denegando tarjetas... ¿qué va a ser lo próximo? ¿que te tengas que llevar los muebles tú a casa? ¿que los tengas que montar? Vamos, vamos.

laesti dijo...

Yo tampoco dejaría la casa de Los Otros ni muerta. Menudo casoplón de indiano, oiga. Que luego es verdad que tienes que contratar a un grupo de criados que acojonan para mantener la casa limpia, pero oyes, esos techos altos, ese jardín, ese piano...

mientrasleo dijo...

Dios, me da más miedo Ikea que las aventuras de película. Te lo juro!!!
besos

loquemeahorro dijo...

El niño desgraciaíto
Hombre, montar los muebles y llevártelos ya se sabe que hay que hacerlo (o contratarlo) pero la tarjeta la anuncian a cascoporro en el Ikea, por supuesto que pueden denegártela si quieren e incluso pueden no darte explicaciones.

Aunque tampoco estaría mal explicar cuáles son sus criterios o que en su web te digan "tarjeta denegada" y no "vaya a su centro y pierda ahí la tarde", pero meterme ese susto en el cuerpo...

LaEsti: Es verdad, la casa era increíble aunque ciertamente muy aislada, no parecía fácil encontrar una panadería abierta por ahí cerca.

Y sí, en esas casas se necesita tener "servicio" y yo creo que más gente que un jardinero, una muda y una señora inquietante.


MientrasLeo: No me extraña nada!!

Sonja dijo...

Pues vaya, espero que después de hacerte perder la tarde te invitaran a unas albóndigas gratis o algo, vamos yo después del susto me sentaba en una de sus butacas a echarme la tarde y tomarme unas pastitas.

loquemeahorro dijo...

Sonja: No me dieron ni las gracias, aunque casi prefiero que no me inviten a nada, porque poco antes mi hermana se había tomado una Ikea-Cola y me da miedo que me obligaran a mí a tomar otra.

Maribel dijo...

Loque tremendo, ya no voy a poder ver esas películas de la misma forma...
Me estoy asustando, hace tiempo que no te visito y de pronto este tema obsesivo... ¿seguro que no estás en el listado de morosos? mira que cualquiera se olvida de pagar.. aquella reparación del ordenador, la factura del KH7... no sé yo..
besos, abrazos, lo que haga falta, ¿no hay forma de hacer una reunión de BIB´S aunque sea tirando del listado de morosos que tardan una eternidad en venir a comentar?
Claro, es que en la comunión aprendimos que todo se arregla si te arrepientes, me arrepiento, me arrepiento.. tardo, pero vuelvo, seguro, no me ponga en su lista, porfa....

El Guisante Verde Project

Madre Exilio dijo...

Ahora no me he reído, me he cabreado... sí, me he cabreado y ya te voy a decir porqué.

1. La automatización de todos los procesos (sacar la tarjeta on-line) de manera ineficiente.

2. La manera de hacer negocios en los primeros años de 2000 (esto incluye el presente). Ahorros, recortes pero que lamentablemente no parecen beneficiar a nadie, ahora hay sistemas de resgistro automatizados con errores de programación y Srtas. Pepis que no entienden un comino de cómo se da una línea de crédito. (este es mi trabajo -no lo que estudié en la uni-pero con empresas no con mortales como nosotros)

3. El criterio que usa RH para reclutar al personal.

En fin, que me han dado ganas de gritarle a todos en Ikea, aunque no me haya pasado a mí.

Un abrazo desde Budapest

loquemeahorro dijo...

Maribel: Ay, Dios mío, mi KH-7 sin pagar, eso sí que no puede ser.

Ego te absolvo, en nomine blogger.

Madre Exilio: Pues estoy de acuerdo contigo, es una pena que todo funcione tan mal y que a nadie (de la empresa, claro) le importe realmente y que gasten millones en publicidad y tan poquito en personal. Ay!

Ángeles dijo...

En la lista de morosos no estás, menos mal, pero en otra lista que yo me sé, sí: te he nominado, junto con otros blogs, para un premio virtual. En la nueva entrada de mi blog tienes las explicaciones referentes a esto. Espero que te guste.
Un saludo (y borra este comentario si quieres).

loquemeahorro dijo...

Ángeles: Muchas gracias guapa, soy un poco pavisosa para seguir esas cosas de los premios, pero te lo agradezco un montón (esta lista es mucho mejor) y por supuesto que no borro el comentario ¡que se entere er'mundo entero!

Jane Jubilada dijo...

Ay, Loque, menos mal, porque yo que soy DECENTÍSIMA ya estaba pensando no ajuntarme más contigo.
¡¡¡Noooo!!! Que era una broma, que yo contigo aunque seas la madre del de Psicosis (y por cierto con lo mono que era el Tony Perkins de jovencito ¿por qué le daban esos papeles de loco playa?)
Lo tuyo de la mudanza ha sido peor que lo de "Aterriza como puedas".

loquemeahorro dijo...

Jane Jubilada: Pues tranquila que yo soy una auténtica girl scout, el otro día sin ir más lejos, advertí a un ciego que había una tapa de alcantarilla. Lo que no sé es por qué siguió avanzando y le tuvieron que recoger los empleados ¡¡lo juro!! ¿¿por qué?? Si hasta me dio las gracias y todo¿¿¿???

Oye, lo de Loco Playa es genial!!

Mae Wom dijo...

Buf, pues menos mal que ya no te relacionas con los chungos porque imagínate que nos hagan más recortes y nos suban más(/nos pongan más) los impuestos y tú clamándolo a los cuatro vientos en tu blog. Por un momento he temido por tu vida.

loquemeahorro dijo...

Mae Wom: Como no nos recorten el pelo, hija, ya no sé qué queda...

Nada, yo soy más buenecita que Heidi.

Isabel Hernandez dijo...

He comenzado leyendo tu entrada con una sonrisa, pensando: "esta chica que inventiva tiene, mira como le saca punta ahora a las películas de miedo con el tema de la mudanza" Pero a medida que seguía leyendo se me ha quedado la sonrisa helada en la cara y no es por lo que cuentas que sí, que da mucho miedito irte al Ikea y encima encontrarte con la antítesis de tu querida señorita Romy, pero hay algo peor, acabo de caer en la cuenta que yo sí le debo cuatro eurazos a Movistar. Lo más seguro es que esté ocupando puesto de honores en la lista maldita de los morosos...¿Como demonios se sabe eso? Yo si que me veo viviendo en el parking de caravanas...

PD: ¿Que hace una lambda solitaria en tu entrada? ¿Es una señal secreta? ¿Perteneces a una organización ultrasecreta de espionaje y aprovechas la entradas para enviar mensajes cifrados? ¿Es una disidente que has acogido de forma humanitaria en tu texto? ¿Pasaba por ahí y se ha colado? ¿Tengo que hacerle caso de una vez por todas a mi oculista y comenzar a usar gafas?...Desvela el misterio, porfa...

loquemeahorro dijo...

Isabel: Te cuento lo de los registros de morosos en serio:
- Se supone que te tienen que reclamar la deuda
- Y después notificarte que te han incluido en el registro

PERO hay casos (sobre todo cuando son errores) en los que no se ha recibido ninguna notificación.

En tu banco, si quieren, te pueden informar de si estás en alguno de esos registros malandrines.

pd. Ni idea de lo de la lambda, sobre todo porque no sé de dónde sacar ese juego de caracteres.

pd2. Psssst, por favor, sé más discreta que así no voy a poder dominar el mundo por medio de publicidad griega subliminal.

bibliobulimica dijo...

Se ve que la Pepiiiii de Ikea era como la inolvidable Romi ¿por qué no podía haberte atendido desde un principio Pepiiiii?

te cuento que en Abril nosotros íbamos a comprar un carro y ¡ándale que estábamos en el buró de deudores! tampoco hemos dejado de pagar nada, y no tenemos crédito. Cuando llamamos para ver a causa de qué era, resulta que era la deuda de una persona con el mismo nombre de mi marido, pero diferentes apellidos, con otra dirección, teléfono y generales. Y arreglar este desaguisado nos tomó 3 meses.

Ver para creer.

Un beso,
Ale

pd
que bueno que ya no te juntas con esas malas compañías ;)

loquemeahorro dijo...

Bibliobulímica: ¡¡Es que hay muchos errores!! De ahí mi miedo, porque yo morosa no soy, pero eso le puede pasar a cualquiera.

Y ya me lo has confirmado que arreglarlo es un lío enorme.