jueves, 24 de julio de 2008

Esta es una fotocopia compulsada que entra en un bar y...

Todos los días cuando espero el bus por las mañanas, veo más o menos a las mismas personas.
La chica perfectamente "complementada", la señora flamenca, el chico que se da rayos UVA solo en la cara porque le han dicho que es bueno para el acné, el que se parece al emperador Ming y que pone carteles de que se alquila habitación... En fin... un submundo.

Desde hace unos días, una mujer de unos 40 años se ha unido al grupo de los habituales.
El primer día preguntó si no valía el metrobús (es increíble el número de gente que lo pregunta aunque no estemos en Madrid).

Lleva toda la semana pagando el billete a toca-teja (una locura, ya hubiera amortizado un bono de 10 viajes).

Pues hoy, mientras esperábamos, se ha sentado a mi lado y la he visto con un taco de tickets, no sé cómo explicarlo, a mí me recordaban a las entradas de las fiestas de fin de curso (bueno, las de mis tiempos pre-impresora).

Y venga a revolver papeles y a escribir mucho.. en uno de los tickets he visto que ponía algo de "familia numerosa" (sí, soy una cotilla) y también que tenía la fotocopia del libro de familia numerosa.

En seguida me he acordado del mío! Con mi madre con un peinado de esos anti-gravedad... Y yo, que como debía tener como 3 meses. Como para que alguién me identificara con esa foto! Y creo que si la hubiera presentado me hubieran dicho
- A tí no sé, pero un poco sí que se parece al baby mocosete.

Sigo: cuando ha entrado en el bus, le ha dejado la fotocopia y no sé cuántas cosas más al conductor, en el sitio típico donde se dejan las monedas. Se lo ha colocado ahí y se ha sentado en la primera fila.

El pobre chico se ha quedado loco, mirando aquello. Yo creo que estaba pensando "No tiene algo más pequeño? no tengo cambio de más de 5"

Yo no les oía hablar, porque llevaba los cascos, pero me he enterado de que le decía que le tenía que hacer el 50% de descuento y que cuál era la mitad de 1,50 € (espero que no ayude a sus hijos con las matemáticas).

También le ha dicho que no sería la primera vez que se lo pedían. Pues no sé el conductor, pero yo no lo he visto en la vida y soy la cronista oficial de los autobuses de la periferia madrileña.

Cuando hemos llegado al intercambiador, el chico le ha dicho que se esperara a que llegara el inspector y ahí les he dejado: Al conductor, la madre, el padre calvo y a los 5 chavales (por lo menos en foto).

Después he cotilleado un poco en Google y sí que habla de descuentos de un 50 % para familias numerosas de la categoría más alta (que digo yo que serán más de 5) en autobuses inter urbanos (no especificaban mucho en cuáles, ni con qué condiciones), pero también hablaban de una tarjeta, para no tener que ir por la vida con la fotocopia compulsada de marras.

Hombre, pues es una idea! Es curioso en todo caso, que el ser humano haya desarrollado la microcirugía y los viajes espaciales, décadas antes de empezar a idear algo que sustituya llevar arriba y abajo, una fotocopia manoseada y con los bordes ya doblados.

Pero ahora que lo pienso, ella no la tiene, así que ¿todos los días le va a montar el numerito a todos los autobuseros?. Y todos los días a las 8, poniéndoles la fotocopia delante y ellos diciendo:

- Muy monos los niños, señora. Yo tengo una foto en la cartera de la mía pequeña disfrazada de Pocahontas, que es para verla...

7 comentarios:

César dijo...

Tienes toda la razón, es impresionante lo lejos que ha llegado el ser humano con la tecnología y el otro día, fui a mi centro de salud, aprovechando que estaba allí y que, sinceramente, no tenia nada que hacer mientras esperaba, fui a decirle a la amable señorita de la entrada que se me había roto la tarjeta. Yo, que creía que me harían una nueva en el acto, igual que en la fnac cuando te haces socio, no salia de mi asombro cuando me dio una hoja impresa tamaño A4 para sustituir mi tarjeta, "hasta que te llegue la tarjeta a casa". Así que nada ahí que voy yo con mi A4 redoblado en la cartera. Lo mejor es que si te haces la tarjeta sanitaria europea si que te la imprimen y te la dan en el acto. Si es que un poquito más de coordinación y coherencia en la administración igual no nos venia mal.

loquemeahorro dijo...

Si en mi centro de salud me dieran un duplicado de la tarjeta en el momento, me caería al suelo redonda (mira, sería el sitio idóneo).

Y es que incluso tienes que pedir cita, no para que te la den la tarjeta, sino para pedirla!

loquemegasto dijo...

En el País de las Subcontratas, ¿qué iba a impedir que la tarjeta sanitaria tardase un mes en llegar al usuario porque la tiene que hacer no se qué empresa ubicada en no sé qué localidad?
Por cierto, tarjeta sanitaria europea que sólo pueden tener los empleados fijos, a los temporales, por obra y demás inventos del País de las Subcontratas, nos dan el mismo folio de toda la vida y ya lo puedes ir a renovar cada 3 meses.

loquemegasto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
loquemeahorro dijo...

Primero: El comentario anterior aparece borrado, porque estaba duplicado.

Segundo:
Creo que César se refiere más bien a la tarjeta sanitaria que se utiliza para viajar por Europa, y Loquemegasto a la sanitaria "normal" para ir al médico en España, no?

Oye ¿y de verdad tienes que ir con el cartoncito si no estás fijo?????
Josusmariayjose!!

loquemegasto dijo...

No, no, la tarjeta sanitaria europea que se utiliza para viajar por la Europa de los 27 y para la que votaremos el año que viene, esa tarjeta europea es la que te dan con forma y textura de folio (nada de cartoncitos) si no estás fijo, y la tienes que renovar cada 3 meses.
La mal llamada tarjeta sanitaria de España no existe por obra y gracia del Estado de las Autonomías. Y por obra y gracia de Su Ilustrísima Doña Reina de Madrid, los no empadronados en su reino, se quedan sin tarjeta sanitaria madrilenya y sin posible renovación si persisten en su intento de sacarle dinero a sus ciudadanos... que bastante tienen ya con soportarla a ella, todo sea dicho.

loquemeahorro dijo...

Ahora sí que estoy alucinada, porque a mí me la dieron cuando estaba en el paro, y era de plastiquillo.

Eso sí, me dijeron que en cuanto dejara de cobrar el subsidio, que me abstuviera de viajar por Europa, porque si estás en el paro ¡¡qué haces por ahí de pingo!?

Vale, la conversación quizá no fue así del todo, pero sí que me dijeron que duraba mientras "percibiera alguna prestación" (o algo similar)

Lo de que sea más fácil ir al médico en otro país de Europa que en otra provincia... francamente/sinceramente....